Mitos acerca de la calefacción infrarroja

vapor para baño

Actualmente, hay varios sistemas para calentar espacios que son eficientes e ideales para evitar los inconvenientes relacionados con los vientos fríos invernales. Para acondicionar espacios pequeños y medianos, se utiliza cada vez más el calefactor infrarrojo, que usa ondas infrarrojas para transmitir el calor. Irradia a hacia las superficies y objetos de manera directa, es decir, llega hasta los muros, pisos y demás materiales de la habitación en la que se instale.

Al activarse el equipo, recuerda al calentamiento de la tierra por la radiación solar, ya que las superficies acumulan el calor transmitido por el funcionamiento de la calefacción infrarroja. El aire se calienta por el contacto con las superficies, lo que distribuye el calor en todo el entorno de manera homogénea.

Hay varios sistemas infrarrojos según la onda irradiada, ya sea larga, media o corta. Si bien son cada vez más conocidos, los sistemas convencionales de calefacción dominan el mercado. Muchas personas creen que se debe a que no son tan efectivos ni eficientes, lo que es incorrecto. Esto ha dado cabida a varios mitos acerca de ellos.

Tardan demasiado en calentar las habitaciones

Esto es una verdad a medias, ya que el tiempo de calentamiento varía según el tipo de onda. Aplica en el caso del calefactor infrarrojo de onda larga, que requiere más tiempo para brindar su máximo rendimiento, pero no para los ejemplares de onda corta que se calientan casi de inmediato. Pese al inconveniente, la inercia térmica de los equipos de onda larga es mayor, lo que significa que brindan calentamientos más estables y por más tiempo, un aspecto crucial para el confort.

La energía infrarroja es peligrosa y es calor

Uno de los aspectos que deben conocer sobre el calefactor infrarrojo es que es completamente seguro. La energía que emiten es igual a la que llega naturalmente desde el sol y es absorbida por todas las cosas en la tierra. Incluso nuestros cuerpos emiten ese tipo de energía sin que haya daños para nuestra salud.

Por ejemplo, la exposición prolongada causa resequedad en la piel, por lo que es importante programar adecuadamente la utilización del equipo. La acción directa de la radiación dañará los ojos, por ello no se recomienda su instalación a alturas cercanas a la vista. Igualmente, ocurrirán quemaduras ante el tacto, por lo que su utilización sólo debe realizarse por adultos.

Ahora bien, con respecto a que es solo calor, se trata de un mito. En realidad, es energía electromagnética utilizada de cierta manera para la generación de calor.

Las condiciones del entorno no afectan la tecnología infrarroja

La verdad es que la transferencia de la radiación infrarroja será afectada ante varias condiciones del ambiente, por ejemplo, la humedad, aunque no supone un problema en aplicaciones domésticas.

Todos los ejemplares emiten luces rojas molestas

En realidad, hay ejemplares que emiten luces rojas y otros que no, lo que depende del tipo de onda. A medida que sea menor la onda infrarroja, la luz será más intensa, lo que es necesario para calentar la estancia de inmediato. Por otra parte, los sistemas de onda larga no producen luces, aunque, como mencionamos, son más lentos. La solución que elijan dependerá de las características de la habitación a acondicionar y de sus necesidades, ya sea que requieran calor rápido o estable, en interiores o exteriores, entre otras.

El tratamiento de la radiación infrarroja es similar a la convección y conducción

No existen circunstancias en que la radiación infrarroja sea comparable a otros métodos de calentamiento. No hay relación alguna entre ellos.

Los calefactores infrarrojos funcionan bien en paredes, como los radiadores

Montarlos en pared no impide que funcionen, pero no permite aprovecharlos al máximo. En esta configuración se pierde hasta un 30% de su eficacia, debido a que el calor se desperdicia al dirigirse al techo. El calefactor irradia en torno a la superficie radiante en un ángulo de 45° y calienta los objetos dentro de su rango de acción directa.

Lo preferible la instalación de calentadores para entornos se realice en el techo para aprovechar mejor el calor generado y llegar adecuadamente a los objetos, sin obstrucciones. Esto permitirá llegar igual a todos los rincones, dará estabilidad a la temperatura alcanzada y evitará que los niños, mascotas u otras personas sufran algún daño por contacto con la superficie calefactora.

No es una tecnología asequible

Se trata de un mito, lo que confirma una investigación efectuada por los expertos de GENIO BAUPHYSIK. Los expertos a cargo de ella mencionan que la tecnología infrarroja es más asequible en comparación con los métodos convencionales de calentamiento de espacios.

Si consideran la totalidad de los gastos requeridos (compra, operación, mantenimiento y reparación), notarán que conlleva notables ahorros energéticos y económicos a mediano y largo plazo. Por ejemplo, en el mercado encontrarán tecnologías altamente eficientes, que permiten ahorros mayores que el 60%, lo que es difícil de hallar en otros sistemas.

Si desean un sistema de calefacción infrarroja, ofrecemos un ejemplar eficiente de la marca EBAC que se monta en techo y funciona muy bien en laboratorios, viviendas, invernaderos, salas deportivas, áreas de almacenamiento, entre otras instalaciones. Soliciten más información al 800 9 H2O TEK (800 9426 835) o llenen con sus datos nuestro formulario.