Los peligros de la humedad y moho en los peluches de los niños y demás juguetes

deshumidificador

La utilidad del deshumidificador para evitar hongos y otras enfermedades en habitación del bebé

Existen muchos factores por los que los niños o bebés pueden contraer enfermedades desde su propia alcoba, y es que el mundo de los patógenos nos rodea a cada rato, y más cuando no tenemos precaución con todos aquellos objetos que están en contacto directo con nuestros pequeños, como juguetes de plástico, hule y desde luego, los peluches, que sabemos a simple vista se ven inofensivos, pero podrían convertirse en una fuente peligrosa de enfermedades para los nenes.

Para empezar, los osos de peluche se ensucian muy fácilmente, y esto es peligroso, porque sabemos que los bebés y niños pequeños tienden a llevarse cualquier cosa a la boca, y eso, precisamente los puede enfermar del estómago. Es esencial que el entorno del bebé esté lo más limpio posible, al igual que sus juguetes. En ese sentido, existen sistemas que nos pueden ayudar a tener un ambiente muy higiénico, como purificadores de aire, extractores de humos, y hasta deshumidificadores, que son de gran utilidad para evitar y quitar la humedad, responsable de la producción de hongos y moho, los cuales se adhieren con mucha facilidad en cualquier objeto de peluche.

Cómo eliminar el moho de los peluches paso a paso

1.- Lo primero que vamos a hacer, es usar toallas, asegurándonos que estén muy limpias, sin rastro de suciedad, polvo o humedad. Luego, en el patio o jardín de la casa, tendemos las toallas y encima de las mismas, ponemos los osos o cuantos animales de peluche tengamos. Con el calor de sol, podremos remover los molestos olores a humedad, y aniquilaremos el moho, al menos el más superficial.

2.- Ahora, vamos a deshacernos de los hongos que se encuentren más en lo profundo. Para ello, tendremos que comprar una especie de aspiradora para tapicería, y si es de bolsillo, mejor. Pasamos el dispositivo por cada rincón del peluche, asegurándonos de matar cada espora visible entre las fibras.

3.- Ahora, vamos todavía más profundo, para eliminar los últimos vestigios de moho, aquellos que lograron sobrevivir, y que son más difíciles de erradicar. Para ello, emplearemos un recipiente con atomizador, al cual le llenaremos una mezcla de amoniaco (1 taza) y agua fría (1 taza). Después, esparcimos la mezcla con el atomizador por todo el peluche, y al final, solo usamos un trapo seco para remover la solución.

4.- Ahora, solo hay que dejar que los felpudos se sequen por completo, con el aire puro del exterior, o si quieres acelerar, con un ventilador estaría bien.

5.- Si todavía se nota algún olorcillo a humedad, entonces habrá que utilizar bicarbonato de sodio. Para ello, meta el oso de peluche en una bolsa de plástico cualquiera, después, vierta el bicarbonato, asegurándose de cubrir por completo al osito. Cierre la bolsa, agite suavemente y solo espere un par de horas, con la bolsa sellada. Saque el peluche.

Controlar la humedad con deshumidificador en el cuarto del bebé

Las alergias, asma, y mohos, son factores con los que uno no se puede confiar. Existen personas que son extremadamente vulnerables, y más los niños pequeños. Los anteriores factores se detonar muy fácil, y solo es por inhalar alérgenos.

Si en el cuarto de los niños, tiene un aire acondicionado, asegúrese de limpiar o cambiar los filtros con regularidad. Lo mismo va para los baños, donde tengan juguetes de plástico, que también son susceptibles a contraer hongos de humedad. Si posee dispositivos de extracción, úselos en todo momento.

Colocar un deshumidificador en el cuarto del bebé o niños, podrá garantizarnos tener una saturación atmosférica controlada, por el bien de los pequeños y de todos aquellos objetos que los rodean, y que están en constante contacto con los mismos.