Solucionen algunos problemas en calentadores con tanque eléctricos o de gas

calentadores

¿Su suministro de agua caliente, que era confiable anteriormente, comienza a decepcionarle? ¿Notan que, repentinamente, no cae el líquido caliente o se acaba a mitad de la ducha? ¿Detectan olores poco agradables o flujos de color anormal cuando abren la llave de la ducha? Entonces, es probable que haya algún problema con su calentador de gas o eléctrico con tanque.

Afortunadamente, ambos sistemas de calefacción convencional conservan algo de su sencillez en una época en la que se fabrican electrodomésticos muy sofisticados, por lo que las soluciones a los problemas típicos son también sencillas, aunque, en algunos casos, deben solucionarse con ayuda de un técnico en reparación. Para que no tengan problema alguno con su calentador eléctrico o calentador de agua de gas con tanque y no dejen de percibir sus beneficios, les diremos cómo solucionar los problemas más frecuentes.

Falta repentina de agua caliente

Si su unidad no genera agua caliente, suponiendo que el problema no se debe a un fusible quemado u otro inconveniente relacionado con el suministro energético al calentador de gas o eléctrico, es probable que el termostato o elemento calefactor esté dañado. En el caso de equipos de gas, el termopar o piloto son los que pueden estar defectuosos. Por fortuna, los componentes mencionados pueden repararse o reemplazarse.

Agua tibia

Si disponen de un calentador de agua eléctrico, sepan que la mayoría de estos equipos cuentan con dos elementos calefactores: uno superior y otro inferior. El elemento calefactor superior puede estar defectuoso si notan que sale agua tibia de forma constante, aunque el calentador parezca funcionar normalmente. En caso de que el suministro de agua caliente tenga poca duración, es probable que el elemento calefactor inferior esté defectuoso.

El termostato de la unidad puede ser el causante del problema si, tras un chequeo minucioso, notan que ambos elementos calefactores funcionan adecuadamente. Por otra parte, si cuentan con un equipo de gas y notan que el agua está tibia pese a que se quedó prendido largo tiempo, es probable que funcione inadecuadamente el quemador. Al igual que el caso anterior, cualquiera de los componentes mencionados puede reemplazarse.

Agua excesivamente caliente

Revisen la configuración del termostato si notan que su calentador produce agua demasiado caliente. Casi todos los tanques de los calentadores operan entre los 40 y 60 °C. Aquellas temperaturas que se establecen demasiado altas obligan a los equipos a apagarse y permanecen así hasta que se restablezca de forma manual, lo que también explica la salida de agua demasiado fría.

Agua con olor a podrido

Entre los componentes más importantes y que permiten percibir por mucho tiempo las ventajas del calentador de agua de gas o eléctrico, son las barras de ánodo. Estas se colocan en los tanques y se diseñan para evitar que la corrosión llegue a otras partes del depósito. Con el pasar del tiempo, el gas hidrógeno (que es un subproducto de la corrosión) se vuelve un medio idóneo para el crecimiento de bacterias y su depósito en el sedimento del tanque. La solución es reemplazar la varilla de ánodo y lavar el tanque para eliminar los sedimentos.

Agua de color inusual

Es un problema que ocurre en pocos casos, debido a la corrosión en los tanques revestidos de vidrio o por fallas en las varillas de ánodo de sacrificio, que se deterioran lentamente para evitar la corrosión en los tanques. La solución más común a este problema es reemplazar la varilla de ánodo.

Sonidos inusuales

Si notan que hay sonidos como de estallido, suelen ser una señal de que hay demasiado sedimento en el tanque. Si cuentan con un equipo eléctrico y notan este problema, se debe probablemente a que hay incrustaciones acumuladas en los elementos calefactores. Todos estos son señales de que deben aplicar una limpieza profunda en su calentador de gas o eléctrico con tanque.

Fugas

Son un problema común cuando los equipos llevan muchos años operando. Si notan que la fuga proviene del interior del depósito, lo más probable es que tengan que sustituir las juntas que hay alrededor de los elementos calefactores. Por otra parte, si hay roturas o signos de oxidación en la pared del tanque, deben recurrir a la instalación de calentadores nuevos.

Consejo de seguridad al dar mantenimiento al calentador

Antes de solucionar cualquier problema en su calentador, es importante que consideren primero la seguridad. Verifiquen la configuración del termostato y el botón de reinicio y, conforme las instrucciones de los fabricantes, intenten enjuagar el tanque. Para aquellos arreglos en las líneas de gas o electricidad, lo mejor será que contacten a un profesional en fontanería.

Esperamos que esta publicación les resulte útil. En caso de detectar algún problema grave y que resulte preferible adquirir calentadores nuevos o si necesitan una refacción, contacten a los expertos de H2OTEK. Manejamos marcas reconocidas, como Rheem, Raypak y Calorex. Soliciten más información sobre nuestros calentadores industriales y residenciales a través de la línea 800 9 H2O TEK (800 9426 835). Si lo prefieren, llenen con sus datos el formulario disponible en nuestro sitio web.