Tratamiento dermatológico de peeling con sauna y otras terapias

vapor para baño

Evitar piel contaminada con ayuda del vapor para baño

Radicales libres y todo tipo de contaminación atmosférica, atenta contra la salud cutánea, a tal grado de avejentarnos más. Esto se puede evitar, pero no solo con maquillaje muy costoso y que a veces ni siquiera sirve, sino con el simple hecho de emplazar un generador de vapor en la comodidad del hogar, y obtener nuestro propio spa casero.

Es fundamental que cada poro de la dermis, sea abierto para que todo el cuerpo respire, recordemos que la piel al ser el órgano más extenso del cuerpo humano, precisa en todo momento de la oxigenación necesaria para poder afrontar los climas cada vez más cambiantes, en cuanto a temperatura y la misma incidencia de la polución ambiental.

Por ello, se recomienda mucho que al menos dos veces a la semana, se tome una terapia con vapor para baño, y otros rituales auxiliares para la piel cansada. Incluso como ejemplo se puede tomar a aquellos pacientes con problemas de venas varicosas, los cuales se han visto beneficiados con la terapia de calor-frío, donde se pueden tomar las saunas térmicas y duchas frías, con una alternancia de ambas. Al menos esto ayudaría a aliviar los síntomas de dicha afección, en la mejora de la circulación sanguínea, músculos y ligamentos de las extremidades inferiores. En este caso, las saunas serían con menos vapor y con esencias herbales secas.

Ya sea en seco o con vapor para baño, sirve como esa panacea relajante, en todos aspectos, desde lo físico hasta lo mental. Está comprobado que las enfermedades de la mente, suelen provenir del ajetreo diario, en la misma respiración de un aire viciado y las fluctuaciones de temperaturas, pasando de un calor extremo hasta un ambiente gélido. Todo ese estrés, ansiedad y depresión, deben ser tratados por un profesional de la materia, y también con ayuda de terapias alternas, como las saunas.

Por ello, es trascendental que después de tomar el vapor para baño, inmediatamente el cuerpo reciba una ducha con agua templada o incluso algo fría, para deshacerse de cualquier remanencia en la superficie cutánea del cuerpo, incluso cuando el vaho por sí mismo, hace a la piel excretar, para luego vaporizar la mayoría de los contaminantes, cuando se está tomando la terapia en el recinto cerrado.

Tomar en cuenta aquellas zonas del cuerpo con dermis más fina, como la cara, cuello y las áreas de coyunturas, las cuales se aconseja, se humedezcan después de haber tomado la terapia. En ese sentido, también la aplicación de cremas hidratantes es una buena idea, para que la piel siga teniendo ese brío natural.

En el proceso de vapor para baño, es normal que se perciba una frecuencia cardiaca duplicada, pero esto no es para alarmarse, pues los vasos capilares de la piel al dilatarse, se expandirán para evitar una alta presión arterial, al menos en personas relativamente sanas. Por ello, es importante que un paciente con antecedentes cardiacos, acuda a un especialista para obtener información y aprobación en la toma de dichas terapias.

Tal vez algo a considerar en el vapor para baño, es tener cuidado en la temperatura del recinto, y cuidar que cualquier agua en ebullición, entre en contacto con la piel. Es trascendental tener el respaldo de un experto en esta clase de instalaciones, para situar un spa en la comodidad del hogar.

Asimismo, primero es necesario probar levemente el vapor con aceite esencial, a través de una olla o algo parecido, para checar si no existe alguna reacción alérgica ocasionadas por tales esencias. Los de piel sensible, deben acudir con sus respectivos dermatólogos para tener una opinión profesional acerca de las terapias de sauna, y ver con qué frecuencia e intensidad pueden ser tomadas.