La calidad en la producción de pan cuidando la calidad de la humedad en el área de producción

humidificador

Para evitar un cierre por malas condiciones o valores atmosféricos inapropiados en cualquier panadería, es esencial contar con sistemas que ayuden a controlar la humedad y temperatura de dichos lugares. No solo es el tema de la humidificación para mantener una fermentación y maduración del trigo en buenas condiciones, para un sabor ideal que permita su consumo posterior, sino también entra el tema de la deshumidificación, que es primordial para evitar el clásico moho y demás hongos que pongan en peligro el producto, y desde luego, a los mismos empleados por la peligrosidad de las esporas. Así que estaríamos hablando de un uso del humidificador y deshumidificador.

En casi cualquier lugar de trabajo, donde se labore en condiciones especiales, como altas temperaturas y valores de saturación atmosféricos específicos, se requerirán de establecer condiciones microclimáticas idóneas para la gente que colabora ahí, así como para el producto que se elabora bajo los estándares pertinentes, y eso vincula a las panaderías o panificadoras; evitemos un cierre por las autoridades sanitarias.

Cuáles son las ventajas de tener un humidificador en una panificadora

1.- En el caso de la elaboración del pan a base de trigos y otros cereales, así como harinas, será fundamental que el área de trabajo se regule y tenga un control de humedad y temperatura adecuados, esto sin duda, beneficiará el proceso de horneado. Solo así nos aseguraremos que el producto esté en buen estado siempre, desde su fabricación, hasta el momento de su almacenamiento, que obviamente, también es preponderante mantener óptimas condiciones microclimáticas.

2.- Otro beneficio es el confort en empleados, después de todo, se está trabajando bajo condiciones un poco extremas. Si bien es cierto que regularmente, las panaderías deben contar con una ventilación y norma de extracción para harinas y polvos, añadir algún humidificador ultrasónico o pulverizador, le otorgaría al área de producción la satisfacción microclimática necesaria; esto se vuelve realmente importante cuando se tienen colaboradores especialmente sensibles a ciertas harinas, o que son susceptibles a zonas de calor.

3.- Estética del producto. Aunque pareciera increíble de creer, un adecuado entorno dentro de una panificadora, podrá proyectarse de forma positiva ante la clientela, hablando desde un punto de vista meramente estético. Es como si la humidificación del lugar, hiciera ver al pan más cremoso y con brillo, algo que los clientes agradecerán.

¿Por qué es importante tener un control de la humedad y temperatura en los procesos en la panificadora?

Ya de por sí es complicado poder controlar los niveles de saturación atmosférica en el proceso de elaboración del pan, donde nos tenemos que asegurar a toda costa, que no se filtre algún elemento que contamine toda una producción, es por ello que al momento de hornear, debemos cuidar tales parámetros de seguridad, y solo para hacer eso, es necesario contar con un sistema que permita valorar tanto las condiciones de humedad, temperatura y pureza del aire. Es esencial monitorizar con paneles de control, para poder saber en qué momento hacer uso de nuestros humidificadores, deshumidificadores e incluso purificadores de aire, ya sea de una forma manual o automatizada.

¿Cuáles son los momentos críticos para monitorizar los niveles de humedad y temperatura en la panificadora?

Prácticamente, los parámetros de humedad, temperatura y aire puro, deben medirse en cada una de las fases de producción y almacenamiento del pan, empezando por los insumos.

Es importante que las bodegas para materia prima, tengan niveles de temperatura y humedad adecuados. Estas áreas precisan de bajas temperaturas y baja saturación. Por lo que la inclusión de deshumidificadores es algo factible. Asimismo, en áreas donde el producto se fermenta y madura, tiene que tener parámetros ambientales impecables. Después de hornear el producto, este debe reposar para que se enfríe, es por ello que el control de temperatura tiene que ser preciso. Luego, vienen las salas especiales donde se empaqueta el pan, este proceso debe ser muy limpio, sin presencia de moho u hongos que pongan en peligro al producto final. Incluso durante el transporte, es de suma importancia el control de humedad y temperatura.