Lo que deben saber si aplicarán fungicidas con nebulizadores

deshumidificadores

La industria agrícola debe enfrentar muchos retos para lograr producciones rentables y seguras para su consumo, por ejemplo, las enfermedades que pueden contraer las plantas, debido a múltiples organismos, como nematodos, bacterias, virus y hongos. Es necesario aplicar productos especiales para erradicarlos, lo que es posible con ayuda de varios métodos, entre los que destacan la nebulización mediante nebulizadores industriales.

La mejor forma de evitar las enfermedades es combinar prácticas integrales para el manejo de plagas, que incluyen la preparación del suelo, la selección de plantas que resisten las enfermedades, su cuidado (fertilización, riego, entre otras medidas) y usar fungicidas cuando se requiera. En esta publicación, hablaremos aspectos generales e importantes que deben conocer sobre los fungicidas y los nebulizadores, que son ampliamente usados en la agricultura.

¿Qué son los fungicidas?

Se trata de productos diseñados para prevenir, eliminar, mitigar e inhibir la proliferación de hongos en los cultivos. Es importante mencionar que no actúan para evitar enfermedades causadas por virus, bacterias y nematodos. Hay dos tipos disponibles:

Fungicidas de contacto

También conocidos como fungicidas protectantes, se adhieren a la superficie de las plantas en vez de ser absorbidos. Brindan una excelente barrera protectora que evita la introducción del hongo y los daños que causa a la planta. Su función es preventiva, ya que evita la germinación de las esporas del hongo. En este caso, se recomiendan los nebulizadores industriales para aplicarlos de forma rápida y sencilla.

Fungicidas sistémicos

Al aplicarse, son absorbidos por la planta y pueden moverse desde el punto de aplicación a otras partes. Su movimiento dentro de la planta varía según el fungicida, ya sea basipétalo (de arriba hacia abajo) o acropétalo (de abajo hacia arriba).

También pueden dividirse según su función:

Preventivos

Evitan que el hongo entre en las plantas. Requiere contacto directo con los hongos y tiene que aplicarse nuevamente a medida que aparezcan nuevos brotes, hojas expandidas u otros tejidos vegetales. En este caso, se recomiendan los nebulizadores, que también pueden usarse para matar virus y bacterias con desinfectante.

Curativos

Atacan al hongo una vez detectada la infección, lo que significa que pueden detenerla tras iniciar la infección o notar los primeros síntomas. Aquellos fungicidas que se mueven en las plantas pueden ser curativos y preventivos.

¿Cómo afecta el fungicida al hongo?

Hay dos formas en las que pueden actuar. La primera es inhibiendo uno o varios procesos que posibilitan el desarrollo de los hongos y el segundo es dañando la membrana celular de los hongos. Es indispensable integrar varios modos de acción en una misma estrategia de control, ya sea mezclando fungicidas o alternándose para evitar la resistencia a ellos y mantener la eficacia.

Criterios para usar fungicidas

Hay algunos criterios que deben considerar antes de usar los fungicidas:

Diagnóstico adecuado

Antes de aplicar el producto, deben saber qué causa la enfermedad. ¿Se trata de una enfermedad? En caso de responder sí, deben buscar la causa. Si son hongos, deben conocer qué tipo y en qué temporada. También es importante conocer la frecuencia de aplicación del fungicida.

Seguir las instrucciones

Una vez adquirido el fungicida correcto para el problema específico en sus cultivos, lean instrucciones del producto. De esta manera, el cultivo se mantendrá protegido y garantizará el bienestar del medio y la salud de los consumidores. También deben considerar la información brindada en las etiquetas, como ingredientes, formulación del producto, dosis, entre otros.

Método de aplicación

Es importante conocer los métodos para aplicar fungicidas, los equipos adecuados y la dosis recomendada. Encontrarán varios métodos, como aspersión, termonebulización y nebulización, que se aplica con nebulizadores industriales.

¿Qué es la nebulización?

Es un método altamente efectivo, debido a su gran alcance. También se conoce como ULV y consiste en generar una niebla de partículas finas mediante la mezcla del fungicida y aire comprimido. De esta forma, reduce considerablemente el tamaño de las gotas del fungicida, que permite que permanezca mucho tiempo en el ambiente. Es recomendada para aplicar en grandes hectáreas de cultivo o mega invernaderos, además, puede usarse para otros fines y con otros productos, por ejemplo, para fertilizar, aplicar plaguicidas o desinfectar.

¿Qué son los nebulizadores?

Se trata de equipos en forma de cañón diseñados para pulverizar a presión fungicidas, fertilizantes, plaguicidas, entre otros productos, mediante unas boquillas nebulizadoras que convierten el producto en una llovizna suave que el aire difumina y que es producida por un ventilador de alta potencia.

Si usarán los nebulizadores para aplicar fungicidas de contacto, recomendamos ampliamente no utilizar los equipos que ofrecemos en H2O TEK. Contamos con varias opciones para aplicar en grandes áreas, entre las que destacan el nebulizador ULV móvil XE-CRSM-1500, que es de 3,000 CFM y puede transportarse sin problema. Se diseñó para usarlo en áreas de cultivo, almacenes, fábricas, entre otras áreas interiores. Admite tanto fungicidas, como esterilizantes y pesticidas, además es muy potente y resistente ante condiciones adversas.

Si necesitan más información sobre este u otros productos, como el humidificador ultrasónico, contáctennos al 800 9 H2O TEK (800 9426 835) o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.