Beneficios de los ejercicios en piscina para mejorar la calidad osteomuscular y la salud de células nerviosas

piscina

De acuerdo a los institutos de adicciones como el Ministerio de Sanidad española, al igual que las diferentes asociaciones en el desarrollo de programas sociales, han establecido estudios importantes en cuanto al tratamiento de las drogodependencias y su relación con las actividades físico-deportivas, estudios que han sido divulgados para una comprensión detallada de la importancia, beneficios fisiológicos-sociales, perfiles técnicos y demás datos de relevancia que sirven para la población en general, y más para aquellos sectores más vulnerables, que difícilmente tienen acceso a este tipo de programas, con un desconocimiento casi absoluto.

Se ha demostrado que los ejercicios acuáticos en pileta son fundamentales, entre otros ejercicios, para tratamientos de las drogodependencias. Ahora veamos los beneficios en forma general, que implican estos ejercicios en todos, tanto personas sanas, como pacientes.

Beneficios osteomusculares de la natación en piscina y otros ejercicios

Habrá una calidad en la osificación en general. Esto significa que las células osteoblastos producirán nuevo material óseo. Lo mismo pasa con las fibras musculares, que serán capaces de incrementar su flexibilidad y resistencia. También hay que recordar a las articulaciones y sus cartílagos, los encargados de los movimientos naturales del exoesqueleto, mientras se evitan lesiones en dicha tarea.

Específicamente, la natación en alberca es excelente para el fortalecimiento de la espalda, ante posibles problemas que pudieran existir en la misma. Asimismo y de acuerdo a especialistas, se evitan las artrosis y la osteoporosis.

Beneficios cardiovasculares de la natación en piscina

Las claves para tener un corazón sano: buen volumen de las paredes y cavidades cardiacas, óptimo tamaño y elasticidad de las arterias, disminución de los capilares y una excelente tensión arterial.

El bombeo del corazón es vital para que la sangre llegue a todos los órganos con el esfuerzo pertinente que se requiere, sin forzarlo de más con altas frecuencias cardíacas, es decir, los latidos serán más eficaces y eficientes.

Además, afecciones coronarias, arterosclerosis y embolias, se verán con menos probabilidad de aparición en el sistema, en una persona que regularmente hace ejercicio, a otra que lleva una vida más sedentaria.

Beneficios de los ejercicios en piscina para pulmones y oxigenación del cuerpo

Para mejorar la capacidad pulmonar y el metabolismo del organismo, la natación en alberca es fundamental. Para empezar, los alveolos mejorarán en el intercambio de gases. Igualmente, el ritmo respiratorio se hace más eficiente, durante el ejercicio y en el mismo reposo; se nota una mejora en este aspecto al muy poco tiempo de haber empezado esta actividad.

Se dice que la bronquitis y el asma, serán muy evitables con esta clase de ejercicios. La persona asidua a la natación, notará en poco tiempo, un esfuerzo físico menor con una rápida recuperación y unos beneficios fisiológicos sustanciales.

Beneficios neurológicos y celulares de la natación en piscina

Las células nerviosas y neurotransmisoras son la clave para que el cerebro se mantenga sano. Al ejecutar ejercicios acuáticos en alberca o cualquier otra modalidad de ejercicio, las neuronas se seguirán reparando o regenerando; al menos actualmente, algunos científicos han afirmado que las neuronas se pueden regenerar, siempre y cuando haya una regularidad de ciertos hábitos saludables, como la sana alimentación y las actividades físicas y mentales.

Asimismo, habrá una evolución en la regulación nerviosa en la etapa de reposo y recuperación del ejercicio. Lo que también llevará a una calidad de sueño más satisfactoria y saludable, al regular los procesos de descanso.

El oxígeno que se genera a partir de los ejercicios, inciden directamente en las células y tejidos del cuerpo. Esto es muy importante para que órganos depuradores como riñones e hígado trabajen de forma adecuada; la acumulación de toxinas a lo largo del día se irá aglomerando, por lo que el ejercicio regular llevará a dichas sustancias de desecho a su salida natural.