Preguntas frecuentes sobre el mantenimiento de los calefactores

desecantes

El calefactor es uno de los equipos más funcionales dentro de todo hogar, comercio e industria, se trata de un equipo que le permite regular la temperatura del entorno de forma que resulte agradable para las personas en el interior, desarrollando las diferentes actividades de manera más cómoda y garantizando que el ambiente será hermético y controlado.

En los meses más fríos será imprescindible el uso de esta herramienta, ya que es el único que le permitirá mantener agradable el entorno e impedir que los vientos y lluvias frías del exterior se filtren a las diversas habitaciones del interior del hogar, establecimiento o industria y repercutan en la calidad de vida y comodidad de los empleados, clientes o miembros de la familia. Por eso, es importante que verifique que la calefacción funciona adecuadamente antes de que enfrente períodos de inactividad.

En ese sentido, recomendamos que realice el mantenimiento preciso de estos equipos con la finalidad de que prevenga posibles errores y solucione algunos fallos que perjudican su rendimiento. Existen varias acciones que se pueden realizar, no obstante, la amplia magnitud de actividades hace que surja un gran número de preguntas que en muchas ocasiones dificultan una adecuada revisión.

Por ese motivo, en este artículo responderemos algunas de estas dudas para que al momento de desarrollar el mantenimiento se realice de manera óptima y sin perjudicar la integridad del equipo.

¿Cada cuánto se requiere el mantenimiento?

Es muy común que muchas personas realicen el mantenimiento de la caldera de calefacción, pero no tienen claro cada cuánto hay que hacerlo y por lo tanto no mantienen una periodicidad de las actividades de reparación y prevención, perjudicando el rendimiento del equipo y su efectividad en el mediano y largo plazo.

Por lo general, es necesario que se realice un chequeo anual, en el que se realicen actividades de limpieza, inspección, prevención y reparación; al mantener esta regularidad se impide la aparición de los fallos más comunes en estos equipos y aumenta la vida útil del dispositivo.

Es recomendable que la persona encargada de este procedimiento sea un técnico profesional de su confianza, ya que no sólo tendrá la experticia suficiente para realizar todas las acciones de mantenimiento sin inconvenientes, sino que también le garantiza que se desarrolle un control preciso al agendar su próxima cita de manera inmediata en el año posterior.

Por otro lado, es posible encontrar personas que afirman que el mantenimiento se puede hacer incluso cada dos años, sin embargo, esto es parcialmente real, ya que únicamente aplica para aquellos modelos inferiores a diez años, puesto que el desgaste no es demasiado notorio; más allá de este tiempo de vida útil no hay que exceder del período sugerido.

¿Cuáles son las consecuencias de no realizar el mantenimiento al calefactor?

Al llegar a la temporada invernal, la mayor parte de los inconvenientes de que el sistema de calefacción falla se deben a la falta de mantenimiento recurrente; y es que si no se le da la atención adecuada a los problemas más comunes a los que enfrenta el calefactor se presentará una probabilidad más alta de fallas en el mediano y largo plazo; entre ellas se encuentran los ruidos, la pérdida de temperatura, el excesivo gasto energético o que el equipo directamente deje de encender indefinidamente.

Por el contrario, cuando se tiene un equipo de estos al día en cuanto a mantenimientos se asegura de que el consumo energético se reducirá, obtendrá una vida útil más extensa, se enfrentará a menos períodos de inactividad y la calidad del aire interior será mayor, limitando los residuos de suciedad y escombros que muchas veces se filtran a la habitación.

Así mismo, durante los meses de invierno le aportará tranquilidad, al saber que disfrutará de un ambiente cálido y confortable sin ningún tipo de interrupción.

¿Se debe cambiar el filtro de aire?

Una de las piezas más importantes al momento de realizar el mantenimiento es el filtro del aire, una pieza encargada de evitar que el polvo y demás partículas peligrosas ingresen al sistema y causen daños dentro de la estructura interna del dispositivo o que incluso se propaguen por las diferentes habitaciones del hogar. Por eso es necesario que sea cambiado de manera regular, por lo menos, una cada tres meses para tener un excelente rendimiento.

Al realizarlo, estará sumando varios años en la vida útil del equipo, reducirá el consumo energético, mejorará la calidad del aire interior, prevendrá que se sobrecaliente durante la operación y regulará con mucha más facilidad la temperatura de la habitación.

¿Cuál es la vida útil promedio de un horno de gas?

En general, si realiza todas las operaciones de mantenimiento, el calefactor tiene una vida útil aproximada de 20 a 30 años; más del promedio que tienden a presentar fallas irreparables en la primera década de uso cuando no se previenen con las acciones de reparación y limpieza apropiadas.

Estas son algunas de las principales preguntas que se realizan al momento de llevar a cabo el mantenimiento del calefactor, si tiene alguna otra duda, podrá comunicárnosla al WhatsApp +52 (81) 2152 4723 o a través del correo info@h2otek.com (nacional) y intil@h2otek.com (internacional).