La importancia de controlar la humedad y temperatura en el almacenamiento de granos y semillas

humidificador

Uso de deshumidificador, humidificador y ventilación para la óptima conservación de alimentos

Es normal que en la mayoría de los ambientes existan trastornos en las condiciones climatológicas, preponderantemente en saturación atmosférica y cuestiones térmicas, es por ello que el control de temperatura y humedad es esencial para el confort humano.

El almacenamiento de ciertos alimentos es muy importante para su óptima conservación, ya que de eso depende que conserven su calidad, valor económico, alimenticio y agrícola, como el guardado de semillas y granos para posterior consumo humano.

Al referirnos con almacenamiento, significa encontrar el lugar ideal para poder resguardar aquellos granos y semillas, de manera inteligente y estratégica para su manejo y transportación, lo que se llama logística. Por otro lado, al hablar de la conservación, es proporcionar y mantener las condiciones idóneas para que los granos y semillas no sufran daños por humedad alta o baja, cambios bruscos de temperatura, plagas o enfermedades, que de existir, resultaría muy malo para el producto, y lo que se busca precisamente es que no se presenten pérdidas. Se estima que en nuestro país se pierde de un cinco a veinticinco por ciento de la producción de frijol, trigo y maíz, al año.

Cuáles son los factores que determinan el daño en granos y semillas

Debemos pensar que el grano o la semilla son como un ente vivo, y como todo ser vivo, también posee un proceso de respirar oxígeno, y dependiendo de la aceleración de tal proceso, es como se determinará el deterioro del alimento. Los factores son:

  • Altos índices de saturación en el ambiente, lo que lleva a una excesiva presencia de humedad en granos y semillas, y es que su alta higroscopicidad permiten la rápida pérdida o ganancia de agua, de no controlarse adecuadamente durante el almacenamiento, estos alimentos se dañarán, resultando en pérdidas económicas y alimentarias. En ese sentido, es preponderante controlar el porcentaje de humedad en el almacenado, primero con la colocación de medidores higroscópicos, y también con la instalación de deshumidificadores o humidificadores.
  • Asimismo, las altas o bajas temperaturas pueden ser perjudiciales para los granos y semillas. El almacén debe ser controlado en este aspecto y ser monitoreado con termómetros y la inclusión de ventiladores, calefactores o equipo robusto de calefacción y enfriamiento como los Mini Split, entre otros.
  • También hay que poner especial atención a la limpieza de las semillas. Es común que durante el resguardo de los granos, removamos la mayor parte de las impurezas, eso mermará la calidad del alimento, incluso podrían ser un foco de atracción para insectos u otros animales que resulten ser una plaga nada beneficiosa.
  • Otro factor importante es la mala elección del lugar para almacenar las semillas, ya que la constitución del emplazamiento de resguardo puede no ser el adecuado para esta clase de alimento.
  • Como ya mencionamos, los insectos y otros animales como roedores son un factor determinante para la pérdida de una gran cantidad de granos, es preponderante mantener muy limpio el almacén para evitar esa clase de plagas. Igualmente es normal que se presenten indicios de hongos y bacterias que pongan en riesgo las cosechas, y esto se debe propiamente a la sobresaturación atmosférica; es esencial controlar los niveles de humedad, con deshumidificadores o similares.
  • Aunque no lo parezca, una manipulación ineficiente del producto, se puede convertir en un factor para el deterioro de semillas y granos; hay que tener cuidado en el manejo de los mismos.

Desconocer los principios de la conservación puede llevar a pérdidas de alimentos, y estos principios se verán determinados por ciertos elementos, como la condición ecológica de la región, el tipo de bodega, las clases de semillas, tiempo y formas de guardado. Por ejemplo: es diferente almacenar los granos en zonas tropicales, cuya respiración de los mismos es más rápida, por lo que crecen las posibilidades de contraer hongos y bacterias, en cambio, cuando las bodegas se hallan en lugares gélidos, esto no pasará; por ello la importancia del control de temperatura y humedad. En el siguiente artículo hablaremos acerca de los tipos de almacenamiento que existen para los granos y semillas.