¿Calefactores por convección o infrarrojos?

calefaccion

Hay muchas preguntas que las personas se hacen antes de comprar un calefactor, por ejemplo: ¿son mejores las unidades de gas o eléctricas?, ¿qué tipos existen?, ¿cuál es el ejemplar más eficiente energéticamente? Aquí, trataremos la segunda pregunta, es decir, los tipos existentes. Nos enfocaremos en dos, que son los más demandados en el mercado: infrarrojos y por convección. Mencionaremos sus diferencias, funcionamiento, entre otros aspectos para que comparen y elijan el más conveniente.

Calefacción por infrarrojos

Entre los aspectos que deben conocer sobre el calefactor infrarrojo es que se basa en el calor por emisión de rayos infrarrojos.  El sistema no calienta el aire de una estancia, sino la materia en ella. Su instalación no supone un problema, ya que solo se necesita del anclaje de emisores de los rayos. Los sitios recomendados para instalarlo son el techo y la pared. Su funcionamiento es eléctrico y destacan por ser altamente eficientes, además pueden colocarse tanto en interiores como en exteriores.

Hay dos tipos de ondas emitidas por el calefactor infrarrojo y cada una se recomienda para aplicaciones específicas:

  • Onda larga. Calientan de forma gradual y requieren poca energía para ello. Comúnmente, se instalan en zonas donde debe repartirse la calefacción. Es importante que se instalen adecuadamente y bajo la asesoría de expertos, ya que, de lo contrario, no calentarán bien.
  • Onda corta. Ofrecen calentamiento de temperaturas más altas y emiten luz. Los expertos la recomiendan en ambientes industriales, estancias donde la calefacción tiene que repartirse y áreas donde se necesita calefacción inmediata, por ejemplo, en baño. Emiten calor de forma directa y debe usarse adecuadamente, debido a que la onda corta acelera el envejecimiento de la piel.

El calefactor infrarrojo ofrece varias ventajas, como:

Fácil instalación

Necesitan solo una toma de corriente y colocar el sistema, si es fijo. Hay también modelos portátiles de buena potencia. Se recomienda en techos y paredes para que funjan como conductores de calor.

Eficiencia energética

Disminuyen considerablemente el consumo energético, debido a que el calentamiento es más lento.

Silencioso

No contamina acústicamente, ya que no posee partes móviles.

Seguro

No necesitan gases que sean peligrosos y no elevan la temperatura a niveles de riesgo que puedan causar un incendio.

Calefacción por convección

Se trata de uno de los tres métodos de transferencia de calor y se distingue por su producción mediante un fluido, ya sea gas o líquido. El fluido transfiere el calor entre áreas con distintas temperaturas y, a diferencia de la calefacción por infrarrojos, calienta el aire en torno al objeto que emite calor. Posteriormente, el ambiente se calienta, ya que el aire circula de forma natural.

Los flujos de aire creados con la calefacción por convección hacen que se extraiga calor de las paredes, objetos y personas, por tal motivo, se necesita de un mayor funcionamiento para producir la sensación de calor. Esto hace que consuman más energía, aunque son una buena opción para grandes entornos.

Los sistemas de convección integran unas resistencias que, cuando se conectan a la fuente de energía, calientan el aire que pasa a través de ellas y lo liberan al exterior. No necesitan un ventilador para que el aire pase por el sistema, lo que genera menores pérdidas de calor. Entre las ventajas que ofrecen, destacan:

Calor envolvente

El calor parece que envuelve a los residentes, debido a los convectores y al flujo ascendente del aire cuando se calienta.

Silencioso

Al no contar con ventiladores, no generan ruidos molestos.

Seguro

No emiten residuos nocivos, como hollín o monóxido de carbono.

Fácil instalación

No necesitan de obra para instalarse. Pueden colocarse en paredes e, incluso, hay ejemplares con patas. Lo único que necesitan es un enchufe.

Eficiencia

Emiten todo el calor que producen y pueden estabilizarse con un bajo consumo, gracias a los convectores que operan con termostatos y determinan temperaturas específicas.

¿Cuál elegir?

Con lo mencionado hasta aquí, podrán elegir el mejor sistema de calefacción para su hogar o negocio. Si aún tienen dudas y desean una sugerencia, les recomendamos los calefactores infrarrojos, ya que usan 80% menos de electricidad para calentar objetos, personas y las paredes de las habitaciones. Calientan pisos y paredes de forma directa, debido a la forma en que operan. Al calentarse esas superficies, el calor es transferido al aire.

Si no saben qué modelo elegir, les recomendamos el QZC1500. Los calentadores de este modelo son ideales para instalarse en almacenes, laboratorios, zonas de fabricación, construcciones, áreas públicas, salas de deportes, zonas dañadas por inundaciones, áreas de horticultura, entre otros. El calor que proporcionan es direccional y virtualmente instantáneo. No necesitan aire para calentar objetos y personas, además son ligeros y portátiles, pero robustos.

Están disponibles con lámparas halógenas de cuarzo o una placa calefactora de cerámica. Es una excelente herramienta para calentar zonas específicas mientras las personas trabajan o para secar paredes recién pintadas. Aproximadamente, el 90% de la energía usada es convertida en calor utilizable y dirigido a las superficies. No desperdicia calor al aire circundante, como ocurre con calentadores convencionales. Si desean conocer más detalles, contáctennos. Marquen al 800 9 H2O TEK (800 9426 835).