Mutágenos químicos y biológicos derivados de la contaminación química y ambiental por una inadecuada limpieza y sanitización

nebulizador

Nebulizadores industriales para pulverización de pequeñas partículas contaminantes

Las alteraciones genéticas pueden ser heredadas de los padres o se producen sistemáticamente en alguna sola célula, por estar expuestos a virus y demás patógenos. Los mutágenos físicos, químicos y biológicos, son las principales razones además de la genética hereditaria, por la que existen tantos enfermos, con afecciones realmente serias que desembocan en cánceres. La desinfección y sanitización empresarial, por medio de nebulizadores industriales, podrían ser la clave para ayudar a mitigar las condiciones ambientales de las áreas más riesgosas de trabajo.

De acuerdo a Guizar, Lewin y Thompson, los productos químicos y virus, entre otros factores, alteran las condiciones inmunológicas, a tal grado de causar cáncer en las personas. Y es bien sabido que muchas sustancias cancerígenas, permean en ambientes domésticos, comerciales e industriales.

¿Qué debería esperar un trabajador, que todos los días está la mayor parte del tiempo encerrado en un ambiente, que no solo es pesado para respirar, donde no se percibe un aire puro, con condiciones térmicas deplorables, sino que además y sin darse cuenta, está constantemente aspirando en pequeñas dosis, contaminantes químicos o físicos, provenientes de rejillas de ventilación sin limpiar, en habitaciones con rincones plagados de moho, cuyas esporas pululan en el ambiente, con productos de limpieza que no son ideales para la salud humana, con el desprendimiento de micro partículas metálicas o de fibra de vidrio provenientes de la manipulación de los materiales?

Estos y muchos factores más que se descuidan, forman una combinación peligrosa para el desarrollo del cáncer en personas que trabajan y conviven en ambientes cerrados, tan solo algunas horas del día. Es obligación del patrón y de las autoridades, poner atención a esta temática, con revisiones constantes de los mecanismos y sistemas de climatización que están en uso, y que son potencialmente focos de polución cuando estos aparatos están en mal estado, sin limpiezas periódicas en humidificadores, deshumidificadores y aire acondicionado en general.

La pulverización a través de nebulizadores industriales o domésticos, también es importante dentro de un programa de sanitización y desinfección empresarial. El personal de limpieza debería estar familiarizado con estos aparatos o el mismo personal técnico, para aplicarlos en procesos que desprendan muchas partículas esencialmente dañinas para el organismo.

Esto invariablemente se extiende al embarazo, por ello es fundamental que las mujeres bajo tales condiciones, se les beneficie de acuerdo a las leyes laborales federales, o en su defecto, se les proporcione un ambiente cómodo donde pudieran estar trabajando, como desde casa, por ejemplo.

El hogar, otro lugar que debería estar impoluto en todos sentidos. De acuerdo a estudios, el desarrollo del embrión y feto, podría ser modificado de mala manera, cuando la gestante está expuesta a elevadas fuentes de calor, radiación, infección en la maternidad y desde luego, las sustancias químicas, como humo de cigarro y otros carcinógenos originados de varios puntos. Los contaminantes biológicos también son un problema, donde se implican necesariamente a los virus. Es por ello que ha habido casos de recién nacidos con COVID-19 durante su nacimiento, pero no se han registrado fallecimientos por esa causa, incluso, los bebés ya nacerían con los anticuerpos necesarios. Aun así, todavía no hay certeza absoluta de cómo la salud del recién nacido, se podría comportar antes, durante y después del parto; todavía hay mucho que investigar.

Con todo eso, se estima que al menos el 10% de los casos, las anomalías congénitas en el feto, provendrían de alteraciones genéticas por exposición de la progenitora a distintas fuentes de contaminación, ya sean virus, bacterias y productos químicos dañinos. Por ello, la importancia de las vacunas en niñas y adolescentes, para evitar otro tipo de infecciones comunes, como la rubeola y varicela.

El hogar, como espacio de esparcimiento y convivencia familiar, o como área de trabajo de home office, debe estar impoluta cuando hay miembros susceptibles a enfermedades, o para el cuidado de la mujer embarazada. La limpieza es fundamental en ese aspecto, cuidando que todo mecanismo de climatización esté en buenas condiciones y con ayuda de un nebulizador, realizar la sanitización que precisa este lugar tan importante.