Uso del deshumidificador para evitar la humedad excesiva en el cultivo y crecimiento del garbanzo

deshumidificadores

Cuando hablamos de cultivos industriales o caseros, era común que el humidificador fuera uno de los protagonistas para el óptimo crecimiento, sin embargo, ahora vamos a abordar el tema del cultivo de garbanzo, un alimento o legumbre invernal. Particularmente para este tipo de semillas, lo que necesitan para su proceso es un ambiente más seco, por ello, los sistemas desecantes son fundamentales.

La Cicer arietinum, o más comúnmente llamado garbanzo, es una leguminosa muy usada en la cocina gourmet, y desde luego que es así, porque es nutritiva y sabrosa. Muchos dicen que su origen es mediterráneo, otros dicen que proviene de Asia Central, incluso algunos afirman que proviene de la India. A decir verdad, se puede adaptar a muchos lugares y el periodo de siembra varía demasiado, es decir, en algunos lados se empieza a cultivar en octubre, en otros en diciembre, e incluso el proceso se puede empezar desde la primavera en ciertas regiones, más propiamente en el Mediterráneo.

Expertos en cultivos de legumbres, aseguran que el punto crítico o esencial en el crecimiento de la semilla de garbanzo, es durante el secado y almacenamiento. El proceso de secado por medios naturales o mecánicos con el uso de deshumidificadores, incidirá de forma importante en la calidad del garbanzo.

Es fundamental que estemos al tanto de los factores climatológicos por el bien de la planta. Si llueve cuando iniciamos el proceso de cultivo del garbanzo, entonces las cosechas podrían verse en gran riesgo.

Requisitos de suelo para el cultivo y crecimiento del garbanzo

Fundamentalmente, los principales factores para el crecimiento de la legumbre, es que posea un suelo tipo arcilla, con una buena profundidad. Además, esta clase de suelo debe estar muy bien nutrido, para que la planta crezca fuerte y con buena cantidad de frutos o semillas en sus tan características vainas.

¿Qué es lo que se debe controlar? Primeramente, se debe regular el pH del suelo, porque la proliferación de sales puede aparecer; el rango de pH tiene que estar entre 6.2 y 7.5, por lo que se aconseja medir constantemente dichos valores.

El otro factor a tener en cuenta siempre en el cultivo del garbanzo, es la humedad. Si bien la mayor parte de las especies de tal legumbre, es extremadamente resistente a las bajas temperaturas, la otra realidad es que el exceso de humedad lo puede dañar de manera importante. Es trascendental que el suelo cuente con un muy buen drenaje, y asimismo, controlar la saturación, mediante uso de desecantes o deshumidificadores, y más si los cultivos los hacemos en el hogar.

Evitar plagas y hongos en vainas de garbanzo con ayuda del deshumidificador

Estas legumbres suelen sufrir mucho en cuanto a plagas, donde proliferan los gusanos trozadores y los minadores de hojas, igualmente pueden contraer rabia. Es esencial cuidar estos aspectos tan importantes.

Por otro lado, también pueden sufrir de podredumbre, al igual que aparición fúngica, cuyas infecciones suelen dañar por efectos de humedad alta. Los síntomas son claros: daños en la estructura de la planta, con colores amarillentos y marrones, y lo malo es que al principio no se nota tanto, porque la decoloración empieza con un verde claro, pasando algo desapercibido al ojo humano. Las concentraciones altas de temperatura y humedad prolongadas no son nada beneficiosas para ciertas especies de garbanzos. Para evitar esto, es esencial bajar la humedad relativa con ayuda de dispositivos desecantes. Los tipos de moho que son contraproducentes son: el moho gris, mildiú, roya, entre otros.

Uso de la deshumidificación en el proceso de cosecha y envainado

Para el envainado o enchorizado, debemos estar seguros que el porcentaje de humedad esté entre el 14% y 16%, esto para que los granos no se vayan a desprender de las vainas; es importante para evitar desperdicios. En la medición de la saturación, se pueden usar instrumentos higrométricos, y en caso de que rebasen los límites de saturación, emplear los deshumidificadores.