¿Cómo opera un termotanque de gas de Rheem y dónde debe colocarse?

rheem

Si planean comprar un calentador de gas, es importante que conozcan los detalles generales del sistema para garantizar un uso adecuado. Son dos los tipos disponibles: eléctricos y de gas. Los últimos son bastante solicitados, pese a su antigüedad, además funcionan muy bien si son de marcas reconocidas, como Rheem. En caso de que se inclinen por un termotanque de gas de Rheem, es importante que conozcan cómo funcionan y cuál es el mejor sitio para colocarlos.

Componentes del termotanque de gas

Para entender cómo funciona este ventajoso calentador de agua, es importante conocer los componentes involucrados en el proceso. El equipo de Rheem opera con gas, por lo que incluye componentes que no están presentes en los modelos eléctricos. Los más notables, son los siguientes:

Quemador

El quemador de este tipo de calentador de gas permite que, mediante la mezcla de aire y gas, se genere una llama y se mantenga hasta que el agua alcance la temperatura establecida en la perilla del termostato.

Depósito

Reciben también el nombre del tanque y en él se almacena el líquido hasta que sea demandado. Se recubre con materiales aislantes, como esmalte porcelanizado, que puede ser o no cristalino. Gracias a ello, el agua presentará una pérdida de temperatura más lenta, lo que es eficientemente energético y evita altos costos de gas, reencendidos y excesivas emisiones derivadas de la combustión.

Termostato

Está diseñado para ordenar el encendido y el reencendido cuando el agua pierde la temperatura a la que se programó. Debe considerarse como una pieza compuesta, pues integra la perilla de control y dos conductos terminados: la termocupla (cuya función es detectar la llama) y el piloto (que mantiene una pequeña llama para que sea prendido el quemador).

¿Cómo funciona el termotanque de gas?

El funcionamiento del calentador de gas abarca tres etapas:

Encendido

Para iniciar, la perilla del termostato es colocada en posición piloto, después, se aprieta el botón para que permita el paso del gas. En el pasado, tenía que acercarse una fuente de llama al piloto, pero los modelos de Rheem modernos integran un encendedor piezoeléctrico con un botón rojo, que debe presionarse para iniciar el fuego. El botón que abre el paso del gas debe mantenerse durante 30 segundos hasta que la termocupla se caliente. Después, debe soltarse y observar que el piloto no se apague.

Calentamiento

Una vez que el piloto esté activado y estable, la perilla se mueve hasta la temperatura requerida para el agua. De manera automática, se encenderá el quemador, lo que iniciará con la transmisión de calor. Al calentarse el agua, será conservada en el depósito hasta que sea demandada.

Conservación

Mientras la llama del piloto permanezca prendida, el termostato mantendrá la temperatura programada para el líquido. El quemador se apaga cuando la temperatura llega al nivel establecido. Si se presenta la pérdida de temperatura, prenderá nuevamente el quemador. El proceso se repite una y otra vez mientras la perilla se mantiene en piloto.

¿Dónde debe instalarse?

Es necesario que la instalación de calentadores sea realizada por expertos. Lo mismo aplica para los termotanques de gas de Rheem. Para lograr una implementación exitosa, suelen considerar los siguientes puntos:

  • Los modelos que no fueron diseñados para funcionar en exteriores son colocados bajo techo y aislados de varios factores, como humedad, viento y lluvia.
  • Se disponen en habitaciones con óptima ventilación. Utilizan tecnologías no estancas o atmosféricas, lo que significa que la cámara de combustión no se encuentra aislada de la habitación donde se instaló el equipo.
  • Son colocados a la menor distancia posible con respecto a los puntos de líquido caliente en el inmueble, de esta manera, se evita la disipación y pérdida de calor.
  • Los termotanques necesitan purgarse regularmente, por tal motivo, son colocados en zonas cercanas al desagüe. Esto ayuda también a dirigir los vapores calientes de la válvula de alivio hacia el desagüe.

Vida útil

Cabe añadir algunos datos sobre su vida útil. Comúnmente, duran entre 15 y 20 años, sin embargo, su duración depende de varios factores, como:

  • El mantenimiento dado a estos calentadores de gas.
  • La marca y modelo.
  • La sustitución oportuna de los componentes dañados.
  • El periodo de purga del depósito.
  • Las condiciones operativas, por ejemplo, el nivel de estrés al que es sometido. Los factores que aportan mayor estrés son colocarlo en la intemperie y proporcionar servicio a más personas de las consideradas en su capacidad.

En caso de que necesiten un calentador de Rheem que funcione con gas, acérquense a H2OTEK. Tenemos varios modelos, por ejemplo, ST120(A) con aislamiento térmico de poliuretano y capacidad de 435 litros. Si desean más información sobre este u otros productos, como el calentador de agua industrial, completen el formulario o marquen a la línea gratuita 800 9 H2O TEK (800 942 6835).