Cómo ahorrar agua y energía con la instalación y uso de cubiertas para piscina

piscina

La alberca, el lugar perfecto para relajarte por completo después de una semana ardua de trabajo, o un área donde puedes ejercitar todos los músculos de tu cuerpo, y sentirte mejor con tu persona. Y qué mejor que zambullirte en el agua calientita, con la temperatura que más te gusta, y sin gastar mucho dinero en el calentamiento de la misma, aunque sea invierno.

Hay momentos en los que debemos pensar en ahorrar energía lo más que podamos, y aprovechar el mucho o poco sol que se nos brinda día a día. Por ello en este artículo vamos a hablar de la importancia que tienen las cúpulas para nuestra piscina, y lo prácticas y seguras que son a la hora de usarlas.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar cubiertas para alberca?

  1. Inversión en seguridad. Una de las principales ventajas es que si hay niños en tu hogar, la cubierta para piletas brinda una protección para los pequeños, por lo que a inversión del dinero se vuelve aún más importante.
  2. Mejorar la climatización del agua. Sin duda algo que deseamos siempre es que nuestra piscina se encuentre siempre bien caliente para toda ocasión que se nos antoje zambullirnos, y es que con la cúpula nos aseguraremos de que se guarde el calor en el área acuática, y cuando abrimos la cubierta, podremos meternos sin problema.
  3. Se minimiza la evaporación del agua. No habrá tantas pérdidas por medio de la evaporación, además de que guarda la energía calorífica de forma muy agradable, cuya temperatura estará entre los 30 y 32 grados Celsius.
  4. Se reduce la limpieza y el gasto en productos. Una alberca que no tenga cubierta se llena de suciedad diversa, y hay que estar limpiando constantemente la misma, por lo que además de quitarnos tiempo, también tendremos que desembolsar de nuestro dinero para adquirir constantemente productos de limpieza, y es que la cloración es muy importante, por lo que en una pileta abierta precisa de una gran cantidad de cloro.
  5. Medidas de seguridad. Las cubiertas garantizan que no se podrán mover siempre y cuando accionemos el cierre de seguridad que deben tener implementado, seguro para los niños y de fácil manejo para los adultos. Asimismo en las puertas laterales tienen su cierre de seguridad que impide que se selle por completo en caso de que haya gente nadando, así se evita que los niños queden atrapados dentro de la alberca.
  6. Desplazamiento fácil. Las cubiertas se pueden quitar y poner de manera muy sencilla, esto para poder manipular a nuestro antojo la apertura de la cúpula, y elegir si queremos que se cierre por completo, o solo hasta la mitad. Por ejemplo, si hace mucho calor, entonces podríamos desplazar hasta la mitad la cubierta, para que se ventile, o cerrarla por completo para que acumule todo el calor que se pueda, sobre todo en climas invernales.
  7. Prescindir de otros objetos. Con una cubierta para pileta, podrás prescindir de todos aquellos objetos que comúnmente necesitarías para proteger y mantener la pileta en buenas condiciones, como el cobertor de invierno, que requiere un gran esfuerzo para su instalación o retirada según sea el caso. Asimismo ya no necesitaremos en limpia fondos o el objeto para remover hojas.
  8. Tiempo de depuración. Por lo regular, se necesita hacer una depuración en piscina que dura por lo menos 8 horas, con la implementación de una cubierta, prácticamente el depurarla se reduce hasta solamente 2 horas, un notable cambio.
  9. Ahorro económico. Se ahorra en usar un calentador para piscina, al aprovechar la incidencia de la radiación solar en la cubierta, además en la depuración no se necesitará de mucho funcionamiento por parte del dispositivo con motor eléctrico, por lo que se ahorrará en energía eléctrica.

En otro artículo hablaremos de los tipos de cubiertas que podemos adquirir para nuestra alberca, dependiendo de la forma y necesidades, además de otras curiosidades acerca de tales instalaciones.