Rituales purificadores de cuerpo y alma con ayuda de vapor para baño, ayahuasca y otras terapias alternativas

vapor para baño

Muchas veces los rituales fungen como esas prácticas que pudieran faltar en la vida del ser humano, y es que lamentablemente a veces, el gimnasio, terapeuta o psicólogo pudiera no ser suficiente para aliviar algunas cuestiones físicas y mentales. Existen terapias que son muy buenas alternativas de sanación, en todos sentidos. Por ello es que vale la pena practicar cada una de ellas, al menos una vez en la vida; quizás usted encuentre un ritual que resulte en una pieza faltante en su vida.

El Hamán(Hammam)/vapor para baño/sauna húmedo

Todas estas variantes de nombres engloban esta terapia de origen árabe, e incluso algunos colocan su origen en Marruecos, pero la verdad es que se asocia al mundo islámico en general, por lo que su nacimiento se le puede ubicar en África septentrional (norte), Asia Central, Oriente Medio y hasta en el mismo subcontinente de la India, propagándose hasta regiones hispánicas, y desde luego en el mismo seno del Imperio Otomano, quedando vestigios en la actual Turquía.

A diferencia de un vapor para baño actual y tradicional, el Hammam que se toma en solitario o en grupo pero con ciertas reglas, como llevar toalla enrrollada; un baño turco original se supone que debe tomarse en completa desnudez, igualmente ya sea en solitario o en grupo. Sea cual sea la variante que se elija, servirán igual para una relajación absoluta corporal, claro, siempre dentro de un ambiente sociable y respetuoso.

Para sacar un provecho realmente cabal del baño de vapor, existe la opción de usar ciertos complementos para beneficio de la piel, como jabones exfoliantes o incluso guantes para tratar la dermis.

La otra variante es una sauna seca o finlandesa, la cual se hace por medio de piedras volcánicas en un recinto cerrado, pero también se puede hacer al aire libre, donde muchos finlandeses aprovechan el clima gélido de su región, para tomar una especie de baño frío-caliente, y activar las células sanguíneas a un nivel distinto. De hecho, algunas veces después de la sauna caliente, algunas personas se lanzan al agua congelada; un ritual que tal vez no sea para todos.

El ritual de la Ayahuasca y vapor para baño

No hay nada más atractivo como una terapia que induzca a estados emocionales que al menos desde muchos testimonios, hayan servido como testamento de sanación mental. La popularidad de esta terapia originada de tribus amazónicas, está creciendo de una manera impresionante, debido a sus supuestas múltiples sanaciones que tienen que ver con un estado de conciencia. Personas alrededor del mundo, han testimoniado, que por medio de este proceso, han podido deshacerse de pasados traumáticos e incluso, les ha ayudado a tratar diversos padecimientos psicológicos, como ansiedad y depresión.

Esto, junto a otras terapias como vapor para baño, meditación, entre otros, ha traído muchos beneficios mentales. No por nada hay empresas que poseen todo un circuito de sanación, que incluye ayahuasca, temazcal, y muchas más actividades.

La ayahuasca junto con otra planta que se llama chacruna, se usa en terapias, tratando de emular a los grandes chamanes amazónicos milenarios, que usaban dichas plantas para la expansión y entendimiento de la conciencia.

Aislamiento sensorial

Otro ritual que implica el uso de tanques con agua salada, una actividad no recomendada para claustrofóbicos, porque en muchos casos, los tanques se sellan, para que el ritual sea más lúcido. Muchas personas con problemas de adicciones, aseguran que esto los ha ayudado en su manejo de estímulos básicos, llevándolos a una profunda relajación, que se sigue proyectando tiempo después, en la vida diaria. Quizás la ayuda médica para estas personas, más otro tipo de actividades alternativas como estas, sean la clave para una vida más estable.