Los beneficios del baño de vapor para reducir enfermedades del corazón

baño de vapor

Estudio científico demuestra que la sauna húmeda reduce la probabilidad de muerte súbita cardíaca y enfermedades cardiovasculares en finlandeses

Antes hemos mencionado las ventajas que recibe nuestro cuerpo al tomar baños de vapor de manera regular, claro, con los cuidados que eso implica. Esta práctica milenaria sigue vigente al día de hoy, y las razones son muy claras, razones que hemos enfatizado en otros artículos.

Ahora, es verdad que las restricciones para ciertos enfermos es una realidad en cuanto al uso del baño húmedo, sin embargo, eso ha cambiado de acuerdo a un estudio profundo realizado en Finlandia, en el cual después de un análisis exhaustivo en más de 2,300 hombres de tal país, se ha comprobado que acudir de manera regular al baño de vapor, acarreará beneficios cardiovasculares.

De acuerdo a lo estipulado por tal estudio, se asegura una mejora en la función cardiaca del adulto, y más cuando se hacen sesiones regulares de vapor. ¿Cuáles son los beneficios puntuales para la persona de entre 42 y 60 años, de acuerdo a la investigación?

Una ventaja importante es la reducción al riesgo de muerte instantánea por un ataque al corazón, pero no solo eso, ya que las terapias de baños de vapor también reducen las afecciones coronarias letales; en general, las enfermedades cardiovasculares se reducirán y hasta se evitarán, todo esto, de acuerdo al estudio publicado por la misma JAMA of Internal Medicine.

Además hay que enfatizar que previo a esta concluyente investigación, ya existían datos que arrojaban respuestas en cuanto a las bondades de la sauna húmeda. Toda esa información recabada surge como una necesidad latente por las muertes súbitas suscitadas, donde el estilo de vida de las personas combinado con una inadecuada prevención de salud, se presentan como las principales causas de mortandad.

Desde antes ya se adelantaban los beneficios del baño de vapor, y la misma gente aseguraba que al tomar una sesión, se podía percibir una mejora en la respiración de los pulmones. Otros afirmaban que la función endotelial mejoraba sustancialmente, el cual es clave para conservar una óptima salud vascular. Asimismo se podían ver testimonios de adultos que estaban satisfechos por la reducción de arritmias.

Estos datos solo vinieron a confirmar la veracidad y exactitud de la investigación científica realizada en Finlandia y publicada por una revista de importancia y renombre.

Otro dato interesante es que las tradicionales saunas finlandesas son equiparables a una actividad física aeróbica, al menos en términos de ritmo cardíaco. Esto se debe más que nada a las condiciones bajo las cuales está nuestro cuerpo en una sesión de baño de vapor, condiciones como alta humedad y temperatura.

Es importante mencionar que los estudios también arrojaron los beneficios del baño húmedo de acuerdo a la frecuencia con la que se tomaba, cuyas observaciones y datos científicos se corroboraban hasta en un margen de 21 años. ¿Qué conclusiones arrojaron a lo largo de ese tiempo? Básicamente aquellas personas que acudían de 2 a 3 terapias por semana, el riesgo de que contrajeran una muerte súbita cardíaca era en un 22% menor. Por otro lado, aquellos que tomaban de 4 a 7 sesiones de vapor a la semana, disminuían los riesgos hasta en un 63%.

En el tema de las enfermedades cardiovasculares, los individuos bajaban el riesgo en un 27% cuando acudían a sesiones de vapor de 2 a 3 veces por semana, mientras que los hombres que iban de 4 a 7 veces a la semana reducían las posibilidades de caer enfermos hasta en un 50% con respecto a aquellos que solo acuden una vez a la semana.

Para esta investigación se tuvieron que ajustar los factores riesgosos como el fumar, problemas de presión arterial, enfermedades crónicas, bebedores, así como problemas de colesterol y control de peso. Sin duda es un estudio exhaustivo, aunque los mismos autores reconocen que se precisa de realizar más investigación en personas que no están tan acostumbradas a esta clase de terapias.