Restricciones básicas para un ambiente seco en la conservación de alimentos en cámaras frigoríficas

deshumidificador

Uso de deshumidificador en refrigeración para solución de problemas en procesos de almacenamiento

El proceso de almacenamiento muchas veces es factor para que perdamos calidad en los alimentos, que de no hacerse bien, nos obligarían a lidiar con mermas que nos llevan a pérdidas de dinero importantes. Por ello, es normal que busquemos la respuesta adecuada para ser capaces de parar esos procesos dañinos, u otros factores que determinan una mala calidad del producto, a través del deterioro de sus propiedades físicas.

Por otro lado, también hay que cuestionarnos el tema energético, es decir, cuánto estamos gastando en los procesos de almacenamiento, y ver siempre la forma de hacer reducciones en el consumo de energía eléctrica. Pero a su vez, siempre buscando la manera de mejorar las condiciones de guardado.

Consecuencias de no controlar la humedad en áreas de almacenamiento o refrigeración

  • Definitivamente, el mayor riesgo es para los productos que ya están elaborados, con todo y sus materiales para embalaje. Si no se hace nada con la humedad alta, sin duda se deteriorarán, provocando pérdidas de producto y de dinero.
  • Uno de los elementos que más podrían sufrir ante una humedad excesiva en estos lugares, es la misma maquinaria que se emplea para refrigerar la zona de almacenado. Es común que ante una saturación inadecuada, se formen condensados que afecten los mecanismos y superficies. En ese sentido, lo mejor sería colocar un deshumidificador o cualquier dispositivo desecante para aminorar esto.
  • Una alta condensación también es perjudicial para las estructuras, es decir, ya no solo estamos hablando de pérdidas económicas por el producto, sino por la misma infraestructura. Es esencial poner atención en los muros y techos de las áreas de almacenamiento, y es que, particularmente este fenómeno podría deteriorar seriamente los rodamientos del edificio.
  • Una humedad descontrolada aumentará la aparición del moho en las estructuras del almacén, que a su vez, obviamente incidirá en el producto terminado y sus empaques. Por otro lado, la salud de los trabajadores que trabajan en dicha área, se ve en riesgo por estar en contacto con el moho, donde respirarlo enfermará a las personas, y más a aquellas que son alérgicas crónicas o con otras afecciones del sistema respiratorio. Si el almacén está en un área que es susceptible a alta humedad o en regiones con clima húmedo, entonces los mejor es controlar la humedad y temperatura con sistemas deshumidificadores; muchas veces la saturación excesiva incide directamente en la percepción del clima o la sensación térmica, y dependiendo de las características, los productos que están en embalaje se verían afectados.
  • Otro peligro por la condensación excesiva, es que las sustancias y materiales higroscópicos pierdan sus propiedades naturales, causando mermas; pero el gran riesgo, es que se aglomeren mezclas de índole explosivo en bodegas que manipulen productos con fertilizantes y nitrógeno.

De acuerdo a expertos en la materia, para poder sortear tales problemas que se presenten, e incluso evitarlos, es a través del uso de deshumidificador por rotor, el cual debe estar presente en toda actividad de almacenamiento y similares.

En el mercado, se pueden encontrar una gran variedad de estos sistemas, por ello, es esencial elegir los más adecuados y los de mejor calidad. Por ejemplo, lo más rentable, es escoger los dispositivos desecantes que tengan la posibilidad de ahorrar energía, cuya eficiencia permita que el sistema opere en todo momento, hasta con temperaturas bajas.

También la fácil instalación debe ser un motivo, al igual que su manipulación; muchas empresas optan por equipos deshumidificadores que sean ligeros para transportar, y de dimensiones pequeñas, para que quepan donde sea. Asimismo, existe la opción de automatizar y que funcionen a la par de otros sistemas de climatización, para que todos puedan controlar la humedad y temperatura. Hay que procurar comprar desecantes que resistan la corrosión.