Consejos para que las calderas funcionen óptimamente por más tiempo

calderas

En muchos lugares se cuenta con calderas para poder contar con agua caliente en todo momento, ya sea que se trate de uso particular, o bien, en instituciones o empresas que ofrecen a sus clientes diferentes tipos de servicios; tal es el caso de hoteles, restaurantes, gimnasios, hospitales, entre otros, que cuentan con este tipo de artefactos, o con un calentador de agua que les brinde comodidad y practicidad en el día a día.

Sin embargo, si en estos lugares se desea contar durante mucho tiempo con el buen funcionamiento de estos artefactos, lo mejor es que sepan cuáles son los cuidados que se les deben dar y los mejores consejos para hacer uso de ellas, ya que cuando se hace una inversión por uno de estos productos, lo que se busca es aprovecharlos al máximo.

Recomendaciones para prolongar la vida de una caldera:

  • Es importante verificar en la caldera que la presión de agua sea la correcta, ya que de esta manera se evita que se encuentre trabajando de más, y no solo eso, sino que se ahorra agua, lo cual es de vital importancia en la actualidad para evitar así la escasez.
  • De igual manera, es esencial que todas y cada una de las tomas existentes sean verificadas de manera regular para cerciorarse de que no existan fugas, tanto de gas como de agua, y con esto se evitan desperdicios y posibles accidentes, especialmente hablando de las tomas de gas. Esto es indispensable, y por ello es necesario tener un control en donde se lleven a cabo revisiones periódicas, y ante el mínimo daño, lo conveniente es cambiar la o las tomas de gas, según sea el caso.
  • También hay que estar atentos a la regulación de la temperatura, ya que esta debe ser diferente en el día y en la noche. Para el día se recomienda que permanezca en una temperatura de entre 19° y 21° C, y por la noche de entre 17° y 18° C. La regulación también debe ser cambiada según el clima, esto quiere decir que en los días más fríos debe estar a una mayor temperatura. Hay algunos modelos que por sí solos son capaces de regular la temperatura según el clima, pero esto depende del tipo de caldera que se tenga, así como de su tecnología.
  • En algunos modelos existe la opción de colocar un termostato que evita que la caldera trabaje de más, y solo se enciende cuando vaya a ser utilizada, lo que supone grandes ventajas, sobre todo en ahorro de gas.
  • Si lo que se desea es ahorrar energía eléctrica, está la posibilidad de colocar válvulas termostáticas en los radiadores correspondientes, al hacerlo se puede lograr ahorrar hasta un trece por ciento de electricidad. Este punto es muy relevante en este tema, ya que una caldera consume mucha energía, y todo ahorro que se pueda tener puede resultar muy benéfico.
  • Si se desea tener la caldera en óptimas condiciones en todo momento, lo más aconsejable es recurrir al mantenimiento preventivo, ya que gracias a él se pueden detectar fallas de manera oportuna y repararlas antes de que el sistema cause mayores problemas o deje de funcionar. A diferencia de este tipo de mantenimiento, el correctivo se realiza cuando la falla ya se hizo presente y comenzaron los problemas, sin embargo, este otro mantenimiento llega a ser mucho más costoso, además de que es posible que en estos casos las calderas dejen de funcionar por algún tiempo, y esto es algo que puede llegar a suceder con cualquier tipo de aparatos, como con los calentadores de paso o algún otro sistema de calefacción.
  • Para que el funcionamiento de una caldera siempre sea el adecuado es necesario que los radiadores sean purgados al menos una vez cada año; asimismo, es indispensable entender el objetivo de la caldera, y que esta se encuentra para mantener el agua caliente para cuando se requiera, y por eso es muy importante no hacer uso inadecuado de ella, ni colocar encima ropa o cualquier otro tipo de objetos, ya que esto puede dar pie a un accidente; lo mejor es no ponerse en riesgo y evitar acciones irresponsables o de riesgo.
  • La actualización también es muy importante, y con esto queremos decir que aunque una caldera puede ser funcional durante muchos años, después de cierto tiempo, y si esta ya es demasiado antigua, lo mejor es recurrir a un cambio por una mucho más actual, de esta manera también se podrán tener muchos más beneficios.
  • Siempre que se invierta en una caldera, o en algún otro sistema de calefacción, es esencial que su instalación sea llevada a cabo únicamente por parte de especialistas, ya que solo ellos cuentan con la experiencia y los conocimientos que se necesitan para hacer este trabajo.

Lo más aconsejable es que todas las acciones en cuanto a instalación y mantenimiento de las calderas sean realizadas únicamente por parte de personal profesional, y que cuente con los conocimientos necesarios para llevar a cabo mantenimiento preventivo y correctivo a estos artefactos. Al seguir todos estos consejos podrán tener la tranquilidad de que están dando a su sistema el mejor uso, y que por lo tanto podrán disfrutar de su inversión durante muchos años, y esto por supuesto la hará una inversión que vale la pena en su totalidad, independientemente de que la caldera sea de uso particular, o parte esencial de trabajo de una empresa o institución.

Si desean contar con un sistema de calefacción o caldera para su hogar o empresa, en H2O TEK podrán hacerlo, ya que contamos con las mejores, de entre las cuales podrán seleccionar aquella que mejor se adecue a las necesidades que busquen cumplir. Para mayores detalles e informes acerca de este y otros de nuestros productos, no tengan la menor duda en ponerse en contacto con nosotros, ya que con mucho gusto los atenderemos y asesoraremos sobre lo que podemos ofrecerles.

Esperando que este artículo haya sido de su agrado, les recordamos que contamos también con redes sociales en donde podrán seguir más de cerca nuestro trabajo y enterarse a tiempo de noticias y novedades con respecto a nuestros productos y servicios.