Cómo lograr la eficiencia con un calefactor para su negocio

deshumidificadores

Si operan en algún lugar alto o alejado donde la calidez primaveral aún no llega, probablemente necesiten un calefactor. Algunos necesitan usarlo muy seguido, lo que implica altos costos. Afortunadamente, hay algunas medidas para lograr la eficiencia, que tiene considerables impactos ambientales. Es importante considerar el principio de eficiencia energética, lo que significa usar bien la energía o menos cantidades para efectuar más procesos, como calentar un negocio.

Mantener una temperatura constante

Aumentar al máximo el nivel de temperatura de los distintos métodos de calefacción para calentar las instalaciones de forma rápida y disminuirla después hasta agotar el calor implica costos considerables. Muchos creen que usar la temperatura más alta en un tiempo conlleva ahorros, no obstante estos «golpes de calor» incrementan el consumo.

Consideren que la mejor temperatura para calentar un sitio de forma constante se encuentre entre 19 y 21 °C. El incremento de 1 °C sobre este rango supone un aumento del consumo en un 7%. Si usan la calefacción durante la noche, se recomienda mantener la temperatura entre 15 y 17 °C.

Aprovechar las horas de luz

Si en la zona donde operan hay al menos un poco de calor natural, recomendamos levantar las persianas y cortinas y bajarlas cuando caiga el atardecer. De esta manera, no necesitarán usar el calefactor durante el día o configurado a temperaturas altas y mantendrán el calor acumulado hasta el anochecer.

Revisar fugas potenciales

Antes de ajustar la temperatura del calefactor, revisen si hay escapes en las ventanas, rejillas o bajo las puertas. En caso de encontrar algunos, séllenlas con silicona, masilla o cinta aislante. De esta manera, evitarán la pérdida de temperatura y los calefactores no necesitarán operar demasiado para mantener agradable el entorno. Recuerden también dar un buen mantenimiento al calefactor para cuidar su salud y garantizar la vida útil del sistema.

Instalar un termostato

Se recomiendan los termostatos ambientales, especialmente los que son programables. Su función es medir la temperatura de la instalación y transmitir la información a las calderas para que se detengan o arranquen. Se establece así la temperatura requerida en cada momento. Para garantizar una medición certera de la temperatura, coloque el termostato a metro y medio del piso. No lo instales cerca de zonas con altas corrientes de aire.

Regular la calefacción según sus horarios

Si ocupan poco las instalaciones para calentar, programen el calefactor una hora antes. De esta manera, tendrán la temperatura requerida al entrar. Eviten también aclimatar un espacio que no usen demasiado y mantengan las puertas cerradas. Pueden usar también un abrigo para no elevar tanto la temperatura.

Usar aislamiento térmico en paredes, techos y pisos

Para el piso, pueden utilizar aislantes externos, como alfombras, que evitarán la pérdida de calor. Los aislantes interiores, como los que se colocan en los zócalos, son recomendados para paredes y ayudan a mantener una óptima sensación térmica. Para las ventanas, utilicen cristalería doble, que ayuda a mantener el calor. Influyen también las maderas usadas para fabricar los marcos de las ventanas. Recuerden también dar un buen mantenimiento al calefactor para cuidar su salud y garantizar la vida útil del sistema.

No tapar radiadores

Muchas personas tienen el hábito de tapar los radiadores con trapos mojados u otros elementos, ya que piensan que la aplicación directa de calor los secará rápidamente. En realidad, al taparlos hacen que la calefacción realice un esfuerzo mayor, lo que implica mayor consumo de energía para proporcionar la temperatura pre asignada. Esto se asemeja mucho al hecho de tener la calefacción encendida y las ventanas abiertas.

Además de estas estrategias, deben considerar cuál es el mejor sistema calefactor para su negocio, ya que, según la elección, ahorrarán más o menos. También apuesten por un sistema de aislamiento. Implica un costo inicial alto, no obstante lograrán ahorros de energía del 30% y recuperarán su inversión en pocos años.

Si consideran estas estrategias, que no requieren demasiado esfuerzo, ganarán en muchos aspectos. Notarán cómo sus facturas disminuyen considerablemente y, al controlar mejor su consumo, gastarán menos dinero y lograrán la eficiencia económica. Contribuirán también al ahorro de recursos naturales (hasta un 20%).

En H2O TEK encontrarán varios equipos calefactores de marca y alta calidad. Recomendamos el calefactor/calentador infrarrojo portátil de 115 V y una fase de la marca EBAC. El modelo QZC1500 es ideal para almacenes, laboratorios, construcciones, instalaciones de fabricación, salas de deportes, secado por daño de inundación, entre otras instalaciones. Ofrece calor direccional y virtualmente instantáneo, además es ligero y puede calentar personas y objetos que no airean.

El rango QZ no necesita oxígeno, por tal motivo, no necesita ventilación, además no genera gases de escape y evita acumulación de olores, humo o vapor de agua. El 90% de la energía usada la convierte en calor y no se desperdicia al aire circundante, por lo que es eficiente en comparación con calefactores convencionales. Si desean más información sobre este u otros productos, como los calentadores industriales, marquen al (800) 942 6835 o envíen un mensaje desde el formulario de nuestro sitio web.