Humidificación confortable en comercios e industrias con humidificadores de alta tecnología y eficiencia energética

humidificador

Los ambientes comerciales cada vez deben contar con un confort térmico propiciado con climatización de todo tipo, pero no abusando de un determinado sistema en específico todo el tiempo, como ventiladores o el mismo aire acondicionado; a este tipo de mecanismos hay que darles su debido mantenimiento en todo momento, para que se siga respirando un aire puro, y que no se vicie, evitando así, insalubridad en comerciantes y clientes.

Propiciar el buen confort térmico se puede hacer por medio de humectación o humidificación a través de humidificadores portátiles industriales o fijos. Se ha visto que funcionando este aparato, puede lograr un porcentaje de humedad adecuado, incidiendo también de forma invariable en los grados centígrados de una estancia, chica o grande.

Se ha comprobado, que por cada 100 kg/h de agua evaporada, derivado de las gotículas esparcidas por un mecanismo de humidificación, dicho efecto es capaz de refrigerar un entorno específico, por medio de una absorción calorífica de hasta 69 kW, con el mínimo consumo energético de hasta 1 kW. Esto definitivamente acarrea beneficios impresionantes en cuestión de ahorro eléctrico y monetario, además del inherente hecho de acceder a un tipo de sustentabilidad empresarial, que pone en un escaparate a muchas compañías y negocios.

Asimismo, es necesario que con humidificadores, evaporadores o los mismos nebulizadores, se logre aprovechar la condición climática circundante en una nave industrial o complejo comercial. ¿Cómo se lograría tal cosa? Simplemente con añadir otra clase de tecnología, como los intercambiadores de calor, cuya función es la de abastecer o impulsar una refrigeración cíclica, absorbiendo la humedad externa, llegando a un ahorro de hasta el 50% en la climatización de todo un complejo.

Esos sistemas tecnológicos evolucionados, son ideales para centrales de tratamiento, donde suelen emplear mucho la refrigeración adiabática para climatización y procesos industriales en general.

Aplicaciones y procesos de humidificación de acuerdo al ambiente laboral o comercial

En cuanto al humidificador industrial y casero, así como otros sistemas de evaporación, se destinan a aplicaciones ambientales específicas. Hablemos por ejemplo, de las oficinas.

Es normal que se le diga humidificación de un ambiente, pero en ciertos casos, tal vez lo mejor sea denominarlo como una humectación climática para naves industriales, oficinas o lugares de trabajo. En determinadas circunstancias, la saturación atmosférica es esencial para mantener áreas laborales en perfectas condiciones microclimáticas, para salud de trabajadores en todas sus áreas. Después de todo, se ha visto que una de las mayores razones del ausentismo laboral tiene que ver con las enfermedades. Esto invariablemente contraerá gastos administrativos contraproducentes para la empresa, por la necesidad de contratación exprés de personal suplente o recolocación de puestos emergentes; aunque casi no se sentirá el impacto en empresas muy bien organizadas y gestionadas.

De acuerdo a estudios estadísticos, se ha visto que el absentismo laboral se da en más del 50% de la población por haber enfermado por una infección, y de ese porcentaje, se deriva que hasta un 58% de las causas son por específicas afecciones del sistema respiratorio. Si bien es más complicado discernir el origen de dichas enfermedades, porque se pudieron haber dado en el hogar o reuniones sociales, sí que uno de los orígenes se podría rastrear hasta el entorno de trabajo, en aquellas empresas que no cuentan con una atmosfera sana laboral, en cuestión de climatización y percepción de aire puro.

Es esencial que toda organización cuente con mecanismos naturales y artificiales que propicien oxigenaciones continuas en áreas comunes de trabajo, y en aquellas más extenuantes, como en naves industriales. Los humidificadores portátiles, purificadores de aire y hasta nebulizadores, pueden ser los ejemplos más fehacientes de una nueva forma de climatizar espacios, para una purificación de aire; solo hay que estar al tanto de que funcionen correctamente en todo momento.