Cómo evitar perder dinero en instrumentos musicales de madera con el uso del humidificador

humidificador

La importancia de controlar la humedad en almacenes de instrumentación musical de madera para conservar el sonido

Los instrumentos de cuerda y viento hechos especialmente de madera corren peligro de dañarse por inadecuadas condiciones de humedad cuando son almacenados en áreas no óptimas, pudiendo hacerte perder dinero de forma importante. Esto se puede evitar fácilmente, si somos lo suficientemente conscientes de adecuar el almacén de instrumentos por medio de un control de humedad y temperatura.

Los elementos primordiales de cualquier instrumento musical de calidad deben de contar con una excelente madera, barniz, cola y fieltro, esto para que el sonido sea de lo mejor. Para conservar dicha calidad de resonancia, es esencial que ciertos instrumentos con una madera especial, mantengan una determinada cantidad de humedad.

Por ello, es normal la instalación de un humidificador en los cuartos de almacenamiento de tales activos. Aunque también debería de instalarse un panel de control de humedad, para mantener en perfecta armonía dichos valores atmosféricos. Recordemos que después de todo, la madera es un elemento muy susceptible a las fluctuaciones climáticas tanto externas como internas. Hay que cuidar cualquier instrumento musical que esté fabricado con madera en su totalidad o de forma parcial. No por nada, en galerías de arte alrededor del mundo, es normal encontrar algún sistema de humidificación, para preservar adecuadamente los marcos de madera y otros objetos hechos con el mismo material.

Especialmente, las guitarras pueden ser más sensibles a los climas secos, a tal grado que se torcerán o curvarán sus encolados y caja de resonancia, perdiendo así la calidad del sonido que se desea expresar. De no corregir esto a tiempo, los daños serán peores aún, tales como fisuras y otras deformaciones en la madera, obligándonos a restaurarlas, costándonos una importante cantidad de dinero.

Ahora, también la temperatura sería un problema eventual, porque en estaciones climáticas, como la invernal, es normal que pongamos a funcionar la calefacción; esto acelerará el proceso de secamiento de un área interna, por ello, el funcionamiento del humidificador se vuelve preponderante. Por otro lado, se recomienda adquirir un sistema de aire acondicionado de calidad, como algún Mini Split Inverter, que se encargue de mantener un microclima en perfectas condiciones, sin la necesidad de calentar solo por calentar una habitación, como lo haría cualquier sistema de climatización convencional y de baja calidad.

Importancia de controlar la humedad en instrumentos de ébano y abeto

Como todo en la vida, los excesos son malos, y eso no excluye a los instrumentos de madera como ébano, abeto e incluso arce. Es decir, tanto la ausencia de humedad, como el exceso, pueden ser perjudiciales para los arcos y juntas de los elementos instrumentales.

La humedad ideal para los cuartos de almacenamiento de instrumentos musicales de madera, debe estar entre el 40% y 55%. Fuera de tales parámetros, tendremos por seguro problemas con los activos musicales.

Es preponderante instalar un humidificador y deshumidificador en dichas áreas, y no solo eso, también un graficador de humedad, para tener siempre los valores presentes, y así, hacer ajustes manuales o automáticos de los sistemas de humidificación o des-humidificación, según sea el caso.

Como dato clave, es aún más importante tener cuidado con los nuevos instrumentos de cuerda o viento, y es que a comparación de los antiguos instrumentales, los más nuevos tienden a ser más sensibles, ya que la madera conforme pasa el tiempo, se cristaliza y tiende a perder su característica higroscopicidad (agua).

Recuerda, cuanto más humedad percibe el instrumento, el sonido será menos claro, no se alcanzará a percibir, esto porque la estructura de la madera se ablanda; sin embargo este no es el mayor problema. Por el contrario, cuando hay una sequedad en el ambiente en el almacén, digamos, unos valores de saturación por debajo del 25%, entonces la madera perderá su humedad interna, lo cual creará tensiones, encogimiento, para después culminar en grietas y roturas, dejándola completamente inservible.