¿Por qué instalar calefactores radiantes en su almacén?

calefaccion

Al igual que otros espacios donde realizan sus actividades diarias, los almacenes también necesitan que el calor se encuentre a ciertos niveles, especialmente en las épocas más secas y frías. Un calefactor convencional no funciona para esas instalaciones. Existe uno que puede satisfacer sus necesidades y que ofrecemos en H2OTEK: los sistemas de calefacción radiante.

Si se combina con algunas precauciones para prevenir la pérdida de calor, como aislar las paredes u otras superficies, obtendrán notables beneficios. La última es una excelente forma para lograr la eficiencia para su negocio, no obstante, son capaces de calentar grandes áreas de trabajo por sí mismos. Si desean conocer cómo se beneficiaría su almacén con los calefactores radiantes, continúen con esta publicación.

¿Qué es la calefacción radiante?

Se trata de un tipo de calefacción que eleva la temperatura de una superficie. Usualmente, los calefactores radiantes calientan la superficie de los pisos, pero también pueden instalarse en techos y paredes. Existen también calefactores industriales portátiles, que son importantes para distintos sectores. Funcionan de distintas formas, por ejemplo, algunos modelos tienen un sistema que calienta agua y la hace fluir a través de un sistema. También funcionan con quemadores que calientan mediante una resistencia eléctrica o con gas.

Si consideran un calefactor radiante, es importante tomar algunas consideraciones. Por ejemplo, si instala un suelo radiante, deben realizar ciertas planificaciones para que el sistema funcione.  Tienen que disponerse de forma adecuada las tuberías para transportar agua tibia, de lo contrario, ocurrirán puntos fríos y harán que el almacén sea incómodo.

Evitar el costoso y engorroso proceso descrito anteriormente es posible si optan por calentadores colgantes o portátiles, que son cada vez más aceptados por las industrias, debido a su alta capacidad de calentamiento. Un ejemplo es el modelo CRAI-96-QC-N que ofrecemos, que debe colgarse en techos altos y convierte superficies radiantes de hasta 900°C para transformar en calor hasta el 60% del suministro de gas.

¿Por qué instalar calefactores radiantes en almacenes?

Hay varias razones y algunas son más relevantes que otras. Las ventajas ideales para los almacenes son:

Prevenir daños a los productos

Algunos almacenes se encuentran en zonas que son propensas a temperaturas extremadamente frías. En tales condiciones, pueden dañarse ciertos productos de su inventario. Evitarlo es posible si se instala el calefactor radiante, que calienta el aire circundante para inhibir la aparición de daños por alta humedad relativa. Es por ello por lo que también se considera con una excelente tecnología para el control de humedad. Además, ahorrarán mucho dinero a largo plazo al prevenir pérdidas de productos.

Los trabajadores son más eficientes

Durante las temporadas frías, es común que el personal se ponga abrigos muy pesados y grandes para mantenerse calientes. Esto los entorpece y los volverá lentos al trabajar. Si desean que sus empleados de almacén sean más eficientes, necesitan calentar el entorno para que sea cómodo y evitar retrasos o ausencias por resfriados u otras enfermedades. Los calefactores radiantes ayudarán considerablemente.

Prevenir la formación de moho

Instalar un calefactor radiante garantizará que no se acumule moho en los racks, cajas o productos. De esta manera, no ocurrirán daños que afecten sus ingresos. A ningún dueño de almacén le gustaría que alguno de sus clientes devuelva productos o solicite un reemplazo. Pueden evitarlo si instalan un sistema adecuado. Necesitarán la ayuda de un experto para dimensionar el sistema a instalar según el tamaño de su almacén.

Hay otras ventajas menos relevantes y que aplican para cualquier instalación, pero que pueden aprovechar este invierno 2022:

Son silenciosos

Tanto los calefactores a gas como los eléctricos son muy silenciosos, aunque depende del sistema que integren. Por ejemplo, los que integran quemadores en cerámicos son más silenciosos que los que funcionan con un sistema hidrónico o caldera.

Ideales para personas alérgicas

Instalarlos evitará los remolinos de polvo, que son una causa frecuente de alergias. Si su personal sufre este problema respiratorio, no tendrá que preocuparse y trabajará de forma más cómoda. Todo el personal obtendrá beneficios, como mejor respiración y menos estornudos, tos o sibilancias.

No hay pérdida energética por conductos defectuosos

Los sistemas de calefacción radiante colgantes no integran conductos, por lo que no resultaron afectados por la pérdida de aire en sistemas de conductos. Esto conlleva ahorros notables en las facturas de energía.

Fácil de zonificar

Debido a la manera en que son instalados y a su funcionamiento, son fáciles de zonificar, lo que significa que usa varios quemadores para establecer temperaturas únicas e individuales para cada zona del almacén.

Brinda una calefacción suave y cómoda

A diferencia de los sistemas de convección forzada que calientan el aire, los calefactores radiantes caliente de forma gradual, lo que resulta cómodo para muchas personas.

Si desean un sistema de calefacción de calidad, contáctennos. Nuestro modelo CRAI-96-QC-N de alta intensidad tiene lo que necesitan y es ideal para almacenes, procesos de producción, naves industriales, comercios, salones, invernaderos, entre otras instalaciones. Es necesario instalarlo en techos altos, comúnmente entre cinco y ocho metros. Si desean conocer más detalles sobre este producto marquen al 800 9 H2O TEK (800 9426 835) o completen nuestro formulario.