Huertos de plantas medicinales y aromáticas en el hogar con ayuda del humidificador y otros mecanismos

humidificador

Recomendaciones básicas para el cultivo de plantas medicinales y aromáticas

El mundo nos está llevando a que empecemos a propiciar nuestros propios proyectos de horticultura, desde nuestra propia casa o departamento. Y aunque pareciera sernos complicado en un inicio, la verdad que no lo es. Además, ¿no es suficiente motivación tener la posibilidad de tener cultivos medicinales o aromáticos propios en nuestro hogar?

Para poder hacer realidad esto, solo se necesitan de cuestiones muy básicas para que el proyecto personal sea todo un éxito, donde parámetros como humedad ambiental, temperatura, iluminación, nutrientes, entre otros, propiciarán un huerto en gran estado.

¿Cuáles son las razones para instalar un huerto de plantas aromáticas y medicinales en nuestro hogar?

Primero, la mayoría de estas plantas son de tallos pequeños, por lo que no requerirán de espacios muy grandes para su óptimo crecimiento, dándonos también a posibilidad de instalar aquellos mecanismos, dispositivos o sistemas que nos ayudarán a su adecuado desarrollo, como humidificadores, sistemas de iluminación, calefactores o ventilación, y varios más.

No implicarán grandes recursos o derramas económicas, y más si el proceso de cultivo lo hacemos lo más orgánico posible, solo con ayuda de elementos puntuales, como dispositivos de humidificación, termómetros, etc. Además, muchas de sus especies resultan ser bienales o perennes.

Son perfectas auxiliares para otros cultivos o plantas, ya que son capaces de repeler insectos, por lo que son un control natural de las indeseables plagas. Sin duda, si posees otros cultivos, estos saldrán beneficiados.

La importancia de la humedad y temperatura en huerto de plantas medicinales con ayuda del humidificador o pulverizador

Dependiendo del tipo de planta, se requerirá de una determinada cantidad de humedad, aunque expertos aseguran que las fuentes de agua que estén cercanas o riegos, son fundamentales para tales jardines agroecológicos medicinales. Especies que requieran de una saturación importante, tal vez demanden de pulverizadores o humidificadores para que no haya riesgos de deshidratación.

De acuerdo a la especie de planta medicinal o aromática, el juego de luz y sombras, así como zonas humidificadas y secas, será preponderante para el crecimiento de las mismas, ya sea en el suelo del jardín, o en el balcón de la casa. Si el lugar para el cultivo serán las azoteas, entonces se deberán utilizar macetas, botellas o cualquier recipiente que pueda soportar la tierra y sustrato de los cultivos. En ese sentido, se podría emplear el método de la hidroponía.

En cuanto a la temperatura, todo depende del origen de la especie. Por ejemplo, los que son de climas tropicales o que están a nivel del mar, por lo regular necesitarán temperaturas de 20 a 30 grados Celsius. Mientras que aquellas plantas medicinales que se encuentren a una altura mayor, precisarán de temperaturas más bajas (16 a 20 grados Celsius, aproximadamente).

Abono para cultivo de plantas medicinales y aromáticas

Este elemento es de suma importancia, aunque en realidad no necesitarán de mucha cantidad para su crecimiento, es más, solo con usar el fertilizante una vez al año sería más que suficiente. Hay que tener en cuenta el periodo inicial y el tipo de abono que se usará en las plantas, por ejemplo, si lo vamos a hacer en invierno, lo mejor sería emplear fertilizante orgánico, por el contrario, si vamos a empezar a cultivar en temporadas de calor, como en primavera, entonces podríamos utilizar abono mineral.

Asimismo, hay que tener cuidado con el crecimiento de hierba mala, asegurándonos de limpiarla cada cierto tiempo. También, se debe renovar la superficie de la tierra cada 4 centímetros.

En caso de que cultivemos directamente en la tierra de nuestro jardín, es primordial que labremos la misma por lo menos dos veces al año, esto nos servirá para que se mantenga debidamente ventilada. Ahora, para retener la humedad podríamos añadir cortezas de paja o pino, para que haya una correcta hidratación, y si podemos usar algún humidificador para que no haya riesgos de sequedad durante el crecimiento, realmente nos ayudaría mucho.