Negocios productivos que incrementan ganancias: cómo generar alta rentabilidad de spa y vapor para baño

vapor para baño

Si bien a partir de la pandemia, los negocios alrededor del mundo han sido afectados de manera significativa, lo que se espera es que se puedan restablecer o incluso evolucionar a partir de la ‘nueva normalidad’. Es importante acatar las recomendaciones sanitarias, pero no por eso, dejar ir una oportunidad de negocio viable para la economía de cada persona.

Puntos esenciales para maximizar un servicio de spa rentable con vapor para baño

Simplificar estructura de servicios

Los expertos en negocios de cualquier tipo, suelen tener una recomendación estándar: simplificación de menú o servicio. Tomemos como ejemplo a un restaurante en busca de una reputación aceptable. Este tipo de empresa, comúnmente cae en el error de ofrecer una gran variedad de platillos, tratando de abarcar múltiples sabores, creyendo que van a atraer una gran cantidad de clientes (tal vez esto solo sirva para grandes cadenas). Pero al tratarse de negocios más artesanales o locales, lo mejor es abstraer un menú, simplificando y haciendo más eficiente la gama de platillos, que se proyectará en una mejor calidad de alimentos y un mejor servicio.

Esto al trasladarlo a un negocio de spa, lo mejor es ser sencillos con las terapias que se van a dar, pero concisos y con calidad de servicio. De nada servirá tener un gran complejo si no se pondrá la misma atención personalizada en cada área; hay que ser sencillos al menos en un principio para tratar de obtener los mejores márgenes de ganancia, y ya con el tiempo ir añadiendo nuevas etapas, con su adecuada planeación, así como óptimas zonas de relajación, meditación y sauna húmeda o seca.

Valor agregado a los servicios de spa y vapor para baño

Es posible que llegue un momento en que creamos que una solución para incrementar ventas o tener un buen flujo de ingresos, sea por medio de baja de precios, pero antes de hacer eso, mejor pensemos en otra solución. Quizás sería mejor tratar de mejorar la experiencia de clientes por medio de conocimiento adicional de los servicios, o incluso con obsequios de cortesía.

Por ejemplo, para los que vayan a usar un cuarto de vapor para el sauna, proporcionar información valiosa para mejorar su experiencia en ese recinto, con técnicas de meditación o hasta proporcionar un servicio de calor-frío para los que deseen mejorar sus defensas. Además con pequeños regalos como toallas membretadas para dichos recintos vaporizados, podría ser un lindo detalle.

Maximizar el uso de espacio en el spa

Tomemos como ejemplo el vapor para baño. Inmediatamente se puede pensar que se necesitará un espacio amplio para varias personas, pero la realidad es que con dos o tres cabinas de 2×2 bien diseñadas y adecuadas con su generador de vapor, será más que suficiente, al menos en un principio. De hecho, la mayoría de las personas prefieren un poco de privacidad mientras toman esta relajante terapia.

Esto aplica para los demás servicios. Si no se piensa y planea muy bien en el diseño de cada recinto, podría acarrear problemas funcionales a futuro, teniendo que modificar sobre la marcha, lo que obviamente perjudicará el rendimiento empresarial.

Promociones para el spa y vapor para baño

Estas actividades son fundamentales para cualquier empresa de servicios. En ese sentido, hay que aprovechar las redes sociales para atraer nueva clientela y mantener cautiva a la que ya se tiene. Para ello, se podrían hacer paquetes de ‘fiesta spa’, ‘damas de novia’ y hasta ‘graduaciones’. Al final se tratará de la creatividad promocional de cada negocio.

Maximizar el recurso humano con recompensas

No hay nada mejor en una empresa que mantenga una política de ganar-ganar para todos, y más en esta clase de negocios. No será de utilidad tener servicios con empleados que no son debidamente compensados por sus labores. La fuerza laboral será el empuje principal del spa.

Otros consejos:

  • Supervisar rendimiento empresarial con KPI’s u otros indicadores clave.
  • Administrar mejor el inventario para reducción de costos (pero sin llegar a ser raquíticos).
  • Ser equilibradamente proporcionales con minoristas y los servicios que se otorgan.
  • Actualizar constantemente los servicios que se dan. Por ejemplo, nuevos aditamentos para hacer aún más relajante la sauna húmeda.
  • Gestionar ingresos y rendimiento con técnicas de gestión a través de reducción de servicios que no generan nada, o aprovechar las horas pico para maximizar los servicios reservados.