¿Cuáles son los peligros de la humedad para el personal?

Deshumidificador

El agua es un elemento indispensable para las industrias, ya que alimenta diversos procesos y es utilizada para fabricar decenas de productos, sin embargo, su presencia en forma de humedad puede implicar diversos peligros para la salud. Su control es efectivo cuando se acumula en el piso, pero no en estructuras e intramuros, especialmente zonas donde apenas hay aire y acceso del calor o la iluminación solar. Por fortuna puede mantenerse en niveles aceptables con equipos de control de humedad.

Eviten ácaros y moho con equipos de control de humedad

Si el nivel de humedad supera el 65% puede representar un problema para el personal, por lo que es importante que se mantenga a raya con el uso adecuado de deshumidificadores u otros equipos de control. El inconveniente no es la humedad (incluso es necesaria para la comodidad de los trabajadores) sino los microorganismos que se multiplican en superficies húmedas.

En algunos procesos es inevitable la generación de vapor flotante en el entorno, que posteriormente se condensa y deposita en forma de líquido sobre superficies como maquinarias, estanterías, muros, estructuras, mobiliarios de oficina, entre otros. Si el sitio tiene óptima ventilación o recibe suficiente luz solar, el agua se evaporara sin problemas, sin embargo, no todas las instalaciones poseen diseños adecuados para tal proceso, lo que vuelve inevitable la proliferación de dos microorganismos peligrosos para la salud:

Ácaros

Se trata de organismos cuyo hábitat son las instalaciones domésticas e industriales. Si bien no son visibles a simple vista, se encuentran presentes en cualquier sitio donde se acumule el polvo y la humedad. Comúnmente se reproducen y viven en instalaciones con un 77 u 80% de humedad. En zonas geográficas donde la humedad ambiental es alta y el clima es regularmente templado pueden prolongar más su vida y reproducirse con altos porcentajes de supervivencia.

Son un problema para la salud, ya que sus excrementos y los ejemplares muertos son los causantes de distintos tipos de alergia, además, la mayoría de los trabajadores con problemas de asma también son alérgicos a los ácaros, lo que explica que sus síntomas empeoren en espacios húmedos. Si tienen activos valiosos entre sus empleados con esta enfermedad es importante que los protejan con equipos de control de humedad.

Moho

Se trata de un tipo de hongo que se reproduce mediante esporas transportadas por el aire. Si las esporas se acumulan en las superficies húmedas de elementos con poca ventilación e iluminación se alimentan de ellas, lo que propicia su crecimiento y reproducción de forma rápida. No solo aparece en las manchas de muros y techos, también pueden depositarse en madera, tapices y alfombras, alimentos perecederos, papel, entre otros.

La presencia del moho en forma de manchas es antiestética y puede causarles problemas a las industrias por incumplimiento de las medidas sanitarias obligatorias, sin embargo, lo peor de ella es su capacidad de abarcar cada vez más áreas y aumentar los riesgos para la salud del personal. Los síntomas asociados con el moho son los mismos que con los ácaros.

¿Qué enfermedades puede causar la alta humedad?

Los problemas de humedad ambiental repercuten especialmente en trabajadores con enfermedades crónicas respiratorias, sin embargo, también a otros, por ejemplo, personal con reuma. Aquellos que están por rozar la tercera edad o ya se encuentran en ella son especialmente sensibles, ya que su sistema inmune ha disminuido. La mejor forma de protegerles es con equipos como deshumidificadores. Los problemas más comunes que aumentan sus síntomas por la humedad ambiental son:

  • Infecciones respiratorias. Hay diversos estudios que revelan el incremento de infecciones virales y bacterianas en entornos con niveles de humedad del 70%.
  • Problemas de asma. Es importante ser cuidadosos en las áreas de trabajo con personal asmático. Aquellos que no presentan síntomas del asma pueden desarrollarlo en sitios con altas concentraciones de hongos, moho y ácaros.
  • Problemas de alergias. Estudios confirman que las reacciones alérgicas respiratorias agravan en instalaciones con altos niveles de humedad, lo que incrementa las posibilidades de que el personal contraiga enfermedades crónicas pulmonares y respiratorias.
  • Deterioro de reuma y otras enfermedades óseas. En el pasado se sospechaba que tales problemas aparecían con la humedad en altos niveles, sin embargo, hoy se sabe que no es un factor. No significa que no tenga impactos, ya que se sabe que puede incrementar los dolores y malestares provocados por artrosis, reumas y otros problemas del sistema musculoesquelético.
  • Otros problemas respiratorios. Si bien son comunes, pueden presentarse la neumonitis por hipersensibilidad, rinosinusitis y bronquitis en entornos con alta humedad.

¿Cómo conocer los niveles de humedad ambiental?

Si se percatan que hay demasiada humedad en el sitio o manchas de hongos o moho en muros es importante realizar una medición de los niveles existentes para determinar la necesidad de equipos de control de humedad. Para realizarla deben utilizar un higrómetro, que pueden comprar en una tienda especializada. Es conocido también como hidrógrafo y se utiliza para medir los niveles de humedad ambiental o de otros gases.

Los higrómetros comúnmente se basan en las mediciones de otras magnitudes como presión, temperatura, masa, cambios mecánicos o eléctricos en ciertas sustancias cuando absorben la humedad. Mediante el conocimiento de dichas magnitudes, cálculo del funcionamiento y la calibración del dispositivo puede deducirse la medición de la humedad. Los ejemplares modernos son electrónicos y utilizan la temperatura de condensación o cambios en la resistencia eléctrica o capacitancia para determinar los niveles de humedad.

Si descubren que los niveles de humedad en sus instalaciones están por encima de lo recomendable (más del 60%) deben saber que no existe un método efectivo para acabar con las esporas de moho y demás microorganismos que flotan en el ambiente y pueden causar enfermedades. La única solución es disminuir dichos niveles para evitar la condensación y sus efectos. Pero ¿cómo lograrlo? Con la adquisición de deshumidificadores industriales u otros equipos de control.

Su uso garantiza la eliminación de las manchas de humedad, los cultivos de moho y la proliferación de ácaros. Es importante que adquieran un ejemplar para uso industrial, ya que hay versiones domésticas, que son ineficientes para almacenes, fábricas o grandes oficinas. En H2O TEK encontrarán un proveedor con amplia experiencia y una gran lista de modelos.

Entre los equipos que recomendamos destaca el deshumidificador desecante DD200 de la marca EBAC. Es muy útil para almacenes, sótanos, plantas industriales, pabellones deportivos, laboratorios, fábricas y almacenes de alimentos, entre otros. Se recomienda para operar en requerimientos de bajo porcentaje de humedad y bajas temperatura. Si desean conocer más detalles sobre este u otros equipos de control de humedad y control de temperatura marquen al (800) 9 H2O TEK (800 942 6835) o llenen el formulario que encontrarán en la pestaña de contacto.