Vegetales nutritivos y fáciles de cultivar en casa durante una cuarentena – 1ra. Parte

humidificadores

Uso de humidificador para tener un cómodo y sencillo huerto casero

¿Cómo lidiar con las situaciones de contingencia que sufre la humanidad a través de su historia? Tal vez la respuesta no sea fácil de encontrar, y más sabiendo las posibles crisis alimentarias y de productos básicos que se pueden presentar. Tal vez sea momento de pensar en una forma de autosuficiencia, y sacar provecho de ese espacio sobrante en el hogar, departamento o incluso en la oficina.

De acuerdo a varias fuentes, existen al menos cinco vegetales que se pueden cultivar muy sencillamente en el hogar, y que además son muy nutritivos. Los mencionamos a continuación, y recuerda, solo necesitas un espacio donde puedan crecer, buena iluminación natural o artificial, humedad en mayor o menor medida (usar humidificadores es recomendable), un buen sustrato, recipientes con buen drenaje y oxigenación, entre otras cosas.

Espinaca

Beneficios saludables:

Verdura de hoja verde, vital para la salud humana por su ricos fitonutrientes. Definitivamente es un alimento muy bajo en grasas y carbohidratos, ideal para la dieta de niños y adultos. El calcio, fósforo, sodio, magnesio, potasio yodo, zinc y hierro, son los minerales que se pueden hallar en estas Quenopodiaceae. En cuanto a las vitaminas, se encuentran la A, C, E, ácido fólico, carotenos, niacina, riboflavina, etc. Es un poderoso antioxidante y favorece al sistema inmune, que es muy recurrido en tiempos de pandemia sanitaria.

Requerimientos de humedad y rico sustrato

Así es, para el cultivo de espinaca, es esencial incentivar una óptima humidificación, por lo que es aconsejable que adecuemos un humidificador o pulverizador cerca del huerto, para ponerlo a funcionar cuando se requiera. No necesitan mucha luz solar, así como no muy altas temperaturas.

En cuanto a los recipientes, se pueden usar macetitas y solo esparcir las semillas en cada una de ellas. O en su defecto, hacer pequeños huertos, donde la espinaca esté separada una de otra en al menos 30 centímetros. Hay que recordar que el sustrato y suelo deben ser ricos en nutrientes, para que crezca muy bien la planta.

Pimientos

Beneficios saludables:

O también llamado morrón. Esta deliciosa hortaliza de la familia Solanácea, como lo es la berenjena, posee virtudes nutricionales que la hacen esencial para cualquier cocina gourmet que se respete. Con su alto contenido en fibra y omega 3 y 6, los pimientos aumentan las defensas del cuerpo, a un nivel muscular y hasta de sistema nervioso. Además, es buena para los anémicos ferropénicos, es excelente para la vista e incluso, podría ayudar a la prevención de los casos de enfermedades cancerígenas.

Cultivo de los pimientos: abundante riego y humedad

En la cultivación de este vegetal, se recomienda que se haga en primavera/verano, a lo mucho en otoño, ya que se tendrá que aprovechar el calor y humedad lo más que se pueda. Para empezar, necesitará una considerable cantidad de luz solar, además de un constante riego y humidificación (uso de humidificador). El espacio entre cada planta debería ser de al menos 40 centímetros.

Tomate

Beneficios:

Aquí se hará una excepción, porque de hecho, el tomate es un fruto, aunque se use en comida como una hortaliza más, en compañía de otros vegetales. Es bien sabido que el tomate, es excelente para la prevención de enfermedades cardiovasculares, además de otras afecciones que resultan degenerativas. Igualmente, por sus vitaminas y minerales, es ideal para el cuidado de la piel. Contiene sodio, potasio, magnesio, calcio, vitamina A, B9, C, E, niacinas, entre otras propiedades.

Facilidad de cultivo

Es normal que este fruto se use como el primer cultivo para los que desean incursionar en sus huertos caseros. Es necesario saber que precisan de mucha luz solar, pero su riego no debe ser tan abundante, apenas dos veces por semana; aun así, hay que mantener una buena humidificación por medio de pulverizadores, para no correr riesgo de sequedad y que pierdan sus nutrientes. Por otro lado, hay que estar al tanto de las enfermedades que pueden contraer. La plantación tiene que ser profunda, ya que se crean grandes raíces; en ese sentido, si se van a emplear macetas, habrá que elegir las adecuadas para la tarea.