Consejos de mantenimiento de los boilers de paso

h2otek

Los boilers de paso son uno de los electrodomésticos fundamentales de todos los hogares, en especial si se encuentra en una zona que generalmente es fría o que hay temporadas donde la temperatura baja de manera extrema, aunque, en general, es el dispositivo ideal para todo aquel que desee tener agua caliente, principalmente en la ducha. Es práctico y funcional, además de que ocupa un espacio muy reducido, lo que es perfecto para departamentos pequeños.

Así mismo, tienen un costo inferior a los demás calentadores, en especial porque estos no requieren un depósito para mantener la temperatura del agua, ya que el líquido se calienta a medida que pasa por las tuberías del equipo. En el catálogo de H2O TEK encontrarás equipos capaces de surtir hasta tres puntos, lo que lo hace perfecto para el hogar.

Sabemos que los calentadores de paso son una inversión grande, por lo tanto, es imprescindible que conozca los fallos más comunes y los mantenimientos preventivos con el fin de que no se pierda el dispositivo. Si ya tiene su boiler o quiere comprar uno, le recomendamos que revise estos problemas para que los prevenga antes de que sucedan y la vida útil aumente significativamente.

¿Por qué hay que hacerle mantenimiento al boiler?

Los electrodomésticos que tenga en casa siempre necesitarán de una revisión preventiva y este calentador no es la excepción, ya que es un equipo con materiales que se desgastan con el tiempo y hacen que la eficiencia disminuya. No obstante, al realizar el mantenimiento adecuado, al menos una vez al año, se repararán las averías antes de que se convierten en inconvenientes que afecten el funcionamiento.

Algunas de las fallas más comunes de los boilers de paso son las fugas de agua y de gas provocada por la calcificación y óxido de los equipos, las cuales se presentan principalmente por el desgaste en las tuberías y las uniones, que si no se reparan o previenen a tiempo se enfrentará a inconvenientes graves que pongan en riesgo la integridad del hogar y de los habitantes.

La calcificación se produce debido a la acumulación de los sedimentos, compuestos químicos y sales que vienen con el agua y que se compactan en los rincones del equipo en forma de cristales que se adhieren a las tuberías, hacen que se desgasten periódicamente, que se tome más tiempo para que se caliente, aumenta el consumo de los recursos (gas o electricidad) o disminuye la presión.

Con el mantenimiento constante se descalcifican y previenen los daños de cualquier tipo de complicaciones.

¿Cómo instalar el boiler de paso?

Para que la inversión del calentador de paso no sea en vano, es importante que siga estos consejos de instalación:

Instalar en el exterior y bajo techo

En el caso de que el modelo del calentador sea a gas, este deberá ser instalado en el exterior o en su defecto cerca de una ventana que dé a una zona ventilada; esto se realiza con el fin de que los residuos no se acumulen en el interior del hogar, sino que se liberen. Así mismo, es importante que estén bajo techo para que la intemperie no afecte los sistemas internos del equipo, en especial las tuberías, que harán que reduzca su vida útil.

Mida la distancia entre el calentador y el grifo

Dependiendo de la capacidad de los boilers de paso que haya instalado, deberá estar a una distancia máxima de la toma de agua que desea abastecer, la cual se encuentra en los manuales de los equipos. Esta extensión podrá ser desde los tres a doce metros en función del número de llaves a los que pueda llegar.

Si esta distancia no se respeta, la presión del agua se verá afectada y el aparato trabajará de manera más forzada para llevarla hasta el punto, reduciendo la temperatura alcanzada y aumentando el gasto de los recursos, bien sea gas o electricidad.

Mantenimiento preventivo del calentador de paso

Uno de los pasos fundamentales del mantenimiento preventivo de los boilers de paso es el cambio de las baterías en los modelos de gas, ya que estos usan estos elementos para generar la chispa que encenderá la flama una vez que abra la llave. Si esta ha agotado toda su reserva de energía, el piloto nunca iniciará y por lo tanto la llama no calentará el agua, pero, el gas si seguirá circulando con normalidad, lo que arriesga a que se presente una fuga.

Deben cambiarse por lo menos cada seis meses y es un proceso sencillo que usted mismo podrá realizar, ya que la mayoría de los modelos tienen un fácil acceso a este compartimento. El resto de los mantenimientos como la revisión de las tuberías de gas o el cableado, el reseteo del equipo y la descalcificación es recomendable que se realice de la mano de expertos, ya que requiere de conocimientos técnicos especializados.

Para conocer más de las fallas comunes de los boilers de paso, llámenos al (800) 942 6835 o escribanos a los correos info@h2otek.com (nacional) o intil@h2otek.com (internacional).