Conozcan el funcionamiento de los termotanques comerciales Rheem

boiler

Rheem es una de las marcas de calentadores de agua más famosas, y ampliamente recomendada por las excelentes características de sus productos, por ejemplo, sus sistemas de seguridad de alta eficiencia para la prevención de accidentes y la calidad de sus materiales de confección, lo que convierte a su larga línea de calentadores en unidades duraderas y ahorradoras de energía.

Rheem, con más de ocho décadas en el mercado, se ha convertido en sinónimo de confiabilidad, confort, calidad y efectividad, por lo que hemos incluido muchos de sus productos en nuestro catálogo, con el fin de ofrecer solo lo mejor a nuestros clientes, entre los que destacan los termotanques para uso comercial por las diversas ventajas que ofrecen y singular funcionamiento.

¿En qué consisten los termotanques Rheem?

En muchos comercios e instalaciones amplias, uno de los principales responsables de que el agua caliente fluya con naturalidad es el termotanque. El diseño de este tipo de calentador de agua se basa en un sencillo pero eficaz principio de operación, con el cual puede proveer de agua caliente en abundantes cantidades para los consumos comerciales. Los que provee Rheem presentan algunas peculiaridades que pueden aprovecharse para un uso óptimo, por lo que interiorizar en su funcionamiento permitirá a sus usuarios conocer el porqué de su gran rendimiento y larga vida útil.

Los termotanques de Rheem, presentan diseños verticales y se utilizan en una gran variedad de aplicaciones en las que es necesaria la generación de altas cantidades de agua caliente y potable en breves periodos de tiempo. Ofrecen la flexibilidad necesaria para satisfacer los requerimientos comerciales, además, pueden brindar el 80% de su capacidad sin que haya apreciables disminuciones de la temperatura en usos individuales. Pueden usarse en residencias en serie, edificios de oficinas, condominios, gimnasios, plazas comerciales, naves industriales, etcétera.

Cuenta con excelentes características entre las que destacan las siguientes:

  • Larga vida útil. Presenta una formulación única del acero con esmalte de porcelana de alta temperatura, que permite aumentar su resistencia a la corrosión, lo que da como resultado un diseño superior en comparación con unidades de otras marcas. Destacan también sus ánodos de magnesio de gran resistencia que amplía su vida útil. Cabe añadir la importancia de aprender a darle mantenimiento para prolongar aún más su vida estimada.
  • Destaca por poseer dos pulgadas de aislamiento de espuma rígida de poliuretano, lo que brinda óptimo aislamiento y menores costos operativos.
  • Algunos modelos como el ST80 y ST120, a diferencia de los tanques de almacenamiento, pueden pasar por una abertura de 75 cm, mientras que otros como el ST175 requiere menos de 80 cm.

¿Qué sucede en un termotanque?

Los termotanques, consisten en calentadores capaces de contener agua en grandes cantidades y con capacidad para poder calentarla de forma homogénea para su uso, sin pérdidas considerables de calor. Una manera de abordar esta situación es asimilarla con la de un ejemplo bastante conocido, como calentar una olla con líquido sobre una estufa.

El llenado de la olla se realiza en forma manual y se añade calor a través de la hornalla. Una parte del calor es transferida por el fondo de la olla y otra se pierde en el medio lo que hace que este proceso sea muy ineficiente. En el termotanque se usa un principio de funcionamiento similar para obtener agua caliente, pero sin pérdidas de calor gracias a su aislamiento, además, cuenta con un óptimo sistema de llenado y distribución de líquido automático.

Se compone de un tanque interno, el cual está conformado por una envoltura de chapa y dos tapas soldadas de forma eléctrica. Hay en su interior un recubrimiento de esmalte porcelanizado bicapa, que lo protege de la corrosión, la cual debe evitarse a toda costa, ya que puede provocar fugas en el tanque. Su tapa y fondo poseen formas convexas, lo que proporciona un mejor aprovechamiento de los gases de combustión y mayor resistencia a la presión. Cuenta en el fondo con una forma envolvente, que conforma la cámara de combustión sumergida y que le ofrece una mayor eficiencia.

Dispone de un ánodo de magnesio, cuya función es proteger la chapa ante una improbable falla del enlozado. El quemador junto con su piloto analizador, brindan el calor requerido para elevar la temperatura del agua, asimismo, su ubicación en el centro de la cámara de combustión sumergida mejora el proceso de transferencia. Integra una pantalla reflectiva, la cual ayuda a contener el calor en el interior de la cámara de combustión, lo que minimiza considerablemente las pérdidas.

Se presentan gases quemados durante el funcionamiento de este tipo de calentadores, sin embargo, el sistema los evacua a través de un tubo central. El tubo de bajada, durante la instalación, debe conectarse a la red de agua para permitir el ingreso de esta desde el fondo del tanque interno hasta finalizar su carga. Los termotanques poseen una válvula termostática, que, por medio de su sensor de pozo térmico, determina la activación del quemador para el calentamiento del líquido.

Los gases de combustión se encargan de transmitir calor, desde el fondo y el tubo central, al agua que el tanque contiene. Un elemento que permite un mayor aprovechamiento de estos es la placa deflectora que retarda la salida del líquido. El agua caliente por diferencia de densidad se acumula en la parte superior del tanque, y cuando la totalidad del líquido contenido llega la temperatura predeterminada, el termostato desactiva el quemador.

La apertura de cualquier llave conectada a la red permite la salida de agua caliente por la parte superior y el ingreso de agua fría por la parte inferior. El quemador se activará nuevamente cuando el termostato lo indique. Es posible que haya algunas dilataciones en el interior del termotanque, las cuales son causadas por la presión interna. La válvula de seguridad que integra permite aliviar las presiones, lo que evita cualquier proceso de deformación de la unidad.

En su parte inferior cuenta con una llave de purga para que los usuarios realicen las tareas de vaciado y mantenimiento. El termotanque, con la finalidad de conservar el calor del agua, es revestido con una espuma de poliuretano expandido, la cual posee un poder aislante dos veces y media superior a la lana de vidrio que se usa comúnmente en unidades similares. Por último, una cubierta protectora reviste todos sus componentes para evitar que se dañen antes las condiciones exteriores. Es importante que eviten algunos errores comunes al realizar un remplazo y aprovechar al máximo sus beneficios.

Si este novedoso sistema de calentamiento de la marca Rheem es de su interés, adquieran una unidad nueva y con garantía con los expertos de H2O TEK. Contamos con diversos modelos por lo que seguramente encontrarán uno que se adecue a sus requerimientos y presupuesto. Para más información, marquen al teléfono (800) 9H2O TEK (800 942 6835) o visiten nuestras sucursales en Monterrey, CDMX, Cancún, Guadalajara o Tijuana.