Beneficios prácticos y económicos del boiler de agua comercial-industrial con componentes excepcionales

boiler

Las necesidades comerciales e industriales por sistemas de calentamiento de agua, para aplicaciones de todo tipo, y además que proporcionen un ahorro energético e inteligencia en su funcionalidad, es cada vez más importante en un mercado competido.

Uno de los dispositivos que se debe elegir de forma adecuada, son los calentadores de agua para uso comercial e industrial. Estos sistemas deben proporcionar una capacidad energética para toda clase de trabajos y aplicaciones, pero con la dosificación en el gasto de electricidad. Dependiendo del tamaño de la empresa y sus operaciones, se pueden adquirir equipos desde los 400,000 BTU/h, hasta casi los 2’000,000 BTU/h. La elección radica en el tamaño y frecuencia de la operatividad en la industria.

Los boiler de agua comercial-industrial, son ideales para autolavados u hoteles, que dependiendo de sus demandas operacionales, podrían necesitar de calentadores de agua para uso comercial e industrial de una determinada capacidad, de acuerdo a la afluencia de coches y las áreas de lavado que dispongan. Lo mismo para los hoteles, donde los cálculos se tendrían que hacer dependiendo del número de habitaciones, regaderas, grifos y cantidad de huéspedes por mes.

Estos sistemas deben estar con componentes básicos, como cabezales de bronce, cabezales de hierro fundido, intercambiadores de calor certificados, válvulas de alivio de presión, controles, sensores, acuastatos, transformadores, charolas de quemadores, etc. Pero a su vez, el boiler de agua comercial-industrial, puede poseer otros componentes opcionales, que los hacen diferentes a otros modelos, como: modalidades de apagado/encendido de hasta 4 etapas; dobles salidas para gases de combustión, sobre todo para equipos muy robustos o con alta potencia en BTU/h; extractores de combustión; selectores de presión alta y baja; intercambiadores de calor a base de cobre y níquel para aguantar las variadas durezas del agua; apagado por bajo nivel de agua en tanque de almacenamiento; sistema de alerta por si falla la flama.

Es fundamental elegir el calentador que tenga un desempeño ejemplar en cuanto a confiabilidad y eficiencia de operación. Que posea una estructura de acero que soporte la rudeza con la que tienen que operar, y que su sistema de ignición también sea confiable. Por otro lado, los componentes de la estructura metálica tienen que estar en calibre 16 o 18. Asimismo, hay que checar las garantías para ciertos componentes esenciales, como intercambiadores de calor ya sea para agua caliente sanitaria o uso de calefacción.

Todo boiler de agua residencial, comercial e industrial, debe contar con cualidades excepcionales, con componentes accesibles y fáciles de manejar durante un mantenimiento, como la charola de quemadores y los intercambiadores de calor deslizables. Los paneles externos con sus cubiertas deben ser flexibles, para que durante las inspecciones, sean fáciles de manipular; asimismo, facilitaría enormemente la tarea de reinstalar la cámara de combustión. A final de cuentas, lo que se busca en un calentador de agua comercial-industrial, es que sus componentes se remuevan sin necesidad de quitar la cubierta con su aislante, durante una inspección. Sobre todo en el sector industrial, esa clase de examinaciones tienen que realizarse con eficiencia en cuanto al tiempo, debido a las cargas de trabajo, que no sean más de quince minutos, y solo un buen sistema de caldeo práctico y funcional ofrece eso.

Ahora, también para que todo el sistema de boiler de agua comercial-industrial sea de calidad, habría que añadirle un buen tanque de almacenamiento, preferentemente del mismo modelo, marca o fabricante. Los galones que se precisan, ya sería dependiendo de las necesidades de almacenamiento de agua caliente, para el tipo de proceso que tiene cada empresa.

Recordando que lo mejor es que cuenten con componentes deslizables como intercambiadores y charolas, con controles frontales de 24 volts, aislantes que soporten un intenso calor con elementos cerámicos, componentes flexibles y manipulables, entre otros aspectos.