Refrigeración comercial para ambientes frescos y limpios en interiores y exteriores con cañones nebulizadores

nebulizador

Las soluciones de sanitización residencial y comercial están al alcance de todos, puesto que los mecanismos de nebulización, son excelentes sistemas para mantener un ambiente puro y respirable. Estos deben poseer ciertas ventajas para hacer sentir cómodos a clientes o invitados, en un área residencial o complejo de tiendas.

Primeramente, es que tenga capacidad para disminuir temperatura ambiente de forma eficiente y casi instantánea, sobre todo, en lugares con alta afluencia de personas, y más teniendo en cuenta las renovaciones de aire requeridas por parte de la ventilación natural o mecánica.

Dentro del ámbito comercial o industrial, el nebulizador debe proporcionar ventaja de eficiencia laboral y de maquinaria. Es lo que se llamaría productividad en todas las áreas, donde el equilibrio ambiental funge un papel preponderante en todos sentidos. Un ambiente laboral caluroso y sin buena calidad de oxígenos, simplemente hará a las personas menos productivas, llevando incluso a temas de salud ocupacional, como ausencia y rotación de personal, algo que muchas empresas no son capaces de sopesar.

El cañón nebulizador puede ser un excelente mecanismo para la repelencia de mosquitos, los máximos causantes de enfermedades como el dengue. En ese sentido, los ambientes expuestos a estos y otros insectos, deben contar con los mejores sistemas antirepelentes, los cuales pueden ser los dispositivos de nebulización o humidificación.

La reducción de polvo es vital para empresas que trabajan con materiales peligrosos, como las constructoras, o aquellos grandes almacenes que constantemente manipulan materiales específicos, por ejemplo, hojuelas de madera, virutas y demás producto al mayoreo, ya que en esos mismos almacenes donde van muchos clientes, tienen los aserraderos, y los trabajadores estarán invariablemente expuestos a este tipo de material. Además, la supresión de olores que se acumulen en esta clase de bodegas, también ayudará a eficientizar la productividad laboral, y todo esto gracias a los mecanismos de nebulización.

Una ventaja clara de los cañones nebulizadores con respecto a otros aparatos de climatización, es el bajo consumo energético. Al menos comparado con el aire acondicionado convencional, el cual puede llegar a disparar los picos de energía de manera muy elevada, plasmándose en las facturas de luz. A lo mejor a nivel residencial no resulta mucha diferencia, pero a nivel comercial, el aire acondicionado podría representar un gasto importante.

Montaje sencillo. Considerando que el sistema de nebulización se puede adquirir en portátil, para abarcar las áreas necesitadas con su fácil transportación. Además, hay que considerar al mejor sistema adaptable a otros mecanismos de climatización, dependiendo de la estructura donde se vayan a emplazar.

El proceso de dinamismo térmico más enfriamiento adiabático y evaporativo, es la clave en la funcionalidad de los nebulizadores industriales o caseros, cuya evaporización instantánea a razón de micras menores que el tamaño de un cabello, permita reducir los polvos de forma eficiente, añadiendo la tarea de humidificar y enfriar todo un ambiente, sin importar lo grande que este sea.

La relación costo beneficio con respecto a la climatización convencional, puede resultar en una eficiencia energética y de inversión de hasta veinte veces menos. Y aunque sigue habiendo renuencia en el rendimiento diferencial de uno u otro, la realidad es que la variación térmica entre un sistema de nebulización y un aire acondicionado clásico, no es muy grande; tan solo bastan unos pocos grados de diferencia para mejorar el confort ambiental, con la ventaja de la constancia térmica y el balance, algo que al aire acondicionado le cuesta mucho mantener, al menos en los modelos más normales u obsoletos.

Asimismo, no hay que dejar de lado aquellas molestas plagas que suele haber en entornos residenciales o comerciales, como los mosquitos y otros insectos voladores, los cuales pueden ser ahuyentados fácilmente con la neblina de un cañón para nebulización.