Consejos prácticos para el ahorro de energía en tu empresa mediante el control de humedad y temperatura – Primera parte

deshumidificador

Cuando llegan las temporadas extremas de calor o frío (dependiendo de la ubicación geográfica), es normal que empecemos a hacer uso frecuente de los diferentes sistemas o dispositivos para la regulación climática interna de un lugar cerrado, como en nuestro hogar, oficina o empresa. Sin embargo es inevitable pensar en los costes monetarios que acarrea el uso constante de aire acondicionado, Mini Split, humidificador, deshumidificador, calefacción, purificador de aire, entre otros sistemas de climatización.

Es importante que nosotros mismos empecemos a realizar ciertos hábitos o rutinas que ayuden a crear un clima interno más favorable para nosotros y los empleados, y cuando se habla de clima interno solo nos referimos a las condiciones climáticas del lugar, que dicho sea de paso, contribuirá a mejorar el otro clima interno (laboral) de nuestro negocio o empresa, sin necesidad de sobrepasar los costos de energía eléctrica.

Uso intercalado de aire acondicionado, humidificador o deshumidificador

La necesidad de poner en marcha un sistema como el Mini Split o los mismos dispositivos de control de humedad y temperatura, se hace latente en el momento que empezamos a percibir una sensación térmica que nos resulte un tanto desagradable. Como sea, debemos estar conscientes que no es necesario hacer uso de tales dispositivos durante todo el día, y más si queremos generar ahorro en los costes energéticos.

Una cosa que podemos hacer es aprovechar el clima propio de la región donde vivamos o trabajemos, es decir, hacer uso natural del calor o frío que se presenta a una hora en específico. Por ejemplo, es natural que en algunas regiones, en las primeras horas de la mañana se presenten bajas temperaturas debido al rocío de la mañana, como ocurre normalmente en regiones semidesérticas, en ese sentido, podríamos usar el clima natural de esas horas para refrescar nuestra oficina, abriendo ventanas o puertas para que el viento circule libremente por todas las áreas; tal vez de esa manera ya no tengamos necesidad de poner el aire acondicionado a todo lo que da. O viceversa, si es temporada invernal, entonces podríamos aprovechar la alta radiación solar que ocurre durante el mediodía, para que el viento caluroso permee en las habitaciones, quitando la necesidad de prender calefactores o similares, al menos durante ese rato.

Trabajar a distancia

Ésta es una opción que toman cada vez más en serio las empresas u organizaciones. ¿Por qué? Bueno, básicamente el empleador podrá acudir menos al uso de aparatos eléctricos, como aire acondicionado o deshumidificadores, por ejemplo. Además, la distribución del espacio se notará más holgada, más libre. Por otro lado y de acuerdo a varios estudios, el trabajador se comprometerá más con su trabajo, ya que le generará menos estrés por diversos factores, además, su vida se tornará más equilibrada, al laborar desde la comodidad de su hogar.

Redistribuir las áreas laborales

Para esto hay que tener mucha creatividad, porque aunque no lo parezca, si jugamos con la distribución de las áreas de trabajo y las acomodamos de manera eficiente, el ahorro sustancial de energía eléctrica se podrá ver reflejada en la factura mensual. Por ejemplo, es normal que en algún momento contemos con oficinas vacías por período vacacional o por incapacidad laboral de un trabajador, en ese sentido, si observamos que otro empleado de nuestra organización no está muy a gusto en una oficina que está muy calurosa y cerrada, ¿por qué no moverlo a un área de trabajo previamente desocupada y mejor ventilada? O mejor aún, si es posible y siempre que la naturaleza de su trabajo lo permita, situarlo en una zona abierta, donde pueda respirar aire puro y fresco. Definitivamente él lo agradecerá.

Nosotros tenemos las opciones para ser creativos en la distribución del personal dentro de la organización, obviamente para otros es más fácil implementar tales alternativas, pero a final de cuentas, la creatividad siempre estará ahí, y más si nos ayuda para un eficiente control de humedad y temperatura. En el siguiente artículo seguiremos describiendo más puntos para el ahorro de energía.