¿Se puede nadar en la piscina durante el invierno?

piscina

Consejos prácticos para el aprovechamiento de la alberca en temporadas frías

Debemos dejar de lado el pensamiento de que no podemos usar la alberca en temporadas frías, ya que actualmente hay muchos métodos para mantener el agua caliente de la misma sin problemas, por lo que llegaremos a disfrutar de una buena natación, después de todo, tener un espacio acuático tan amplio y no darnos el lujo de utilizarlo cuando queramos, parece una idea algo tonta.

Solo hay que tener en cuenta las maneras en que nosotros podemos hacer uso de la piscina, con el adecuado conocimiento de calefacción, de resguardo, uso de cubiertas y hasta la misma arquitectura de la pileta.

Cubiertas

Una de las opciones es el uso de cubiertas especiales para alberca, que sin duda son muy útiles, aunque otros lo verán como una opción no muy viable, y es que prefieren que la pileta esté al aire libre, no importando la estación del año. Lo que sí podemos decir es que es una gran alternativa, ya que es funcional y además, proporciona seguridad a los niños. Las cubiertas se pueden encontrar de varios tipos, desde las que solo tapan el medio acuático, hasta las más ostentosas, que abarcan una gran área, no solo de la alberca, sino también del suelo, con grandes puertas.

Boiler solar

Otra forma de mantener templada la alberca todo el tiempo, es conectando algún calentador solar a la misma. La capacidad de los paneles y la manera en que están instalados, puede hacer la diferencia en cuanto a la mayor cantidad de grados que se necesitan; como mínimo el agua se podrá calentar con 10 grados Celsius por encima de la temperatura ambiente del agua.

Cobertores térmicos

Parecidos a las cubiertas, pero con el solo propósito de mantener el agua caliente, de esa manera podrás nadar aprovechando lo caliente del agua, no importando que el clima exterior esté frío.

Mecanismos especiales

Estos requieren de una tecnología más avanzada, ya que mediante un mecanismo, el medio acuático se puede transformar en una especie de techo, para resguardarlo durante el invierno, pudiéndolo usar como un elemento decorativo solamente.

La piscina como uso decorativo

Ahora también existe la opción de emplear la alberca como elemento de decoración. Solo tenemos que preparar muy bien el medio acuático, removiendo cualquier indicio de cloro u otros químicos. Ya una vez seguros de que no hay agente químico alguno, ahora sí nos disponemos a decorar la pileta como más nos guste, añadiendo peces, plantas acuáticas, etc.

Tú mismo puedes jugar con las dimensiones y formas de la alberca, es decir podrás decidir si lo conviertes en un estanque más pequeño, para ello lo que se aconseja es implementar grava y arena para llenar los huecos, o incluso utilizando plantas acuáticas para complementar el decorado.

Asimismo se recomienda cuidar la calidad de las tuberías para cuando se necesite hacer el vaciado del estanque. Ahora hay que poner agua en la piscina, dejando reposar la misma en un lapso de 2 semanas como máximo y una semana como mínimo, para que las bacterias hagan su trabajo, posteriormente se podrá hacer la adición de los peces y plantas acuáticas que se desean.

Si consideras que la piscina se puede utilizar como medio acuático de natación, pero a la vez con su toque decorativo, el proceso es similar al anterior, solo que será necesario dividir por medio de alguna pared el área del baño y el área de decoración. Ahora sí, la alberca será natural, decorativa en invierno y funcional en verano. Una gran ventaja de esto, es que ya no se requerirán de emplear productos químicos para el mantenimiento, ya que la filtración del agua será hecha por la arena, grava, peces y plantas; será como nadar en un río o laguna completamente naturales.