Daños en almacenamiento de cebada cervecera por una alta humedad y temperatura

deshumidificador

Uso de deshumidificador para la conserva de granos y especias

La calidad de semillas y granos depende mucho de las condiciones microclimáticas de un almacén. Estas condiciones determinan la calidad al momento de la venta, que de no cuidarse, podría generar pérdidas de dinero importante, así como la acumulación de merma o desperdicio.

Existen objetivos específicos en cuanto se habla que el almacenamiento agrícola debe proveer al mundo en general:

  • Uso diferido de los productos agrícolas que se han cosechado, siendo posible hacerlo sobre una base anual y plurianual.
  • Que el almacenamiento de granos y cebaba en específico, asegure disponibilidad de producto agrícola para los subsecuentes ciclos de cultivo.
  • El sector agroindustrial debe garantizar por medio del óptimo almacenamiento, un aprovisionamiento sistemático y constante de las materias primas necesarias, como la cebada para la industria cervecera o de otro tipo, para que haya una excelente transformación de producto.
  • Equilibrar comercialmente hablando, la oferta y demanda de productos agroindustriales, para que exista una estabilización de los precios en el mercado.

Para que se puedan llegar a tan nobles y a la vez lucrativas metas, es necesario que existan medidas que ayuden a hacerlo, confiriendo un tiempo, calidad y buenos procesos. Dentro del almacenamiento, la incidencia de la humedad y temperatura es fundamental para el aseguramiento de una calidad, por lo que el uso de ventilación, así como deshumidificadores o sistemas de desecación, podría ser fundamental en ese aspecto.

Control de temperatura y humedad con deshumidificador en el almacenamiento de la cebada

Debemos entender que la humedad y temperatura tienen una gran influencia en la conservación de granos y cereales, como lo es la cebada. De forma general, los granos poseen la capacidad de transformarse bioquímicamente, como una forma de ‘respiración natural’. La importancia de esto, radica en observar qué tanto la humedad y temperatura afectan al proceso de una eventual degradación. Dichos factores climáticos en el almacenado o incluso en el proceso de secado, determinarán el acelere o retraso de tal transformación, que de no controlarse, terminará en dicha metamorfosis bioquímica.

En ese sentido, es trascendental el uso de mecanismos desecantes, para mantener los parámetros que se necesitan para la óptima conservación de la cebada y otros cereales, evitando así la procreación de microorganismos como el moho, bacterias y levaduras, y a su vez, evitar a toda costa la atracción de fauna esencialmente dañina, como ratas e incluso toda clase de insectos; hay que parar el germinado prematuro de granos y cereales.

En el caso de la cebada cervecera, expertos aseguran que los rangos de humedad de almacenamiento de tal cereal, deberá estar alrededor del 12% (humedad de recibo), para de esa forma, asegurar una humedad relativa en el guardado a granel, que no supere el 70% de saturación atmosférica general; más de eso en un entorno de almacén, hará que hongos y bacterias proliferen, deteriorando importantemente a la cebada cervecera.

Sabiendo eso, ahora se puede discernir la importancia de contar con un deshumidificador, para el control ideal de las condiciones atmosféricas. Por otro lado, la temperatura es igual de importante de controlar; especialistas en estas cuestiones, aseguran que la temperatura ideal es por debajo de los 17°C. Con esos parámetros microclimáticos, se puede retrasar el deterioro y asegurar una entrega de producto para su posterior transformación; después de todo, es un proceso natural que no se puede detener, al menos es lo que confirman los expertos.

Asimismo, la limpieza del grano o cereal es fundamental para asegurar una calidad de producto final. Obviamente el entorno de almacenamiento también debe estar muy bien higienizado y desinfectado, para evitar la proliferación de insectos y la misma fauna. Los deshumidificadores portátiles o fijos adquieren una mayor relevancia para el cuidado de tan preciado producto.