Eliminar bacterias y virus con actividad bactericida, funguicida y virucida en instalaciones ganaderas

nebulizador

Limpieza profunda y desinfección con nebulizadores y agentes químicos en industria alimentaria

La sanitización de espacios públicos es un tema en agendas mundiales, sobre todo cuando hay una pandemia de por medio, como el COVID-19. Ahora, esos protocolos de desinfección en instalaciones específicas, como una nave industrial alimentaria o ganadera, supone una importancia aún más visible, puesto que esos lugares suelen ser focos importantes de contaminación, que de no controlarse, se podrían diseminar hacia trabajadores, civiles y a una comunidad o región en general, yéndose a casos más extremos, que sí se han dado a lo largo de la historia humana.

Hablemos de las actividades de microorganismos que en condiciones normales, requieren de concentraciones porcentuales, dependiendo del bactericida, fungicida y virucida.

Actividad bactericida con nebulizadores y sistemas de dispersión

Uso de detergentes para limpieza profunda de áreas veterinarias y zootecnias para microorganismos pseudomonas aeruginosas; las concentraciones deben de ser de un 0.50% en la solución dentro de cañones de nebulización y sistemas de dispersión. Igualmente, microorganismos como staphylococcus aureus dependiendo del tipo, las concentraciones del producto adecuado serán de 0.10 a 0.25 por ciento.

También hay que estar al tanto de otros microorganismos, como la salmonella y los enterococcus, cuyas concentraciones del agente desinfectante en equipos de nebulización, deberán ser aplicados, sobre todo en áreas ganaderas y porcinas, donde suelen haber ese tipo de contaminantes.

Actividad fungicida y virucida con nebulizadores y sistemas de dispersión

La cándida albicans también puede ser riesgosa en instalaciones ganaderas, cuya presencia representa un peligro de bioseguridad ganadera; por ello, la concentración del agente en la solución desinfectante tendrá que ser de un 0.50%. Asimismo, la aspergillus versicolor y la cladosporium cladosporioides, requerirán de procesos de sanitización, con adecuado químico y concentraciones químicas de 0.10%.

Por otro lado, las actividades virucidas necesitarán de un porcentaje más elevado de concentración del detergente dentro de los mecanismos de dispersión o humidificación. La solución deberá poseer un 2%, para que actúe bien la sanitización en estos microorganismos que estén postrados en superficies o ambiente industrializado alimentario/ganadero: talfanvirus, poliomyelitis, porcine enterovirus; HCC, infectios canine hepatitis; virus de la fiebre aftosa, aphtovirus O; virus de la fiebre aftosa, aphtovirus A; virus de la peste porcina clásica, pestvirus; enfermedad de Aujeszky, herpesvirus suis.

Agentes sanitizantes bactericidas, esporicida, virucidas, fungicida y equipos de nebulización para industria alimentaria, ganadera, avícola y porcina

En el ámbito ganadero, siempre será necesario el agente detergente para limpieza profunda y desinfección, que no solo limpie equipos, sino también vehículos, utensilios pequeños y hasta la misma estructura de una nave industrial o ganadera. El tipo de sanitizante más empleado es aquella mezcla que está hecha con amonios cuaternarios y compuestos orgánicos que sean eficientes contra hongos, bacterias y virus.

Por ejemplo, a través de nebulizadores o dispersión, se erradican virus potenciales en dichas instalaciones, como el rotavirus, que precisan de sus respectivos desinfectantes con una concentración de 3% en la solución aspersora, con un tiempo de contacto de 15 minutos. Esta se considera una actividad virucida, y otro ejemplo es el poliovirus, muy peligroso para el humano porque es capaz de causar parálisis y afectar al sistema nervioso de manera seria; en ese sentido, el compuesto para su eliminación deberá tener una concentración del 4% en el limpiador, con un tiempo de contacto de 30 minutos. La misma influenza AH1N1 entra en dicha categoría, cuya concentración bastaría con 0.5% y un tiempo de contacto en superficies de 15 minutos.

Dentro de las actividades esporicidas, el microorganismo que suele estar presente es el clostridium dificcile y el bacillus cereus, cuyas concentraciones de agentes sanitizantes precisarán de un 5% con 60 minutos de contacto y un 2% con el mismo tiempo, respectivamente.

Los nebulizadores que producen nieblas muy finas para procedimientos fitosanitarios, son sistemas muy usados por su alta eficacia contra patógenos, y su utilización de amplio espectro es recomendable para grandes superficies industriales alimentarias y ganaderas.