Conozcan las aplicaciones principales de los boilers industriales

boiler solar

Escoger boilers industriales adecuados para los negocios puede parecer algo de poca importancia, por lo que muchos empresarios no consideran detalles relevantes y hacen compras impulsivas. Es necesario informarse bien, para adquirir un ejemplar acorde a su giro, además, para percibir diversas ventajas como reducción de gastos operativos y bajo consumo de energía.

Muchos piensan que se usan en pocas industrias como la alimentaria, sin embargo, hay una gran lista de aplicaciones que vale la pena que conozcan, pero antes de ello es importante que conozcan los tipos disponibles.

Tipos de boilers para la industria

Para hacer una buena elección es importante que se pregunten primero sobre sus prioridades. ¿Buscan alta capacidad y a la vez reducir costos? ¿O prefieren ahorrar espacio y minimizar su impacto en el medio ambiente? Es importante también que consideren la infraestructura de su negocio. Obtener una respuesta clara les permitirá elegir el calentador de agua más conveniente para su negocio. Cuando conozcan sus prioridades y consideren algunos consejos para comprar calentadores podrán determinar cuál es el tipo más conveniente. En el mercado encontrarán las siguientes variaciones:

  • Boilers comerciales a gas. Ayuda a calentar el agua mediante la combustión de gases, ya sean propano, butano o gas natural. Son una excelente opción para usos comerciales que poseen altas demandas en períodos cortos como escuelas y hoteles.
  • Calentadores de agua con bomba de calor. Utiliza electricidad para capturar el aire caliente en las instalaciones y utilizarlo para calentar el líquido en vez de producir calor de manera directa. Este tipo específico funciona bien en zonas con equipos que tienden a calentarse como hornos u otros que generan aire caliente como subproducto. Las bombas de calor son también útiles en lugares con climas cálidos como nuestro país, lo que las vuelve en equipos con un alto valor de coeficiente de rendimiento (COP).
  • Calentadores solares. Si lo que buscan es rentabilidad sin tener que gastar demasiado en electricidad o gas, consideren la tecnología solar. Pueden escoger entre un sistema de calentamiento activo, que integra bombas de control y circulación, o sistema pasivo, que no posee las bomba, pero es más asequible. Si bien es útil, no se recomienda para aplicaciones donde se requiere agua caliente continua y a temperaturas muy altas.
  • Calentadores instantáneos. Pueden ahorrar energía con ellos, ya que calienten únicamente el agua en el punto donde se instalen, además, ofrecen suministro caliente en cuestión de segundos, lo que es imposible con los tipos anteriores. Se recomienda para negocios con espacio limitado y necesidades simples de agua. Es importante que se informen bien antes de comprar un calentador instantáneo.

Aplicaciones

Los boilers industriales son muy semejantes a los modelos usados para aplicaciones domésticas, sin embargo, se diferencian principalmente por sus dimensiones, ya que los primeros son más grandes, por lo que su capacidad de calentar agua no solo es suficiente para hogares, también para hospitales, hoteles, naves industriales, centros comerciales, entre otros. Mencionaremos, a continuación, algunas de sus aplicaciones para que determinen si son las más convenientes.

Lavanderías y empresas de textiles

Como sabrán, es más sencillo quitar la suciedad y mancha de varios textiles cuando el agua usada para lavar está caliente. Las lavadoras domésticas también pueden funcionar con agua caliente, sin embargo, no es eficiente cuando se trata de lavar textiles grandes y procesados. En las lavanderías y empresas se utiliza vapor generado por los calentadores para procesos como limpieza, prensado, uso del mangle, planchado o acabado.

Industria alimentaria

Se trata quizá de la aplicación más común. En muchos casos los alimentos tienen que ser hervidos o calentados mientras son procesados para asegurar la inocuidad y prepararlos. Un buen ejemplo es el procesamiento de las papas.

Cervecerías

Los amantes de la cerveza saben que un buen ejemplar se compone de malta, agua y lúpulo, sin embargo, antes de disfrutarla se requiere un proceso de elaboración completo. La malta debe molerse en trozos grandes y mezclarse con agua, lo que es llamado maceración. El resultado debe calentarse con temperaturas variadas y alrededor de dos a cuatro horas. El portador de calor que se usa normalmente para ello es el vapor que se produce previamente con los calentadores industriales.

Se añaden después lúpulos y se deja enfriar la mezcla; posteriormente se agrega levadura para dar paso a la fermentación y lograr que la cerveza obtenga el efecto deseado. Según el tipo de cerveza, tiene que dejarse madurar alrededor de tres meses para que pueda llenarse en las botellas. Después de que las cervezas son disfrutadas por los consumidores y se vacían, normalmente regresan a la fábrica para ser rellenadas, sin embargo, tienen que limpiarse antes. Para ello se requiere nuevamente el vapor del agua que proporcionan los calentadores.

Materiales de construcción

Se requieren grandes cantidades de agua caliente para producir ladrillos moldeados. Los materiales básicos como arena, cal y agua, son mezclados y prensados con compuestos de piedra relativamente sueltos. Las piedras son después transportadas y colocadas en un recipiente grande a presión que después se cierra para inyectar vapor. Las piedras tienen que endurecerse a una temperatura de 200 °C y una presión 16 bar por un lapso para posteriormente retirarse como piedras acabadas. Sin este sofisticado proceso muchos de nuestros edificios serían inestables.

Rehabilitación de tuberías de alcantarillado

Las fugas de drenaje son un problema que puede resolverse con ayuda de los calentadores y excavaciones en las tuberías subterráneas o con tuberías de rehabilitación. Se trata de mangueras sobredimensionadas, que se insertan en las tuberías sin requerir excavaciones y posteriormente son infladas con vapor. La manguera de plástico se adhiere a la tubería de alcantarillado con la aplicación de temperatura y presión para que pueda utilizarse durante muchos años.

Otras industrias en las que es común el uso de boilers industriales son las siguientes: agricultura, industria de alimentos para animales, panaderías, industria automotriz, fábricas de cerámica, queserías, lecherías, plantas de teñido, industrias eléctricas y químicas, destilerías, fábricas de envasados, procesadoras de frutas, invernaderos, hospitales, industria de papel y farmacéutica, fábricas de plásticos, talleres metalúrgicos, refinerías, oficinas de impresión, mataderos, hilanderías, fábrica de tabacos, vulcanizadoras, tratadoras e incineradoras de residuos, fábricas de neumáticos, zapateras, procesadoras de muebles, entre otros.

Si su negocio o fábrica necesita un equipo de gran calidad les recomendamos los calentadores de la marca Rheem para gas LP que ponemos a su alcance. Contamos con una gran variedad de marcas y modelos que satisfarán sus requerimientos. Para más información marquen (800) 942 6835 o visiten nuestras sucursales en Monterrey, CDMX, Cancún, Guadalajara o Tijuana.