¿Por qué es tan importante controlar la temperatura del agua de la alberca?

piscina

En diversas ocasiones, a través de este blog, hemos explicado las ventajas de tener climatizada la alberca y las maneras como puede realizarlo con nuestra ayuda, sin embargo, muchas personas aún se preguntan las diferentes razones por las que esto es importante, y por esa razón hemos escrito este artículo en el que vamos a describir a todos nuestros lectores la verdadera importancia de mantener el agua de la alberca a altas temperaturas mediante el calentador de agua para albercas.

Comodidad en el invierno

Una de las mayores ventajas y la principal razón por la que nuestros clientes adquieren este calentador de agua industrial es la llegada del invierno, y es que esos meses en donde el viento, la lluvia y el mal clima gobiernan el mundo hacen que disfrutar de la alberca sea imposible y se deba obligar a resguardarse en casa y admirar como su piscina se ensucia sin siquiera utilizar; este aparato, logrará equilibrar la temperatura para que sea agradable entrar incluso en el invierno y pueda continuar con su pasatiempo de natación durante todo el año.

Practicar natación

Hablando de natación, este deporte requiere, indiscutiblemente, que el agua esté a una temperatura muy similar a la del cuerpo humano, de esta manera, los músculos no sufrirán el cambio de temperatura abrupto y no padecerán de rigidez, por lo que será más fácil que se logre mover adecuadamente y no sufrirá lesiones como calambres dentro del agua; por este motivo, si desea entrenar en su casa o es dueño de un gimnasio en el que se enseña este deporte, debería considerar adquirir un calentador de gas, eléctrico o solar para su alberca.

Relajación

Después de un día estresante no hay nada mejor como descansar en medio de un ambiente acuático, en el que pueda moverse con facilidad y sobre todo en el que sus músculos logren liberarse de la tensión provocada por los estreses del día a día, especialmente en invierno, cuando las fuertes lluvias provocan que el tráfico se mueva más lento, lo que repercute en estrés y una intensa tensión muscular.

Más control de los microorganismos

Si bien calentar el agua demasiado es convertir el agua en un ambiente ideal para el crecimiento de microorganismos, el calentador de agua para albercas funciona no para calentarla sino para nivelar su temperatura en el punto exacto en donde el pH es el ideal para aplicar el cloro y desinfectar la piscina de manera adecuada; además, regular la temperatura del agua ayuda al cloro a descomponer con mayor facilidad diferentes metales y sustancias orgánicas que de otra forma tardarían mucho tiempo en descomponerse.

Balance del agua

El balance del agua se mide en función del nivel de carbonato de calcio, cuando está alto, la piscina es más propensa a generar sarro, por lo que lo más importante es mantener nivelado esta métrica; existen diversas formas para conseguir esto, sin embargo, hay un factor que es muy influyente y se trata de la temperatura; cuando es muy baja, el balance es muy alto, cuando está en una temperatura media es más fácil de nivelar.

Una de las mayores ventajas es que la temperatura del agua es fácil de medir, a diferencia de los otros factores que determinan el balance, por lo que es muy fácil determinar si está alterando este indicativo; el valor adecuado se encuentra alrededor de los 30 °C u 80 °F, temperaturas que sólo puede conseguir de forma constante con un calentador de agua para albercas.

Se conservan mejor los materiales

Los materiales de la piscina también son importantes de controlar y es que a medida que baja o sube la temperatura, los materiales pueden desgastarse más rápido, como el yeso, el concreto, el cuarzo, el vinilo o la fibra que pierden sus propiedades a medida que baja la temperatura, se degradan sus colores, pierden su firmeza e incluso logran desprenderse de su sitio ocasionando accidentes y contaminación del agua.

Es el concreto el que más riesgos supone, ya que cuando se degrada y se desprende interactúa químicamente con el agua de la alberca, ocasionando graves daños, como la aparición de acumulación de calcio (sarro), eleva el pH, desequilibra las composiciones e incluso comienza a «comerse» las paredes.

Estas son algunas de las razones por las que el calentador de agua para albercas es fundamental, debido a que garantiza que el nivel de agua se mantendrá en un valor específico y que permita la conservación de las propiedades de la piscina y el bienestar de quienes la usan; para adquirir estos dispositivos, tan sólo debe escribirnos a info@h2otek.com en México o al inti@h2otek.com en el territorio internacional y preguntarle a nuestros asesores por el calentador de piscinas.