Evitar alergias en asmáticos para protegerse contra síndromes respiratorios agudos como el COVID-19

Deshumidificador

Deshumidificador para eliminar microorganismos infecciosos dañinos

Siempre salen una alta cantidad de rumores acerca de un tema de pandemia, como el coronavirus COVID-19, donde distintos medios de comunicación masivos y en las mismas redes sociales, dan información, la cual algunas veces no suele ser tan puntual.

Una información planteaba que los alérgicos podrían ser susceptibles al nuevo COVID-19, por sus condiciones naturales ante su susceptibilidad al polen, polvo y otros elementos. Sin embargo, alergólogos especializados en este tema y todo lo referente a la inmunología, desmienten tales rumores, porque de hecho, no se ha encontrado una relación directa que asocie a un mayor riesgo de contraer el coronavirus en los alérgicos, teniendo estos, la misma sensibilidad que una persona relativamente sana ante el virus en cuestión.

En todo caso, los que sí tienen mayor riesgo de tener complicaciones al contraer el COVID-19, son los asmáticos. Lamentablemente, este virus sería capaz de empeorar o desestabilizar aún más, las condiciones asmáticas y pulmonares de estas personas. En ese sentido, es fundamental que sigan las recomendaciones médicas al pie de la letra, así como evitar entornos que les puedan propiciar alergias, por el bien de salud. Entonces, lugares que tengan una humedad excesiva, deberán ser controladas para evitar la aglomeración de microorganismos peligrosos para las condiciones asmáticas, y esto se hace con una extrema limpieza y remoción de humedad, con ayuda de deshumidificadores.

Evitar pánico confundiendo síntomas y padecimientos

En estos momentos de crisis de salubridad, nosotros mismos tenemos que hacernos responsables y saber qué es lo que tenemos exactamente. Que el pánico colectivo no nos enmarañe aún más la mente. La rinitis alérgica y sus derivados como el catarro, suele presentarse por una notable exposición al polen o polvo. Sus síntomas: estornudos constantes, picor en ojos y comezón nasal, por mencionar algunos. Al tomar antihistamínicos, uno se dará cuenta que los síntomas desaparecerán rápidamente.

Por otro lado, los síntomas del COVID-19 son muy claros, al menos así lo estipulan los médicos y especialistas de la OMS. Estos son: dolor de cabeza, fatiga crónica, fiebre, sequedad en garganta y mucosas, y tos seca, como los síntomas más leves. Ya si se complica, se presentará una dificultad para respirar; en el peor de los casos, habrá complicaciones pulmonares, donde asmáticos, enfermos crónicos, afectados con cáncer y demás, son los más susceptibles.

Obviamente los anteriores síntomas se pueden combinar con los de una alergia, por ello, para que no se siga propagando, es fundamental que los pacientes alérgicos acudan con su alergólogo, para seguir las recomendaciones estipuladas por la OMS y los ministerios de salud de cada país.

Recomendaciones sanitarias básicas para pacientes de asma

De acuerdo al Dr. Carlos Nigro del Hospital Alemán, se deben seguir una serie de indicaciones para reducir significativamente los síntomas de asma, para que así, no se complique la situación del asmático; no hay que dejar que ciertas sustancias irriten las vías respiratorias.

  • Usar fundas. Las almohadas tienen que tener protección, para disminuir la exposición a los ácaros de polvo. Las fundas pueden ser especiales para las alergias.
  • Aspirar alfombras y si es necesario, removerlas para lavarlas o incluso, desecharlas por completo. Estas superficies pueden ser un foco de infección importante de microorganismos, y más si dichas alfombras tienen humedad. En ese sentido y por recomendación propia, al menos deberíamos procurar instalar un deshumidificador en salas, baños o recámaras, donde sea que estén las alfombras.
  • Evitar limpiadores con fragancia. Lo mejor es usar productos neutros. Estos elementos podrían causarnos alergias que llegarían a complicar el cuadro asmático.
  • Reducir humedad con ayuda de deshumidificador. Los sistemas desecantes son excepcionales para evitar una saturación excesiva en todas las áreas de la casa y lugares de trabajo. No es necesario instalar en cada habitación, solo en aquellos donde notemos una aglomeración importante de humedad excesiva, y más en temporadas de lluvias y calor intenso.
  • Hogar limpio, cero cucarachas. Es fundamental que el paciente de asma tenga sus aposentos limpios, libres de comida. De lo contrario, aparecen las cucarachas, que pueden potencializar los síntomas de asma en personas con tal enfermedad.
  • Las mascotas podrían ser un foco alérgico dañino para nosotros. Por ello, lo mejor es que durante la noche los tengamos en un sitio especial, algo apartados de nosotros. Por otro lado, se pueden tener filtros especiales en las salidas del aire acondicionado para capturar el pelo desprendido del perrito o gatito. Otra alternativa es colocar purificadores de aire, para que ionicen el ambiente, o el mismo deshumidificador.
  • Evitar por todos los medios, el humo del cigarro. Esto debe decírselos a sus familiares y amigos.