Guía completa acerca del uso y funcionamiento del boiler solar

boiler solar

Si han adoptado la “conciencia verde” y quieren que sus hogares aporten un granito de arena en pro de la conservación medioambiental, el boiler solar o calentador de agua solar es una excelente alternativa que, además, también les ayudará a que sus gastos en facturas de luz sean mucho menores. Frente a las alternativas tradicionales, que consumen gas o electricidad, este boiler emplea energía limpia e inagotable.

¿Qué es el boiler solar?

Se trata de un dispositivo que se encarga de convertir la energía solar en calor, a fin de elevar la temperatura de algún fluido; de este modo, la energía que emite el sol se transforma directamente en calor sobre una superficie oscura y, al estar en contacto con el líquido, hace que se caliente. Por lo general, su uso consiste en calentar agua para fines sanitarios en neveras, lavadoras, regaderas y lavaplatos, por lo que no solo encuentra aplicabilidad en el hogar, sino también en establecimientos comerciales, hoteles, posadas, asilos, hospitales, restaurantes, lavanderías, industrias y albergues.

De igual modo, los administradores de clubes deportivos lo pueden considerar muy útil para calentar el agua de las albercas, tinas de hidromasaje o jacuzzis, siendo una solución muy efectiva y de bajo costo que no pueden desaprovechar. Sin embargo, hay algunos modelos en el mercado que, por su elevada concentración de cloro y ácido cianúrico, nunca deben instalarse en albercas o tinas de hidromasaje cuyas aguas sean tratadas con cloro.

Temperatura y componentes

El funcionamiento del boiler solar no tiene nada que envidiar al de los calentadores que operan con energía eléctrica o a gas, porque es igual de eficiente en el proceso de elevar la temperatura de los líquidos. Así, el agua que se obtiene con nuestros equipos puede alcanzar hasta los cien grados o más, bajo condiciones de presión atmosférica superior, por lo que sirve a otros propósitos, como en procesos industriales o comerciales, al igual que para alimentar calderas, maquinaria y generadores de vapor.

Los calentadores de agua de tipo solar suelen estar conformados por cuatro estructuras fundamentales, que son el termotanque, un depósito aislado en el cual se almacena el agua caliente; el colector solar, que es la superficie donde se calienta el agua y puede ser plana o con tubos de vacío; el aislamiento término, un compuesto de esponja rígida que mantiene el agua dentro del depósito y hace posible conservar la temperatura durante toda la noche, a fin de usar el agua en la madrugada; y la estructura de soporte, cuya función es la de darle la inclinación necesaria al colector solar para obtener el calentamiento por termosifón.

¿Para qué sirve?

En H2O TEK contamos con una excelente línea de calentadores solares que cuidan sus espacios de construcción, son amigables con la naturaleza y también son de alta eficiencia. En nuestro catálogo disponemos de un sistema de agua caliente de tipo híbrido, con un panel solar y un boiler eléctrico de la marca Rheem.

Una forma simple de boiler puede ser vista al dejar expuesto al sol un gran contenedor negro y lleno de agua. Es natural pensar que, después de unas horas, el agua habrá absorbido una gran cantidad de energía solar y, por lo tanto, estará muy caliente, pudiendo ser usada para cualquier actividad, tanto en hogares, como en industrias y negocios.

Por otro lado, los boilers o calentadores solares más complejos emplean el mismo principio, pero lo expanden, logrando con ello que la recolección de calor sea mucho más eficiente y la distribución resulte dinámica. En nuestro stock tenemos calentadores de la línea SOLARPAK que pueden ser muy útiles para casas en serie, residencias, gimnasios, oficinas, departamentos, condominios, hoteles, entre otros.

Además, nuestra empresa les ofrece soporte y garantía, con el apoyo de ingeniería para la selección de los equipos más convenientes para ustedes, así como servicio técnico para cualquier tipo de necesidad de agua caliente; y, por si fuera poco, todos nuestros productos disponen de un excelente respaldo y confiabilidad en el mercado.

Tipos de boilers

  • Calentadores solares de tubos. Suelen ser fabricados en China y su vida útil va de los cinco a los siete años, con capacidad para conectarse solo al depósito, ya que, por la naturaleza de su concepción, no resisten presión y, dependiendo de sus dimensiones, son capaces de alcanzar temperaturas que oscilan entre los 70 y los 85 grados, aunque pueden sufrir sobrecalentamientos.
  • Calentador solar plano. Estos modelos funcionan con un colector plano con absorción de cobre y difieren de los boilers de tubo en varios aspectos. Por lo general, alcanzar temperaturas que varían entre los 55 grados y los 70 grados, si su diseño lo permite; y respecto a las necesidades de mantenimiento, pueden conseguir las refacciones de manera fácil y sin tener que incurrir en gastos excesivos, puesto que, desde su instalación, estos calentadores son muy fáciles de armar.

Otras aplicaciones

Cabe destacar, además, que hay otros tipos de colectores en el mercado y con estructuras diversas que se adaptan a sus necesidades. Si planean habitar un departamento o una casa por pocos años y no quieren gasta tanto de entrada, les conviene adquirir un calentador de tubos de vacío; pero, si lo que desean es hacer una buena inversión, que les dure más de 20 años y que contribuya a optimizar sus espacios habitacionales, nuestros boilers de la marca Rheem son su mejor opción.

Asimismo, en el mercado hay colectores poliméricos de una sola placa, fabricados en CPVC o polímeros espaciales y que están certificados con protección UV. Están recomendados para albercas o piscinas pequeñas, donde no hay grandes bombas o presiones que hagan que los equipos sean susceptibles a sufrir daños; y, asimismo, les aconsejamos que los instalen de manera directa sobre el piso.

Finalmente, están los calentadores de tubos de vacío de circulación directa, que se componen de una serie de tubos de vidrio por los que circula el agua para calentarse y ser almacenada en un termo. El único inconveniente de estos modelos es que no soportan presiones superiores a 0,4 kg/cm2 y también es importante que eviten dejarlos expuestos al sol y sin agua, porque tampoco resisten el choque térmico con agua fría.

En H2O TEK somos una empresa de amplia trayectoria, profesional y comprometida con nuestros clientes, es por ello que ponemos a su disposición excelentes equipos y a los mejores precios. Para solicitar más información, comuníquense con nosotros a través de nuestros medios de contacto.