Cuidados para la seguridad de los niños en las piscinas

piscina

La piscina es el lugar favorito de los niños de una casa, de los hoteles o de los balnearios cuando salen de vacaciones. Sin importar la ocasión, solo quisieran poder pasar todo el día dentro del agua. Pero por motivos de seguridad, salud y porque sus padres no pueden estar al tanto de ellos en todo momento, no pueden pasar mucho tiempo en ella.

Todos los padres deben priorizar la seguridad de sus hijos mientras se encuentran en una alberca. Para ello es necesario que tomen varias precauciones para mantenerlos fuera de peligro. Desde considerar la profundidad que tiene para saber si puede mantenerse de pie, hasta las personas que hay alrededor que puedan ayudar en cualquier momento.

Lo importante es no perder de vista a los niños mientras se encuentran dentro del agua aun y si saben nadar, sino, con mayor razón es necesario que cuenten con supervisión. En este blog, se abarcan algunas recomendaciones importantes para tomar con los niños si se tiene una alberca en casa o si en el futuro desea adquirir una.

Cambios de temperatura

Cuando los niños juegan en las piscinas, acostumbran a entrar y en salir varias ocasiones porque están jugando con otros niños, van por bocadillos, se dirigen al baño varias veces, etc. Es una de las razones por las que pueden presentar mareos y cansancio repentino. El cambio de temperatura en el cuerpo puede ocasionar diferentes enfermedades, desde gripa hasta neumonía.

Otras causas se deben a que los niños suelen pasar mucho rato descalzos moviéndose de un lado a otro, lo que puede ocasionar dolores musculares más tarde. Hay que tener mucho cuidado con los niños para que no se enfermen y disfruten del tiempo jugando. Cuando se tienen piscinas convencionales y compactas en casa, pueden conectarse calentadores de paso para que regulen el calor del agua para evitar que se encuentre muy fría.

Mangos y flotadores

Los niños menores de 7 años que no saben nadar o aún siguen aprendiendo, deben usar los flotadores de dona alrededor de la cintura o mangos sujetadores en los brazos que les ayudan a mantener la estabilidad dentro del agua. Muchos pequeños en cuanto comienzan a crecer quieren dejar de ponérselos, porque prefieren tener mayor libertad mientras juegan. Pero es necesario que los traigan para evitar que se ahoguen porque no alcanzan a apoyar los pies en el fondo correctamente.

Protección de la piel

Un día soleado en la piscina siempre es causa de irritación en la piel por el frecuente contacto de los rayos UV. Para ello, es importante usar bloqueador solar, que cuide la piel de los niños mientras juegan para evitar que se les queme la piel y se inflame. Una sola aplicación no es suficiente por la sudoración y porque se cae después de un rato en el agua. Hay que aplicarlo de tres a cuatro veces en el día.

También hay que recordarles a los niños con frecuencia que deben mantenerse hidratados, por lo que deben salir a tomar agua purificada cada tanto. Cuando se expone la piel mucho tiempo bajo el sol sin protección y sin mojarla se puede producir insolación. Hay que tomar las medidas que sean necesarias para procurar la piel para evitar dolor e irritación después.

Áreas mojadas e inseguras

Una piscina que se encuentra instalada en la propiedad, suele estar rodeada de azulejo, cemento o incluso piedra. Tanto los niños como los padres deben tener cuidado con esta área en la que se pueden resbalar los pequeños y sufrir algún tipo de incidente. Esta zona está constantemente mojada por cada vez que los niños salen o cuando se salpica el agua hacia afuera, por lo mismo se debe tener cuidado y apoyar los pies con firmeza.

También puede haber otras cosas cerca como mesas, sombrillas, bases de carpas, etc., con los que los niños pueden estamparse, pegarse o tirar y ocasionar otros accidentes. Se debe garantizar que todo el perímetro alrededor esté libre de obstáculos que puedan presentar un riesgo para los niños que juegan en la piscina.

Bañarse al salir

Otra medida de seguridad que se debe considerar cuando los niños terminen de jugar, es tomar una ducha refrescante para nivelar la temperatura del cuerpo, limpiarse y aminorar los riesgos de agriparse. Si los niños se visten sin tomar el baño, pueden quedar con humedad en la ropa o en los pies que puede provocar que se enfermen. Aunque no es una recomendación muy relacionada con el periodo de juego de los niños, es bueno tomarla para su protección.

Si se instala un calentador de agua en el hogar, preparar el baño será más rápido, ya que el agua se caliente en menor tiempo que con un boiler convencional. Los calentadores automáticos son aparatos muy útiles, más sencillos de usar y económicos que los tradicionales, debido a que usan menor cantidad de gas LP.

Las piscinas son espacios construidos para diversas actividades recreativas y deportivas. Contar con una en casa brinda comodidad, diversión y la oportunidad para aprovechar el tiempo en familia realizando una actividad en conjunto. Que los niños practiquen natación ayuda al fortalecimiento de sus piernas y músculos. Además, generan la confianza en ellos para enfrentarse a otros deportes dentro del mar, como el surf y el buceo.

En H2O TEK, somos una empresa que fabrica y distribuye diferentes equipos y aparatos que buscan facilitar las actividades comunes de las personas referentes. Son productos para calentar el agua, piscinas, calentadores, entre otros con la finalidad de crear un hogar, comercio o industria más placentera para su comodidad. Nosotros estamos comprometidos con usted para conseguirles los productos que más se apeguen a lo que necesitan.

Llámenos sin costo de cualquier parte de la República al (800) 94 26 835 o escríbanos al correo info@h2otek.com, donde les brindaremos la solución que necesitan para climatización y calentar agua. Contamos con presencia a nivel nacional e internacional, además de especialistas altamente calificados que los asesorarán en la selección e instalación de todos sus equipos y tenemos precios especiales para proyectos de construcción.