Desecante industrial para control de humedad en diseño, edificación y mantenimiento de construcciones

desecantes

Existen sectores gubernamentales en países avanzados, que constantemente desarrollan ideas o soluciones, dentro del tema de ambientes interiores y protección medioambiental, cuya área esencial es el control de humedad en edificaciones. Estas guías prácticas son fundamentales para aquellas empresas que necesiten de maximizar sus operaciones y uso de materiales, en el sector inmobiliario, industrial y comercial, ahorrando en el proceso mucho dinero y fuerza laboral.

El ensamblaje en estructuras con cierta inclinación y que además no estén ventiladas, requiere de barreras y materiales que embalen muy bien desde un punto de vista químico. De esa manera, la deshumidificación natural o a través de mecanismos deshumidificadores, será aún más notable en interiores.

Dentro del diseño constructivo, las membranas de transición deben conectar muy bien con la membrana que el subcontratista dispone. En la estructura, los elementos más imprescindibles son: el aislamiento de la cavidad, la membrana autoadhesiva de barrera de aire de techo, membrana de techos en tablero de cubierta, aislamiento inclinado de celda cerrada, membranas para drenaje y anclajes de mampostería.

Es necesario determinar si se va a emplear sistemas de techo ventilado, de acuerdo al espacio de la estructura y cómo incide el clima en la misma. En ese sentido, no se recomiendan mecanismos en áticos ventilados. Por otro lado, la condensación que se forme en las cubiertas inferiores, suele ser originada por la radiación del cielo nocturno; esto es fácilmente evitable mediante ensamblaje de techo sin ventilación, así como la subsecuente instalación de desecantes.

En la construcción, la espuma de plástico suele ser uno de los mejores aislantes contra vapores, no importando la estación del año. Para ello, el diseño constructivo es esencial para que esta barrera, consiga las adecuadas transiciones climáticas con respecto a los ensamblajes adyacentes.

Precisamente, el tablero de espumas, otorgan el aislamiento necesario, siempre y cuando que ciertos detalles de sellado en aberturas, intersecciones y juntas, estén bien diseñadas y edificadas, ya sea con sistemas aislantes de aire separado y otras cuestiones.

Existen zonas preponderantemente húmedas, ya sea por el entorno climático de la región o por la actividad que se desarrolle, como áreas de piscina. En ese sentido, es fundamental que el poliuterano que se utilice como barrera en techos de cierta inclinación y más si no están ventilados, es posible que precisen de retardadores de vapor, con cierta clasificación de permeabilidad. Los sistemas deshumidificadores pueden ser buena opción para la estructura de la vivienda y sus posteriores inquilinos.

Toda guía de HVAC con todo lo que ello implica, como ventilación, calefacción y control de humedad, debe ser bien estudiada por los involucrados directos en la planeación, diseño y edificación de una determinada construcción y hasta urbanización.

En específico, esta clase de información va para:

  • Profesionales que se dedican al diseño de edificaciones y planos para viviendas, grandes complejos y naves industriales, con todas las especificaciones que implican, de acuerdo a los contratos para edificar desde los cimientos, o en la renovación y restauración estructural.
  • Profesionales que construyen edificaciones de acuerdo a documentación de construcción.
  • Profesionales que otorgan mantenimiento a construcciones, a través de procesos preventivos, con inspección de áreas verdes y el interior de las estructuras, pequeñas, medianas o grandes. También va a aquellos enfocados en características exteriores y acabados en general.

Toda construcción desde cero, en restauración, o en procesos preventivos para evitar el mínimo daño posible, tienen que enfocarse necesariamente en un rubro muy importante, como lo es la incidencia climática interna y externa, en el ambiente interior de una edificación. Precisamente, la humedad es un factor a tener en cuenta en todo momento, porque afecta seriamente toda estructura, al igual que la compatibilidad química entre barreras o aislamientos.

El desecante es un dispositivo que sirve para delimitar las condiciones climáticas que inciden en torno al proceso de edificación, antes, durante y después. No es solo un artículo necesario para los habitantes de un hogar que requieren controlar la humedad.