Algunas de las ventajas del boiler solar sobre los calentadores de agua convencionales

Boiler solar

Contar con agua caliente para realizar diferentes actividades, desde las de higienización hasta las de cocina, es una necesidad de gran importancia en el hogar, en diferentes tipos de establecimientos empresariales y comerciales y en numerosas industrias. Para obtener agua caliente se pueden diversos medios, pero lo más común es el uso de calentadores de gas o bien, de electricidad. Sin embargo, cada vez cobra mayor popularidad el boiler solar, una alternativa que permite cubrir la necesidad de suministro de agua caliente cuidando el medio ambiente, pues al funcionar por la radiación del sol no emite gases contaminantes a la atmósfera, ni implica el gasto de energía cuyo coste de obtención perjudica a la naturaleza, como es el caso del gas y la electricidad. Si quieres conocer más acerca de los beneficios de los también llamados calentadores solares, te invitamos a que continúes leyendo.

Como es bien sabido, los calentadores convencionales que utilizan como fuente de energía gas, funcionan a partir de la combustión de este para elevar la temperatura del agua. A pesar de que esto nos resulta de lo más común, pues el gas lo utilizamos en muchas actividades cotidianas, por lo regular no se tiene conocimiento del tipo de técnicas empleadas para obtenerlo ni de las consecuencias de su uso. En la mayoría de los casos el tipo de gas utilizado es el LP, es decir, el gas licuado de petróleo; tal y como su nombre indica, es un gas derivado del petróleo y se obtiene del proceso de refinación del gas natural y de la gasolina. El LP se extrae en forma de gas, pero para su distribución en tanques se comprime y se convierte en líquido mediante un proceso especial, en el que también se enfría en las refinerías de petróleo, por tanto su obtención está asociada con lo contaminante que resulta la emisión de gases y desechos líquidos y sólidos que caracteriza la extracción de petróleo, proceso que también implica riesgos de derrames y el uso de una gran cantidad de agua, por lo que tiene un fuerte impacto ambiental. Dentro de los diferentes tipos de combustibles que existen, el licuado de petróleo es considerado de los más limpios pero al hacer combustión desprende dióxido de carbono que contamina la atmósfera y es considerado uno de los principales responsables de las altas concentraciones de ozono en zonas urbanas.

Además de los daños que representa su uso y extracción para el medio ambiente, encontramos otros inconvenientes de uso de gas LP, ya que este implica riesgos de fugas que pueden ocasionar incendios y explosiones, por lo que es de gran importancia un buen mantenimiento de las instalaciones donde se utilice y un correcto manejo del gas; medidas de prevención que por lo regular se pasan por alto. Para reducir los riesgos que implica el uso de este gas y para mayor comodidad, un gran número de personas ha decidido optar por utilizar gas natural, el que es suministrado a través de un sistema de tuberías. Sin embargo, los riesgos realmente no se ven reducidos y el impacto ambiental que implica su extracción son los mismos, razón por la que conviene buscar alternativas más amigables con la naturaleza. Si a todo lo anterior le sumamos el factor del costo de gas y mantenimiento de instalaciones, los que suben constantemente, nos queda mucho más claro por qué conviene optar por alternativas como un boiler solar para satisfacer las necesidades de suministro de agua caliente en un edificio, ya sea en casa, en un establecimiento empresarial, comercial o industrial.

Un calentador solar ofrece varias ventajas, pues no necesita de gas ni de electricidad para funcionar y su uso no es riesgoso; gracias a que basa su funcionamiento en el aprovechamiento de la energía térmica de los rayos del sol para calentar agua, se ha convertido en una excelente alternativa para cuidar el medio ambiente y la economía, pues la energía solar es un recurso gratuito que se encuentra a disposición de cualquiera que desee aprovecharlo.

Con el boiler solar se obtiene agua caliente, al igual que con los calentadores convencionales, pero a diferencia de ellos se compone de elementos colectores encargados de captar la radiación solar para transformarla en energía térmica y así elevar la temperatura del agua. Hoy en día se pueden encontrar en el mercado diferentes tipos de calentadores solares, y la característica específica que los diferencia es si utilizan o no fuentes de energía adicionales para su funcionamiento.

Por un lado tenemos los calentadores de tipo pasivo, en los que circula el agua de un tanque a cilindros colectores donde se calienta el agua por un proceso de convección. Con la convección hay un intercambio de calor que hace posible que el agua caliente suba hacia el tanque, mientras que el agua fría se queda en la parte inferior de los cilindros hasta que eleva su temperatura lo suficiente para pasar al tanque. Gracias a este principio, al contar con un calentador solar siempre se tiene agua caliente lista para ser utilizada. Por otra parte encontramos los calentadores activos que para la circulación de agua requieren de una bomba eléctrica; existen calentadores activos de circulación directa en los que el agua pasa de los colectores a las instalaciones donde es requerida, y de circulación indirecta, los que bombean un fluido caliente para hacer posible el intercambio de calor en el sistema, antes de pasar a las instalaciones.

A pesar de que con un calentador solar se puede tener agua caliente prácticamente en cualquier momento en que se necesite, se recomienda la instalación de calentadores activos en lugares donde frecuentemente se presentan bajas temperaturas o heladas, pues son más eficientes para mantener el agua caliente. Otra característica que diferencia a los calentadores es su capacidad y su modo de instalación; los pasivos se colocan al exterior, de preferencia en azoteas donde puedan captar durante más tiempo en el día la radiación del sol, mientras que los activos se componen de un colector, una bomba y un tanque, de los cuales únicamente el colector tiene que instalarse al exterior.

Como podrás notar, los beneficios de optar por un boiler solar son múltiples. Si deseas cambiarte a esta alternativa que te permite ahorrar dinero y cuidar al medio ambiente, te invitamos a visitar nuestro catálogo de H2OTEK, en el que encontrarás equipos de la más alta calidad.