Sobre el desarrollo de la tecnología solar para el calentamiento del agua

boiler solar

Descubran en esta entrada el desarrollo del boiler solar a través de la historia

No hay duda que los calentadores o boilers solares, son maravillosos inventos que llegaron para quedarse, para su desarrollo fue necesario una serie de esfuerzos a través de la historia, el cual vale la pena conocer, por ello, en esta publicación les mostraremos la evolución de las tecnologías solares térmicas. No olviden contactar a nuestra firma, H2OTEK si desean boilers o un calentador de agua de calidad. Sin más que agregar, ¡Comencemos!

Hay registros de calentamiento de agua por medios solares que se remontan a más de cien años, con más precisión, en 1896 cuando se inventó esta tecnología en los Estados Unidos. Los primeros ejemplares eran esencialmente cajas que estaban pintadas de negro así como llenas de agua, los inconvenientes principales de este sistema fue que se tardaba todo un día incluso en condiciones óptimas para que el agua se calentara, asimismo, rápidamente perdía su calor por la noche, ya que no había medios para el aislamiento o la retención de este.

Posteriormente, el inventor Clarence Kemp desarrolló un nuevo sistema que mejoró la capacidad de los calentadores de agua solares para retener el calor, sus mejoras en el sistema hicieron que esta tecnología se hiciera comercialmente viable a gran escala por vez primera. Su invento fue el primer calentador por lotes e incorporó medio de almacenamiento y recolección de agua caliente dentro de una caja de madera.

Otro pionero notable de la tecnología termosolar fue William Bailey, quien en 1909 creó un diseño compacto y más ergonómico con lo que se convirtió en el líder del mercado de la energía solar térmica. El sistema que Bailey inventó fue el primer modelo de termosifón, el cual sitiaba un tanque en el techo y un colector por debajo.

El sistema de Bailey también permitía el uso de agua caliente de día o de noche, lo que era una gran ventaja en comparación con el sistema anterior. No es de extrañar por ello que en los años treinta, el uso del calentamiento solar se extendió por el país estadounidense, el sistema termosifón de Bailey funcionaba calentando pasivamente un líquido mediante la energía solar, que era usada para crear energía térmica y ser almacenada en un colector solar.

El agua circulaba a través del colector para calentarse o podía transferirse a un tanque a través de un intercambiador de calor. El líquido calentado fluía hacia arriba a través de tuberías de cobre, debido a que es menos densa que el agua fría, asimismo circulaba como un circuito cerrado con el líquido menos denso intercambiando su calor dentro del tanque de almacenamiento o colector.

Ya en la primera mitad del siglo XX, muchas casas en el país norteamericano disponían de sistemas de agua caliente con energía solar. Hubo sobre todo una floreciente industria solar en Florida la cual se convirtió en un importante fabricante de sistemas de calefacción solares y térmicos.

Como resultado de que el cobre se usó sólo para fines militares durante la Segunda Guerra Mundial, la industria de la energía solar térmica se redujo considerablemente, derivando con ello en una disminución del interés de la población en la energía solar térmica; sin embargo, la industria se recuperó después de esta guerra. La industria de la calefacción solar temprana se limitaba principalmente a Estados Unidos, sobre todo en California y Florida debido a que la tecnología en ese momento se congelaba durante el invierno.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, el interés por el calentador o boiler solar aumentó, no sólo en el país vecino, sino en otros lugares de Europa, Asia y América. Asimismo se hicieron grandes avances en la tecnología termosolar durante los años setenta cuando el precio del petróleo comenzó a subir y el uso de la energía del sol en los programas espaciales inició la investigación de la tecnología solar-térmica.

El desarrollo con seriedad de la tecnología de calefacción solar comenzó a fines de la década de 1970, coincidiendo con la advertencia inicial sobre la conexión entre el cambio climático y los combustibles fósiles. Las mejoras en la capacidad tecnológica permitieron que la energía solar térmica pudiese usarse en climas más suaves, posteriormente se  integraron sistemas anticongelantes durante los años ochenta.

Ahora bien, los principales programas de financiamiento para la energía solar comenzaron durante los años ochenta creándose así un gran impulso para la industria con la aparición de muchas compañías nuevas para satisfacer la demanda de energía renovable en todo el mundo. Los principales avances en la energía solar térmica se están realizando en todo el mundo, en países como España y Australia los cuales están entre los líderes del mercado actual.

Israel también ha sido un contribuyente sustancial a la industria desde los años cincuenta; por ejemplo, durante los 50’s, los ingenieros y científicos israelíes idearon una superficie más eficiente para los paneles solares, a las que llamaron superficies negras selectivas, las cuales fueron sumamente efectivas para recolectar y almacenar calor, algo que fue particularmente útil cuando se aplicaba al calentamiento agua.

Un ejemplo reciente en el 2007, fue la construcción de las primeras torres solares totalmente comerciales de Europa, en España. Estas torres utilizan un sistema de almacenamiento de sal fundida para garantizar que haya energía disponible las veinticuatro horas del día. Este sistema de almacenamiento también garantiza que haya energía disponible incluso cuando hay días nublados.

Con respecto a Latinoamérica, esta ha quedado un tanto rezagada, sin embargo, hoy en día se encuentra en un boom de energía solar que se espera sustituya los métodos tradicionales de calentamiento de agua.

La industria solar continúa a la vanguardia de la revolución energética ayudando a cambiar la economía mediante el tránsito del consumo de combustibles fósiles hacia un futuro impulsado por la energía renovable. Esperamos que así sea, mientras tanto les invitamos a formar parte del auge de los energéticos renovables a través de la adquisición de un boiler solar o calentador solar en H2OTEK. ¡Gracias por su visita!