Guía básica para la instalación y mantenimiento de piscinas

piscina

Tener una piscina en casa es una de las mejores maneras de enfrentar el aislamiento por la pandemia. Estos espacios suelen ser percibidos como un lujo, pero representan una inversión muy factible a largo plazo, no solo porque contribuyen al sano esparcimiento de sus familiares y amigos más allegados, sino porque aumentan el valor del inmueble significativamente. Así que, si están pensando en construir una alberca en casa o hacerle mantenimiento, en este artículo resolvemos algunas de las inquietudes más frecuentes sobre el tema, de manera que puedan disfrutar al máximo en la seguridad de su hogar.

En primer lugar, vamos a hablar de los materiales. Puede parecer un tema superfluo, pero tiene una gran importancia tanto para la estética, como para la funcionalidad, especialmente si viven con niños pequeños o adultos mayores. Aunque no siempre es indispensable una cobertura, sí es una buena opción y se aconseja para tener la piscina perfecta. Al momento de escoger, deberán tener en cuenta muchos factores, como el tipo de piscina que quieren y el presupuesto con el que cuentan.

El propósito de los revestimientos en las albercas incluye el sellado de la superficie, evitando filtraciones, sobre todo si han sido construidas en terrazas o tejados; también es importante el diseño, pues una piscina debe constituir un importante factor estético de la vivienda. Desde luego, no hay que pasar por alto el mantenimiento, por lo que siempre es recomendable que se decanten por materiales que les permitan liberarse un poco de ese cuidado constante, que no sean tan frágiles o requieran reemplazo periódico.

Tipos de revestimientos

Algunos de los materiales en tendencia son:

  • Lámina armada. Es poco común, pero precisamente eso es lo que la hace tan llamativa. Se ha convertido en una de las alternativas más exclusivas para el revestimiento de piscinas privadas, debido a sus características funcionales y su aspecto atractivo. Consiste en una membrana de PVC-P y destaca por su elasticidad, impermeabilización y resistencia frente a la presión del agua o movimientos.
  • Es la opción más frecuente y se ve en la mayoría de las albercas. Su instalación es muy fácil y se suelen usar porque confieren un efecto óptico interesante, moderno y estético. Vienen en una amplia variedad de colores, también son impermeables y se encuentran a excelentes precios en el mercado.
  • También se le conoce como «venecita» y es el material por excelencia en la construcción o remodelación de piscinas. Fácil de instalar, resistente y de escaso mantenimiento, es un material que viene en una amplia paleta de colores, permitiendo generar un efecto visual impresionante. Pueden diseñar mosaicos o combinar tonalidades para conferirle mayor personalidad a la piscina.

¿Cómo hacer mantenimiento a la piscina?

En esta época tan difícil, que exige que pasemos el mayor tiempo posible en casa, una piscina es una excelente alternativa para que los días de confinamiento no resulten tan tediosos, especialmente para los niños. No obstante, es necesario que tengan en cuenta todas las medidas de seguridad e higiene, realizando un mantenimiento constante y teniendo en cuenta diversos criterios que, a continuación, compartimos con ustedes.

  1. Nivelen el pH del agua. El agua no debe ser ni ácida, ni alcalina. Lo ideal es que el pH se encuentre entre 7.2 y 7.6. Tengan presente que un nivel alto no solo disminuye la efectividad de los productos desinfectantes, sino que daña la piel y contribuye a la caída del cabello. Por el contrario, si el pH es muy bajo, pueden percibir un deterioro acelerado de los elementos que componen la piscina.
  2. Son muchas las opciones de las que disponen, como el bromo, hipoclorito de sodio y el cloro, que es el que se usa con mayor frecuencia. Pero, para que dicha sustancia surta efecto, es necesario que el nivel de pH del agua sea el correcto; además, deben verificar que el residual del cloro oscile entre 0.5 y 1.0 ppm, a fin de que el agua quede totalmente libre de gérmenes e impurezas.
  3. Prevengan la formación de algas. Con el calor del verano y el clima agradable para darse un chapuzón, es común que proliferen las bacterias que forman las algas y el moho en el fondo y las paredes de la piscina. Pueden evitar esto, procediendo a hacer un lavado periódico con agua caliente o templada, habiendo vaciado la alberca previamente, y usando un alguicida junto con un desinfectante clorado.
  4. Vigilen el estado del filtro. El motor, el filtro y los mecanismos de depuración del agua deben someterse a un mantenimiento preventivo periódico. Los skimmers y las boquillas deben estar en buen estado. También deben comprobar si hace falta cambiar la carga del filtro, ya que, de no ser así, el equipo no trabajará como se espera y los productos químicos de desinfección no harán su trabajo.

¿Cómo climatizar una piscina?

Por otro lado, si viven en una región de clima frío o cuyas temperaturas fluctúan a lo largo del año, la climatización es una opción muy interesante y que deben pensar en incorporar para disfrutar su piscina por más tiempo. En este apartado les presentamos algunas de las formas más comunes para mantener caliente su alberca durante los meses fríos por venir.

  • Manta térmica. Se instala en la línea de flotación de la piscina, ajustándola a las paredes para que no se pierda la temperatura. Hay modelos desde 400 micras, que funcionan sin necesidad de exposición solar, y otras que operan con luz de sol, elevando la temperatura hasta ocho grados por encima de la media.
  • Calentador eléctrico. Es uno de los sistemas de calefacción más usados para climatizar albercas, debido a que los calentadores son muy asequibles. Se instala fácilmente, pues solo hay que conectarlo al tubo de retorno del filtro y la potencia del modelo que elijan dependerá del volumen en metros cúbicos de la piscina.
  • Bomba de calor. Es la alternativa que se recomienda con mayor frecuencia, ya que este aparato ofrece un coeficiente de rendimiento superior a otros sistemas. Es capaz de calentar el agua de la piscina con el 80% de la energía del aire, por lo que consume el mínimo de electricidad. Se conecta al sistema de filtración y es aconsejable que su instalación se realice en el exterior del espacio técnico.
  • Energía solar. El boiler solar ha ganado protagonismo en los últimos años, porque es una manera efectiva de contar con energía para la climatización de piscinas, pero sin afectar al medio ambiente. Esta opción representa una buena inversión a largo plazo y, en líneas generales, el calor se obtiene a través de paneles solares que, al estar expuestos al sol, elevan su temperatura para regular también el agua.

Adquieran todo lo necesario para su piscina y equipen su casa con un jacuzzi o bañera de hidromasaje, a través del excelente catálogo de H2O TEK. Somos una empresa preparada para ofrecerles los mejores productos y servicios, así que pueden confiar en nosotros y llamarnos a los teléfonos (55) 5264 5077 o (55) 6719 8048, correspondientes a nuestras oficinas en la Ciudad de México. Y también los invitamos a comunicarse a través de la dirección de correo electrónico: intl@h2otek.com.