¿Qué sistemas de calefacción eléctrica hay en el mercado?

Calefactor

El invierno está a la vuelta de la esquina y qué mejor manera de recibirlo que instalando un calefactor en su hogar o negocio. No se trata de algo sencillo, sino que requiere un conocimiento de las diferentes opciones en el mercado para evitar arrepentimientos o problemas, como altos consumos de energía.

Los proveedores ofrecen desde las estufas convencionales hasta ejemplares portátiles y eléctricos. Adquirir el más conveniente para su caso ayudará a evitar varios de los errores más comunes en la utilización de la calefacción. En realidad, no hay un sistema perfecto. Consideren que cada hogar o negocio tiene necesidades específicas, pero de algo pueden estar seguros: encontrarán una opción adecuada.

Aquellas personas ubicadas en zonas con temperaturas muy bajas, por ejemplo, cerca de las montañas, requerirán elegir un sistema que caliente toda el área e, incluso, adquirir varios calefactores. En cambio, para aquellas familias o negocios en zonas más cálidas, será suficiente la compra de un pequeño equipo e, incluso, un ejemplar portátil de bajo mantenimiento.

Hay una gran variedad de calefactores, que se agrupan en sistemas de gas y eléctricos. Recomendamos que se inclinen por los equipos eléctricos si desean una mayor eficiencia energética. De hecho, la mayoría de los usuarios en el país operan con un calefactor eléctrico. Ofrece notables ventajas, por ejemplo, seguridad y comodidad, pero ¿qué opciones hay disponibles?

Estufas y radiadores eléctricos

Los radiadores están entre los sistemas de calefacción eléctrica más utilizados en los hogares. Se trata de un acumulador de calor con un radiador en cuyo compartimiento interno se encuentra un fluido a calentar. Otra opción destacada son las estufas eléctricas. Comúnmente, son halógenas y brindan suficiente luz y calor para calentar las habitaciones.

La capacidad de calentamiento de las estufas es alta, no obstante, consumen mucha electricidad y conllevan algunos riesgos, por ejemplo, cortocircuitos e incendios si algo cae sobre ellas. Si se utiliza de forma cuidadosa ofrece varios beneficios, por ejemplo, no presentan fugas de gas como los sistemas basados en combustión ni requieren instalación para el paso del combustible. Igualmente, no necesitan mucho mantenimiento y tienen una larga vida útil.

Con respecto a sus limitaciones, destaca su consumo de electricidad que es mayor en comparación con otras opciones y requieren algo de tiempo para calentar una habitación. Tanto radiadores como estufas fueron diseñadas para viviendas que no dispongan de suministros de gas o requieran calor solo en las épocas más frías del año.

Calefactores

Se trata de la opción de calentamiento por electricidad más utilizada. Entre las razones por las que son tan usados los calefactores es por su fácil transporte y su excelente eficiencia. Esta última será mayor si se apliquen algunas medidas al usar el calefactor en negocios o residencias. Con respecto a los beneficios que ofrecen, destacan sus nulas emisiones de gases de efecto invernadero y su precio asequible para la población en general. Igualmente, ofrecen calentamientos seguros y de forma rápida y son fáciles de transportar a diferentes habitaciones para calentarlas.

Pese a ello, un calefactor eléctrico presenta una limitación: el consumo eléctrico será alto si se utiliza con mucha frecuencia. Esta opción es conveniente como complemento para otros sistemas de calefacción de mayor potencia y para habitaciones pequeñas, ya sea salas, baños, dormitorios, cocinas, entre otras.

Calefacción por bomba de calor

La bomba de calor es excelente para aquellas personas que no solo desean aire caliente en las épocas invernales, sino aire frío para las épocas más calurosas. Esto la vuelve la opción más versátil y útil para todo el año. Ofrece varias ventajas, por ejemplo, se le considera como la opción más eficiente para calentar inmuebles. No emite ningún gas de efecto invernadero nocivo tanto para los usuarios como para el medio ambiente.

Presenta algunas limitaciones, por ejemplo, su eficiencia varía según la temperatura en el exterior y sus costes de instalación son muy altos. Pese a ello, se recomienda ampliamente para calentar almacenes, oficinas, plantas industriales o grandes casas.

Calor azul

Si buscan una opción novedosa y de última generación, conozcan el calor azul. En comparación con los demás sistemas de calefacción, ofrece notables ahorros de energía, algo crucial si buscan la más alta eficiencia en su hogar o negocio. Con respecto a sus beneficios, destacan la distribución rápida y efectiva del calor y la ausencia de olores o gases emitidos. En comparación con la bomba de calor, su coste de instalación es mejor e integra un temporizador para regular y programar la temperatura.

Posee un inconveniente: la relación que hay entre la energía en forma de calor que brinda un radiador y la energía consumida es de 100%, en cambio, dicha relación es de 360% en el caso de las bombas de calor. Es una opción recomendada para hogares en zonas cálidas, habitaciones pequeñas o de utilización esporádica.

En H2O TEK encontrarán varias opciones de calentamiento para hogares y calentadores industriales, asimismo amplias garantías que no encontrarán con la competencia. Soliciten una cotización o más información al (800 9426 835) o llenen nuestro formulario con sus datos.