01 800 9 H2O TEK (01 800 9426 835) - info@h2otek.com


Conozca más sobre nuestros productos

Humidificadores


Humificadores


¿Para qué sirven los humificadores? Son dispositivos que regulan la humedad de un lugar en específico que puede ser desde una pequeña habitación hasta un edificio entero y es un aparato que sirve para aumentar la humedad del ambiente en una habitación. La mayoría de las veces se usan en hogares, hospitales, hoteles y laboratorios ya que deben tener una humedad específica y controlada. Cuando tenemos la humedad controlada al mismo tiempo estamos regulando la climatización de la vivienda ya que la presión del ambiente cambia. Se usa especialmente para restaurar el nivel de humedad relativa cuando en verano el aumento de temperatura produce una disminución de ésta. Básicamente existen tres tipos.

  • Humidificadores Fríos (ultrasónicos)

  • Humidificadores Calientes (electrodos)

  • Humidificadores Calientes (evaporación)

Un humidificador es sumamente útil en hospitales y consultorios médicos ya que cada paciente debe tener un ambiente especifico para que mejore su condición. Cuando son grandes edificios se deben ocupar humidificadores de gran tamaño y son parte de un sistema de ventilación más complejo.

En climas secos y cálidos es probable que la humedad sea baja. En invierno el aire frío del ambiente calienta el interior del lugar y la humedad puede caer en un 10 y 20%. Cuando sucede esto nuestra salud está en riesgo ya que nuestras membranas mucosas se secan y todo nuestro sistema respiratorio se ve afectado.

También la humedad baja afecta a nuestros muebles de madera causando grietas en suelos y paredes. Los libros y papeles también se llegan a encoger porque la humedad baja los vuelve frágiles. Otro problema muy común es la estática de la electricidad la cual puede destruir dispositivos semiconductores de energía. La lana y ciertos textiles se llenan de estática y es una molestia constante. Por eso, hay niveles recomendados de humedad en la industria textil para que las telas no creen fricciones o accidentes en su procesamiento.

También en las grandes industrias se usan los humidificadores para evitar la acumulación de electricidad estática, para preservar los materiales y asegurar un ambiente saludable para los trabajadores.

Los humidificadores son muy útiles en los museos donde se deben preservar obras de arte, oleos, esculturas y telas. En la industria papelera, es decir, donde se fabrica el papel, también se regula la humedad para evitar las contracciones y curvaturas en el papel.

Humificadores


En nuestros días existen humidificadores portátiles los cuales son pequeños y se pueden montar en cualquier lugar o habitación. Son pequeños y a base de agua se mantiene la humedad de la habitación. Debe rellenarse manualmente y renovarse cierto periodo de tiempo ya sea diariamente o de forma periódica. Entre los humidificadores portátiles más populares son los que evaporan, son pequeños y se usan para crear una "humedad fría". Este humidificador está fabricado con una especie de dispositivo que capta y absorbe la humedad del agua para llevarla hasta un depósito que después esparcirá desde otro dispositivo. Hay que mantener en buen estado estos, ya que es muy común que se llenen de moho por la excesiva humedad.

Existen humidificadores que son vaporizadores que se usan para liberar vapor y humedad en el aire. Son usados muy comúnmente para aliviar enfermedades respiratorias ya que ayudan a reducir la tos al agregarles lociones naturales con eucalipto u otras hierbas naturales.

Gracias a los avances tecnológicos también existen humidificadores ultrasónicos los cuales usan un diafragma de metal que vibra con frecuencia ultrasónica para crear gotas de agua que salen del humidificador en forma de niebla fría. Estos usan un conductor eléctrico para crear las oscilaciones mecánicas. La niebla que se forma, eventualmente se convierte en finas gotas de agua de casi medio micrómetro de diámetro y se evapora en el ambiente. Estas gotas se encargan de contener las impurezas y ayudan a quitar el polvo y otras suciedades de los objetos cercanos.

Existen también humidificadores que se deben colocar en hornos, sobre todo para la época de invierno ya que ayudan a ahorrar energía porque aumentan la humedad y se crea un ambiente más cálido en el lugar. Es recomendable que estos se mantengan apagados en épocas de calor como el verano o la primavera. Las ventajas de los humidificadores son varias y lo mejor es que la mayoría tienen un costo muy bajo en el mercado y requieren un mínimo mantenimiento además que no utilizan demasiada electricidad.

Asegúrate de usar agua limpia que no contenga minerales que puedan afectar el equipo. Asimismo acude a un profesional si tienes alguna duda respecto a este maravilloso producto ya que lo más recomendable es que lo adquieras si estás seguro de saber cómo utilizarlo y para qué funciona.

 



Derechos Reservados H2O TEK, S.A. de C.V. Monterrey, N.L.; México
Diseño web, Web Hosting y Marketing web por: Anagram Media Graphics