Preguntas comunes sobre las lavadoras comerciales

construcción

Comenzar la construcción de una lavandería comercial o instalar una estación de lavado en un negocio existente es una manera de obtener buenos ingresos. Las lavadoras domésticas no son opción ya que pueden ralentizar el proceso, desesperar a los clientes y hacerles ganar menos dinero. Tienen que adquirir lavadoras y secadoras comerciales e industriales. Hay muchas dudas sobre ellas ya que no son muy conocidas, que es importante aclarar antes de adquirirlas.

¿Qué son las lavadoras comerciales e industriales?

Actualmente, sin importar la marca, todas las lavadoras se fabrican con un tambor en el centro que tiene diversos orificios para que circule el agua. Hay dos tipos de lavadoras comerciales: carga horizontal y carga vertical. Otra característica común de los equipos modernos es el sistema de apagado automático que se activa cuando la puerta de carga es abierta. El tambor genera el movimiento requerido para lavar las prendas y funciona con un motor eléctrico de tamaño variable según el modelo. En los equipos para la construcción de lavanderías industriales y comerciales el tambor es más grande debido a su alta capacidad de carga.

Hay ejemplares de uso comercial que poseen motores eléctricos de conducción directa conocidos como Direct Drive. La tracción del motor se efectúa directamente y produce menos vibraciones y ruidos. Las lavadoras industriales son muy voluminosas, por lo que deben usarse en espacios amplios, aunque puede economizar metros cuadrados ya que pueden colocarse en vertical con puerta frontal. Tienen diversas capacidades: las más grandes resisten cargas de 60 kilos, sin embargo, las más habituales son de 9 a 20 kilos. Requieren para funcionar detergentes industriales, que poseen una formulación especial.

Se diseñan para maximizar la productividad de modo que su consumo de luz y agua sea eficiente con cada ciclo de lavado, además, son para usos intensivos, por lo que tienen una vida útil considerable. Su reparación es económica y viable en términos de reparación, ya que las piezas de repuesto se encuentran con facilidad. Hay una variante conocida como lavadora semiindustrial y se diseñan para entornos con volúmenes medios de trabajo. Se trata de un híbrido entre lavadoras domésticas y comerciales y se usan en colegios, hoteles pequeños, etcétera. Consideren algunos factores antes de comprar secadoras y lavadoras más convenientes.

¿Cuáles son las ventajas de las lavadoras industriales?

  • Dejan la ropa en óptimas condiciones de higiene debido a los detergentes especiales, además, evitan encogimientos, disminuyen los tiempos de secado y daños en los materiales. Son una excelente opción con las que es posible la conservación de prendas.
  • Los detergentes industriales son menos agresivos para las prendas porque no dejan residuos en el equipo, lo que disminuya las probabilidades de averías, además, son naturales y respetuosos con el medio ambiente.
  • Las lavadoras comerciales (como las que ofrecemos en H2O TEK junto con equipos de calefacción) incrementan la productividad hasta un 60% y sus ciclos son eficientes energéticamente.
  • Lavan hasta 50% más rápido que las lavadoras convencionales.
  • Sus componentes se fabrican con materiales de gran durabilidad, lo que disminuye los mantenimientos y revisiones periódicas. Requieren solo limpieza para que luzcan y funcionen bien.

Es importante que elijan una lavadora industrial de marca, ya que de ello depende su apariencia, calidad final y el disfrute de sus ventajas. Las de primera línea son las más efectivas y eficientes y presentan acabados más satisfactorios, aunque las de gama media y baja son útiles para lavanderías pequeñas.

¿Cuáles son las diferencias entre lavadoras domésticas y comerciales?

Cada vez más personas recurren al servicio de lavanderías por las ventajas de los equipos industriales en comparación con los domésticos.

  • Capacidad de carga. La capacidad de carga de las lavadoras comerciales es referida en kilogramos de prendas mojadas, mientras que las industriales indican la capacidad carga en kilogramos de ropa seca, por lo que resisten mucho más. Las lavadoras industriales estándar lavan entre 9 a 25 kg mientras que las domésticas lavan menos de 8 kg, además, nos son útiles con textiles de gran tamaño.
  • Capacidad de trabajo. Los equipos domésticos se diseñan para usarse moderadamente y resisten entre dos y tres ciclos de lavado diario, en cambio las industriales son para aplicaciones intensivas y pueden usarse más de doce horas al día.
  • Consumo de agua. Se piensa que las lavadoras industriales consumen demasiada agua por ser más grandes, sin embargo, son más eficientes que las domésticas. Las últimas consumen por cada ciclo de lavado hasta 150 kilogramos mientras que las primeras consumen 90 litros. ¿Por qué? Porque los equipos industriales en cada ciclo de lavado permiten cargas superiores de ropa.
  • Reparación. Las lavadoras domésticas de gama alta duran muchísimos, pero no tanto en comparación con un equipo industrial de gama media, ya que sus piezas se estropean con el uso, además, su reparación es más costosa ya que las refacciones son más rentables. Se trata de un motivo por el que muchas familias adquieren actualmente lavadoras industriales, que poseen componentes reforzados y duran muchos años incluso bajo condiciones de uso rudo.

¿Dónde se utilizan?

Originalmente se diseñaron para cubrir los requerimientos de plantas industriales y grandes comercios, sin embargo, pueden usarse en hogares amplios. Son muy demandadas por la industria hotelera, hospitales y fábricas de textiles.

¿Por qué contar con una estación de lavado industrial?

Las Lavanderías Industriales son un tipo de negocio que ha crecido considerablemente en nuestro país debido a sus beneficios para clientes y propietarios. Hay incluso franquicias ya que con el tiempo se mostraron como negocios rentables. Algunas razones por las que deben iniciar la construcción de una lavandería son:

  • ¿Desean excelentes ingresos diarios sin mucho esfuerzo? Inviertan en la compra de lavadoras y secadoras comerciales. Actualmente se venden sistemas automatizados por lo que basta presionar algunos botones para que los equipos hagan todo el trabajo. Los propietarios solo deben esforzarse en labores administrativas y de atención al cliente, y limpiar periódicamente.
  • Optimizar tiempo. Las lavanderías permiten ahorros de tiempo para clientes y propietarios. El personal puede enfocarse mejor en sus actividades y el entorno laboral tendrá mayor eficiencia, además, los clientes gustarán visitar el negocio ya que su ropa quedará lista la mitad del tiempo que requiere lavar en equipos domésticos.
  • Ahorro de dinero. Las lavadoras y secadoras ayudan a evitar pagos innecesarios. Disminuyen los recibos de agua y luz y no es necesario contratar muchos empleados para atender el negocio. Permiten el lavado de manteles, uniformes, servilletas de tela, cobijas, cortinas, entre otros textiles que son más complicados y costosos con un equipo doméstico, además, no dañan la ropa por los detergentes que requieren, lo que evita inconformidades por parte de los clientes.
  • Las lavadoras comerciales son muy rápidas, lo que alegra a clientes y propietarios. Pueden atender a decenas de clientes en un día y percibir mayores ingresos.

Si desean comprar lavadoras y secadoras comerciales de calidad y a precios competitivos para iniciar su negocio o preguntar por nuestros sistemas de agua caliente marquen al 800 9 H2O TEK (800 942 6835) o llenen el formulario de nuestro sitio web.