Cómo preparar el boiler solar para el invierno y días fríos

boiler solar

La importancia del bombeo y circulación de agua caliente en el calentador solar

Cuando se acercan los meses invernales de diciembre, desde antes, se pueden percibir esas brisas frescas, preludio del frío que se sentirá. Muchas veces nos han dicho que procrastinar es malo, y vaya que sí. No se suele tener mucha preparación de nuestras cosas cuando se acercan ciertas épocas, y los calentadores solares, calefacción, entre otros, no son la excepción.

Todos hemos pensado o tratado de encontrar formas de poder ahorrar dinero o gas en el uso de nuestros aparatos domésticos, y más cuando se acercan temporadas frías, donde en definitiva, usamos aún más nuestros calentadores y similares.

Si solo contamos con un calentador de agua convencional, tal vez sea momento de empezar a pensar en otras tecnologías, o más bien, ecotecnologías, como los llaman muchos. Hay personas, que cuentan con un boiler con piloto exclusivo para gas natural, lo cual hace la llama muy potente, a tal grado de que gasta más gas natural, que un calentador con piloto de gas lp. Se podría decir que en cierta forma, también genera un ahorro bimestral o trimestral de gas, considerando que muchas veces no es necesario prender el piloto a todo lo que da, sin embargo, eso cambia en temporadas de frío, porque el gasto podría ser igual o más cuando el piloto está en stand-by, y además, tendríamos que prender el calentador a su máximo cuando los días son más fríos, y sobre todo en las mañanas, antes de ir a la escuela o al trabajo.

Mejorar el rendimiento del boiler solar

La eficiencia del calentador solar, depende de varios factores, entre los que se encuentra el bombeo y la misma circulación del agua. Hay que tener cuidado con la cuestión del bombeo, porque cuando la bomba está en funcionamiento, y el tanque se mantiene muy caliente, podría significar alguna posible obstrucción, por suciedad interna, en ese sentido, siempre hay que pensar en refrigerar las placas del colector solar.

Cuando notamos que el agua está saliendo más fría de lo normal, o que esa no debería ser la temperatura, podríamos considerar que hay algún problema con la circulación del agua en el calentador solar. Si por alguna razón, tal circulación del agua es muy rápida, no sería raro que el mismo líquido obtenga muy poco calor, por su rápida permanencia en el colector, o por su súbita circulación por los tubos, no dando tiempo a extraer el calor suficiente.

Los flujos de agua dentro del boiler solar son una preocupación que todos los poseedores de tal tecnología deberían de tener, y es que, tal vez no parezca significativo, pero la realidad es que la diferenciación podría ser de un rango de hasta 10 grados Celsius, rangos que estarían fuera de lo normal en el calentamiento del agua de un colector como tal.

Existen dos tipos de ineficiencias en el boiler solar. La primera es por la lenta circulación del agua. Esto se puede comprobar muy fácil al tocar el colector, y darnos cuenta que no baja su temperatura, dándonos como parámetro, que el calentamiento por parte del sol es más rápido que la refrigeración. Esto puede ser señal de que pudiera haber una suciedad en el tanque, que eventualmente, podría desencadenar una ineficiencia energética, o descompostura por dicha suciedad.

La segunda, ineficiencia por muy rápida circulación del agua. Por este problema, el calentamiento el agua no será efectiva, y claramente es muy malo para el sistema, porque habrán fricciones que desgastarán poco a poco los materiales del calentador solar, además,     la bomba se forzará de más, haciendo un bombeo muy inadecuado, que solo hará gastar energía, sin conseguir el agua caliente que precisamos.

Hay que tener en cuenta estos y otros aspectos más, para que nuestro boiler solar trabaje de forma eficiente durante todo el año, y eso incluye obviamente al invierno y sus aires fríos. Ten en cuenta su constante limpieza y sus periodos de mantenimiento.