Preguntas frecuentes sobre las calderas

calderas

Como ya lo hemos visto a lo largo de otros de nuestros artículos, las calderas llegan a ser un elemento fundamental en muchos lugares, tal es el caso de hospitales, hoteles, internados, gimnasios, entre muchas otras instituciones; pero a pesar de esto aún existen dudas al respecto, sobre los beneficios que pueden aportar y los cuidados que se les deben brindar entre otras cosas, es por eso que hemos decidido destinar este espacio a contestar las preguntas más frecuentes con relación a este tema.

¡Empecemos!

  1. ¿Cómo adquirir una buena caldera?

Cuando se ha tomado la decisión de invertir en este sistema de calefacción para contar con agua caliente en todo momento que se necesite, es importante que dicha inversión sea inteligente, y por lo tanto lo más confiable es adquirir un sistema totalmente nuevo, que ponga al alcance una empresa prestigiosa, reconocida y que se caracterice por la excelencia de los productos y servicios que ofrece a sus clientes.

  1. ¿Qué se debe hacer cuando las calderas presentan fallas o dejan de funcionar?

La mayoría de las empresas que venden estos sistemas ofrecen también servicio de mantenimiento y reparación, y por lo tanto ante fallas y descomposturas, lo mejor es acudir con ellos, ya que es preferible dejar el sistema en manos expertas y que conocen bien acerca de su funcionamiento, que en un lugar diferente o con un técnico con poca experiencia.

  1. ¿De qué materiales están fabricadas?

Por lo regular, los materiales que se utilizan en su creación son hierro en sus diferentes presentaciones, que puede ser fundido pero también templado ya que este es necesario colocarlo en ciertas estructuras, por otra parte el acero laminado también forma parte esencial de la composición de una caldera.

  1. ¿Qué tipos de calderas existen?

Están las pirotubulares, de calefón, de fundición seccional, acuotubulares, de hogar presurizado y las de tipo cocina; cada una de ellas se llega a utilizar para diferentes objetivos según las necesidades de la industria o del lugar en donde desee instalarse este sistema.

  1. ¿Es cierto que el vapor que resulta de una caldera también puede ser utilizado?

Esto es muy cierto, ya que es un excelente agente para la esterilización de diferentes tipos de materiales o utensilios, y los lugares que más suelen aprovechar este vapor son los hospitales y restaurantes, lugares que como sabemos deben contar con normas de higiene muy estrictas por la naturaleza de las actividades que en ellos se llevan a cabo.

  1. ¿Por qué es importante que una o varias personas se encarguen de inspeccionar la caldera cada cierto tiempo?

Al ser generadoras de calor, si no se encuentran operando adecuadamente pueden llegar suponer un riesgo para todas las personas que se encuentran trabajando cerca de ellas, por eso es importante estar al tanto de que no existan fallas y de que cada día la caldera se encuentre trabajando de manera adecuada; por eso es que el mantenimiento preventivo en estos sistemas es esencial, ya que gracias a él se pueden detectar fallas de manera oportuna y así se arreglan antes de que den verdaderos problemas o de que llegue a ocurrir un accidente lamentable. Por otra parte, debemos decir que el funcionamiento adecuado de las mismas tendrá mucho que ver en la calidad de los procesos que dependan de su funcionamiento. Es importante que las personas que se encuentren a cargo de su supervisión y mantenimiento sean conocedoras sobre este tipo de sistemas para no poner en riesgo la inversión que se realiza para poder contar con ellas.

  1. ¿Qué tipo de mantenimiento es el más adecuado cuando hablamos de calderas?

Definitivamente el mejor es el preventivo, y no solo en cuestión de la caldera, sino en cualquier tipo de sistema y maquinaria, pues como lo comentamos en la pregunta anterior, este tipo de mantenimiento permite detectar a tiempo las fallas, y por lo tanto estas pueden ser atendidas antes de que el sistema se vuelva peligroso o deje de funcionar, ocasionando pérdidas económicas. El mantenimiento correctivo se aplica cuando la falla ya está presente, y lo que se debe hacer es encontrar la mejor manera de repararla cuanto antes para no tener que prescindir del trabajo que realiza el sistema de calefacción. A diferencia del mantenimiento preventivo, el correctivo suele ser mucho más tardado y costoso.

Si están interesados en contar con una caldera dentro de su empresa o industria, no esperen más y comuníquense hoy mismo con nosotros, en H2O TEK contamos con la mejor calidad en materia de calderas y muchos otros productos de calefacción.

Para nosotros siempre es un verdadero gusto poder atender a cada uno de nuestros clientes, y por esto mismo los invitamos a marcar a cualquiera de las líneas telefónicas que tenemos disponibles en diferentes puntos de la República Mexicana, pues con el paso del tiempo hemos podido extender nuestros productos y servicios acercándolo cada vez a más empresas y personas que necesitan de ellos. De igual manera pueden dejarnos sus datos en nuestra página de internet, junto con sus dudas y comentarios, los cuales tomamos muy en cuenta, ya que nos permiten identificar de mejor manera las necesidades de cada uno de nuestros clientes, y esto a su vez nos da la posibilidad de brindar un mejor servicio.

Para su total comodidad, contamos con diferentes medios de pago, por lo que estamos seguros que entre ellos podrán encontrar aquel que más se acerque a sus necesidades, ya que con nosotros ustedes podrán comprar también desde la comodidad de su hogar o trabajo, y sin tener que desatender sus diferentes ocupaciones y actividades. Comprar con nosotros en línea es cien por ciento seguro.

Esperamos que este artículo haya sido de su agrado, pero sobre todo que les permita entender un poco más acerca de la caldera y su funcionamiento en los diferentes sectores, así como sus cuidados; por último queremos recordarles que contamos con redes sociales, en donde podrán seguir mucho más de cerca el trabajo que llevamos a cabo cada día, y si lo desean, pueden compartirlo con personas que probablemente puedan requerir de nuestros productos o servicios.