Cómo eliminar y evitar el moho de humedad en los colchones de las camas

deshumidificador

Uso de deshumidificador para controlar los altos niveles de saturación en la casa

Cuando hay importantes niveles de humedad en el hogar u oficina, el hongo o moho que produce esta, invariablemente convivirá con nosotros y nuestros seres queridos. Por ello es muy importante mantener la saturación controlada, que con una adecuada limpieza de hogar, lograremos un ambiente sano para todas las personas que habitan en tales recintos. No es raro que cada vez más, las casas o edificios en general cuenten con dispositivos deshumidificadores caseros o incluso industriales, para mantener un control preciso de los niveles de humedad que pudieran aparecer.

Si por algún motivo, el colchón de tu cama se ha mojado y este no se ha secado durante un periodo de 48 horas, es posible que estés tratando con un problema de desarrollo del moho; tú lo podrías descubrir con el solo hecho de percibir un ligero aroma a humedad en dicha área. De ser así, tendrás que hacer algo de forma inmediata, y si el problema es solo superficial, con una solución en spray podría ser más que suficiente.

¿Qué es lo que se requerirá para limpiar de moho el colchón afectado?

Lo que vamos a necesitar será una esponja, alcohol puro, algún paño suave, un dispositivo ventilador y un desinfectante en aerosol. Ya que tengamos esos ítems, ahora procederemos a hacer la limpieza.

Proceso para limpia de colchón y eliminación de rastros de moho por humedad

Primero en una cubeta o recipiente de plástico, habrá que verter una taza de agua tibia, y otra taza de alcohol puro, y hacer que ambas se mezclen a la perfección. Posteriormente emplearemos el paño y lo sumergiremos en tal solución, ya una vez que esté bien empapado, exprimiremos dicho paño para deshacernos del exceso de solución.

Ahora, con ese trapo húmedo, procederemos a limpiar a conciencia el área afectada del colchón. Los frotamientos deberán ser en forma circular, con paciencia y dedicación, solo así nos aseguraremos de quitar correctamente esas molestas manchas.

En este paso ya se tendría que tener certeza de la eliminación de las manchas, de ser así, ahora procederemos a utilizar la esponja, que previamente humedecida en agua normal, la pasaremos por las áreas del colchón y remover cualquier indicio de solución, esto es para enjuagar.

Ya casi finalizamos, y lo que recomendamos en este punto es emplear ventilación natural o artificial para remover toda humedad presente de la solución y de las remanencias de moho que pudiera haber. Lo mejor es sacar el colchón al patio o al jardín, para que el aire natural circule a través del mismo; asimismo, los rayos del sol son de mucha utilidad para erradicar la humedad y los olores que provoca esta. Si no es posible sacar el colchón, entonces tendrás que usar el ventilador mecánico para secar completamente. También podemos colocar algún deshumidificador cerca de la cama, o incluso en aquellas áreas que consideremos esenciales para evitar saturaciones de humedad.

Para finalizar, en el mismo exterior de la casa, podrías rociar un desinfectante especial sobre la cama, con el objetivo de que tal solución elimine el más mínimo resto de espora de moho que pudiera haber sobrevivido. Solo asegúrate de no mojar demasiado el colchón, y antes de meterlo y colocarle las sábanas, debes tener la seguridad de que esté completamente seco.

Nota: si la solución en alcohol te parece demasiado agresiva con los colores o la tela de tu colchón, entonces mejor frota la cara oculta del cochón, o en su defecto, emplea una solución más suave. Si notas que el colchón no tiene remedio y sigue oliendo a humedad y con presencia de moho en su superficie, lo mejor será reemplazarlo.

Recuerda que el dispositivo deshumidificador es esencial para cada rincón de la casa, solo así podremos controlas los altos niveles de humedad y sus hongos, provocadores de alergias y enfermedades crónicas respiratorias como el asma.