¿Fugas en calentadores de agua? Soluciónenlas o reemplacen su equipo adecuadamente

calentadores de paso

Un calentador de gas o eléctrico de marca se diseña bajo altos estándares de calidad; sin embargo, las fallas pueden ocurrir por diversas causas. Una de ellas son las fugas. En la mayoría de los casos pueden solucionarse fácilmente, no obstante en otros casos debe reemplazarse adecuadamente el equipo o los accesorios, como las válvulas.

Reconozcan el origen de las fugas para actuar adecuadamente

Los calentadores de agua de gas son muy ventajosos como los ejemplares eléctricos, no obstante pueden ocurrir fugas. Son un problema importante, pero fácil de solucionar. Lo primero que deben realizar es determinar la causa y origen de las fugas. Las principales razones por las que ocurren filtraciones son las siguientes:

  • Años de uso.
  • Malos trabajos de plomería, ya sea de la instalación o posteriores.
  • Mantenimiento inadecuado.
  • Alta presión en el tanque.
  • Válvula de drenaje aflojada.

Si no hay una buena instalación de calentadores, los goteos ocurrirán prematuramente. Las válvulas de drenaje sueltas fallaran con el tiempo, aunque es un problema fácil de remediar, solo deben apretarlas cuando detecten fugas. Los daños que pueden ocurrir por exceso de la presión hacia el tanque o usar una válvula de alivio inadecuada o dañada. Se trata de problemas complejos y riesgosos, por tal motivo, se recomienda el respaldo de un fontanero experimentado y con licencia.

Ahora bien, la mayoría de boilers tienen una vida útil de entre 10 y 15 años. Si hay una fuga desde el fondo del tanque dentro del compartimiento del quemador, el problema quizá se debe a la vejez. Para más precisión, ocurre por amplios periodos de acumulación de sedimentos en el fondo del tanque, lo que causa oxidación y/o corrosión en la parte inferior que llevan a microfiltraciones.

Para tales casos, no puede repararse el calentador de agua industrial o residencial, por lo que debe adquirirse un nuevo ejemplar. Lo recomendable es solicitar ayuda para instalar el nuevo ejemplar, pero si desean hacerlo por cuenta propia consideren los siguientes pasos:

  • Cierren el suministro de líquido y electricidad o gas dependiendo del equipo que tengan.
  • Abran la válvula en el fondo del tanque y drenen el agua. Recomendamos colocar una manguera para el jardín en la válvula de drenaje que vaya a alguna coladera para evitar un desastre.
  • Cuando el tanque se encuentre vacío, pueden desconectar las líneas de agua y gas para ejemplares de gas o las líneas de agua y cables de alimentación de los equipos eléctricos. Pese a estar vacío, será pesado, por lo que se recomienda una plataforma rodante para quitarlo de su sitio.
  • Limpien el área y prepárenla para instalar el nuevo equipo. Posteriormente, colóquenlo en su sitio e inicien la reconexión de líneas de agua, conexiones eléctricas o tuberías de combustión de los ejemplares de gas. Si se trata de un calentador de gas, revisen las juntas mediante la aplicación de una jabonadura con una esponja. Si notan burbujas de jabón, entonces hay una fuga.
  • Activen la energía o el gas e inicien el llenado del tanque. En el caso de equipos de gas, activen la luz piloto. Asegúrense también de configurar el termostato a la temperatura deseada. La configuración más usual es de 49 °C. Hasta aquí, el equipo está configurado para comenzar a calentar agua.

Hay un fenómeno conocido como agua dura, que es común en nuestro país y perjudicial para los calentadores. Consiste en altos niveles de magnesio y calcio en el agua del sistema de suministro público. A medida que se calienta el agua, los minerales se sedimentan y acumulan en las tuberías del calentador, creando una capa que causa pérdidas de eficiencia. Puede también obstruir tuberías, bloquear válvulas y aumentar el consumo de energía.

Recomendamos seguir algunos consejos para prevenir sedimentos en los calentadores de tanque, como drenar la válvula de drenaje al menos dos veces al año. Laven también el tanque una vez al año para evitar corrosiones y fugas potenciales. Si los niveles de dureza del agua son altos en su región, utilicen un ablandador (un sistema de filtración diseñado para eliminar los minerales).

Reemplace la válvula de alivio

El agua puede también escaparse a través de la válvula de alivio de presión, lo que ocurre por daños en la válvula o alta presión en el equipo. En caso de que la válvula esté dañada, sigan los siguientes pasos para reemplazarla:

  • Apaguen el calentador, cierren el suministro de líquido y drenen parcialmente el tanque.
  • Levanten la palanca de la válvula para descargar la presión sobrante.
  • Desenrosquen la válvula con una llave y reemplace con una válvula nueva.
  • Coloquen cinta de teflón en las roscas de la válvula antes de atornillarla en el equipo.
  • Llenen nuevamente y enciendan el equipo.

Ahora que ya conocen las señales de una fuga en un boiler y qué las provoca, pueden aplicar las medidas necesarias para corregirlas y prevenirlas. En caso de que requieran un calentador de gas o eléctrico nuevo de alta calidad, contacten a los expertos de H2O TEK. Marquen al 80 09 H2O TEK (80 09426 835).